edición: 2595 , Miércoles, 14 noviembre 2018
12/09/2013
Más provisiones adicionales

La EBA no está segura de que la banca española haya limpiado sus balances

La debilidad de la banca nacionalizada e, incluso, de la saneada, causa de la lenta recuperación económica
Juan José González

En la autoridad bancaria europea (EBA) desconfían del grado de limpieza de los balances de las entidades bancarias españolas. Mantienen las dudas respecto a la voluntad del Ejecutivo y del supervisor en cerrar, de una vez por todas, la reestructuración del sector financiero. Desconfían  porque el retraso conlleva la opacidad en algunas de sus operaciones que, según técnicos de la autoridad bancaria, bien podría ser aprovechado para ganar tiempo y ocultar "problemas bajo la alfombra". Las opiniones críticas hacia la banca española se mantienen en el mismo tono que en septiembre pasado, hace justo un año, a propósito de los análisis realizados por las firmas Oliver Wyman y Roland Berger.

Pero la crítica y las dudas de la autoridad bancaria se mantienen no sólo respecto a la banca española, sino también, se extienden a la banca europea, donde no discrimina a nadie. Se sabe que el principal reproche del organismo hacia las instituciones financieras se encuentra en la, a su juicio, falta de valor de los bancos para limpiar sus balances y terminar, de una vez por todas con un sistema que se da por quebrado y que en muchos casos se mantiene en pie por la vía de la inyección de enormes sumas de dinero procedente del BCE, una estrategia y una práctica que numerosos bancos (grandes y muy grandes) siguen utilizando como préstamo de último recurso, una función que el Banco Central Europeo cree que no podrá evitar hasta principios de 2015.

Y es que en Bruselas pesa la opinión de numerosos analistas, auditores y calificadoras sobre la incapacidad del sector bancario europeo para generar confianza. Se mantiene la creencia de que las provisiones de los bancos españoles son insuficientes, y que será necesario aumentar un poco más las mismas para finalizar la limpieza de los balances. Necesidad de limpieza que se hace más evidente en los casos de los bancos con mayor exposición a la financiación de promotores inmobiliarios y pymes. De ahí que en medios de la Comisión y de la propia autoridad bancaria, no se descarte la necesidad de llevar a cabo provisiones adicionales.

Lo cierto es que esta opinión sobre la banca española no difiere mucho de la que se tenía hace un año sobre las entidades británicas, italianas o irlandesas, sobre las que pesaba la duda, la misma, de insuficiencia de limpieza de sus balances. Entonces, desde la autoridad bancaria se recomendó la necesidad de aumentar provisiones y terminar así con las dudas, una situación que restaba credibilidad y confianza de los inversores. Sin embargo, esa insistencia del mercado sobre la necesidad de que la banca española aumente, aún más, sus provisiones no está encontrando el eco en las autoridades nacionales. 

En concreto, el Ejecutivo español no parece compartir las ideas de la autoridad bancaria europea ya que en su opinión las entidades financieras tienen cubiertas las necesidades de capital, apuntadas por las dos consultoras hace un año con los fondos del rescate europeo, con el recurso al BCE, así como con el compromiso de las entidades españolas de reestructurar balances y desinvertir activos con riesgo inmobiliario, estos últimos unos deberes que, aunque atrasados, parecen estar cumpliendo casi todos.

Pero en Bruselas se mantiene la desconfianza. Sus referencias al sector son ahora generalistas, es decir, sus opiniones van dirigidas a toda la banca, al sector. Y afirman que algunos países (Gobiernos) no han tenido el valor de sanear el sector, que han optado por inyectar dinero en cantidades industriales para proteger sus marcas, cuando lo correcto y lo eficaz habría sido cerrar y eliminar aquellas marcas quebradas, incluso, las que en su momento pudieron significar un mayor riesgo para el sector.

La crítica de miembros destacados de la Comisión apunta a que, a pesar de que algunos Gobiernos estaban de acuerdo en no ayudar a mantener algunas marcas, caso del español con Bankia y otras tres cajas intervenidas por el Estado, se optó por el proteccionismo. De esta forma, una entidad bancaria de gran tamaño (o mediano como el de cinco bancos españoles) fueron protegidos oficialmente bajo el calificativo `sistémico´. Ahora la autoridad bancaria sugiere a algunos miembros de la Comisión, que el retraso y la lentitud en la recuperación económica, particularmente visible en países como España, tiene su origen en la debilidad de la banca `recuperada´, de la nacionalizada, así como también de la `superviviente´, esta última con serios problemas para abrir el grifo del crédito.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...