edición: 3098 , Lunes, 30 noviembre 2020
20/05/2014
LA OREJA DE LARRAZ

La duración máxima de un traslado de directivos y especialistas no comunitarios a la UE para la misma empresa será de tres años

Javier Ardalán

Dado que los traslados intraempresariales suponen una migración temporal, la duración máxima de un traslado a la Unión, incluida la movilidad entre Estados miembros, no deberá superar los tres años en lo que respecta a directivos y especialistas y un año en lo que respecta a los trabajadores en formación.

Después de estos periodos deberán regresar a un tercer país a no ser que obtengan un permiso de residencia por otro concepto, de conformidad con la legislación nacional o de la Unión Europea.

Así se establece en la  Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a las condiciones de entrada y residencia de nacionales de terceros países en el marco de traslados intraempresariales, que para garantizar el carácter temporal de un traslado dentro de la misma empresa y evitar abusos, los Estados miembros deberán exigir que transcurra un determinado periodo de tiempo entre el final de la duración máxima del traslado y otra solicitud relativa al mismo nacional de un país no comunitario, a efectos de la presente Directiva, en el mismo Estado miembro.

La duración máxima del traslado deberá incluir las duraciones acumuladas de los permisos de traslado dentro de la misma empresa expedidos consecutivamente, pero podrá efectuarse un traslado posterior a la Unión después de que el nacional de un país no comunitario haya dejado el territorio de un Estado miembro.

Los traslados intraempresariales de personal clave generan nuevas cualificaciones y conocimientos, innovación y mejores oportunidades económicas para las compañías de destino, haciendo avanzar así la economía basada en el conocimiento en la Unión, al tiempo que estimulan los flujos de inversión en toda la Unión.

Para garantizar que las capacidades de las personas desplazadas en un marco dentro de la misma empresa son las específicas de la entidad receptora, la persona desplazada deberá haber estado empleada por el mismo grupo de empresas al menos de tres a doce meses ininterrumpidos antes del traslado, en lo que respecta a los directivos y especialistas, y al menos de tres a seis meses ininterrumpidos, en lo que respecta a trabajadores en formación.

Por ello, como los traslados intraempresariales constituyen desplazamientos temporales, el solicitante deberá acreditar, dentro del contrato o de la carta de desplazamiento, que el nacional de un tercer país podrá ser trasladado de nuevo a una entidad perteneciente al mismo grupo y establecida en un tercer país al término de la misión. El solicitante deberá acreditar que el directivo o especialista nacional de un tercer país posee las cualificaciones profesionales y la experiencia profesional adecuada necesarias en la entidad receptora donde va a ser trasladado.
 
La presente Directiva establece un régimen específico de movilidad dentro de la UE por el cual se permite al titular de un permiso válido por traslado dentro de la misma empresa expedido por un Estado miembro, entrar, residir y trabajar en uno o más Estados miembros con arreglo a las disposiciones que rigen la movilidad de corta y larga duración.

La movilidad de corta duración debe incluir residencias en los Estados miembros distintas de la expedida por el Estado miembro como permiso por traslado dentro de la misma empresa por un periodo máximo de 90 días, mientras que la movilidad de larga duración incluirá residencias en los Estados miembros distintas de la expedida por el Estado miembro como permiso por traslado intraempresarial por más de 90 días.
Para evitar la elusión de la distinción entre movilidad de corta y de larga duración, una movilidad de corta duración en un determinado Estado miembro deberá limitarse a un máximo de 90 días dentro de cualquier período de 180 días, y no deberá ser posible presentar al mismo tiempo una comunicación de movilidad de corta duración y una solicitud de movilidad de larga duración.

Cuando la necesidad de movilidad de larga duración surja después de que haya comenzado la movilidad de corta duración por traslado dentro de la misma empresa, el segundo Estado miembro deberá poder requerir que la solicitud sea presentada al menos 20 días antes del final del período de movilidad de corta duración.

Los Estados miembros deberán prever sanciones efectivas, proporcionadas y disuasorias, por ejemplo sanciones pecuniarias, que se impondrían en caso de incumplimiento de las disposiciones de la presente Directiva. Las sanciones pueden imponerse a la entidad receptora establecida en el Estado miembro de que se trate.

El establecimiento de un procedimiento único que finalice en un único título que abarque tanto el permiso de residencia como el de trabajo («permiso único»), deberá contribuir a simplificar las normas actualmente aplicables en los Estados miembros.

Deberá ser posible establecer un procedimiento simplificado para las entidades o grupos de empresas que hayan sido reconocidos a tal fin. Conviene evaluar periódicamente dicho reconocimiento.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...