edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
23/05/2012

La deuda hipotecaria tras la dación en pago se considera pérdida patrimonial y tributa por IRPF y no por Donaciones

Javier Ardalán
Hacienda aclara que en los casos de dación en pago de la vivienda al banco por el deudor hipotecario cuando el valor del inmueble sea inferior a la deuda pendiente, la pérdida patrimonial quedará sujeta al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y no al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Así, se indica en el Informe 1856-11, de 10 de mayo de 2012, que establece nuevo criterio de la Dirección General de Tributos (DGT).

De esta forma, se produce una única pérdida patrimonial para el contribuyente que entrega la vivienda, que se cuantifica considerando que se están permutando dos bienes o derechos (la vivienda y el préstamo), por la diferencia entre el valor de adquisición de la vivienda y el valor de mercado de la vivienda en el momento de la vivienda entregada.

Esta medida es complementaria y aclaratoria de la normativa que recoge medidas de auxilio para quienes tienen graves dificultades para pagar y el  código de buenas prácticas para apoyar la dación en pago, regulado por el  Real Decreto Ley 6/2012, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos. Las familias en riesgo de exclusión social pueden acogerse cuando las cuotas hipotecarias excedan un 60% de sus ingresos, todos los miembros de la unidad familiar estén en paro y se trate de la vivienda habitual.

Además, la vivienda objeto del embargo será la única propiedad del hipotecado y no podrá valer más de 200.000 euros en las ciudades de más de un millón de habitantes; 180.000 en las de más de 500.000 habitantes o integradas en áreas metropolitanas de municipios de más de 1.000.000 habitantes; ni 120.000 euros en las poblaciones de menos de 100.000.

De esta forma, una vivienda con un valor de adquisición de 100, que contó con una hipoteca inicial del100, pero que cuenta con un valor actual del inmueble de 70 y una hipoteca pendiente de 80, contará con una pérdida patrimonial del 20 por ciento, que deberá integrar en su base imponible del ahorro en la declaración del IRPF.

La conclusión de la DGT parte de la reciente incorporación a la Ley del IRPF de una nueva disposición adicional trigésima sexta, añadida por el artículo 10 del Real Decreto Ley 6/2012, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, que deja exenta la ganancia patrimonial generada por la dación en pago.

El citado artículo señala que está exenta de este Impuesto, por tanto, la ganancia patrimonial que se pudiera generar en los deudores con contratos de préstamo o crédito garantizados con hipoteca inmobiliaria cuyo deudor se encuentre situado en el umbral de exclusión y que estén vigentes a la fecha de su entrada en vigor, con ocasión de la dación en pago de su vivienda.

El nuevo criterio de Hacienda considera que el informe, es extensible a todos los supuestos de dación en pago de la vivienda para afrontar el préstamo hipotecario y no sólo a los incluidos en la disposición adicional (con ganancia patrimonial).

Para llegar a la dación en pago, en el caso de clientes de entidades financieras acogidas al código de buenas prácticas, deberá ser inviable la ampliación de hasta cuatro años del periodo de carencia en el pago del capital de la hipoteca o la ampliación hasta un máximo de 40 años la vida de la hipoteca, limitando los intereses moratorios y permitiendo una quita en el capital pendiente.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...