edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
12/12/2017

La economía del revés

Cuando aún no habíamos salido de la sorpresa e impresión tras conocer que una empresa danesa se financia con un bono con vencimiento en 3.017, sí, a mil años, nos llega de Wall Street que en ese mercado de mercados cotizan en el apartado de futuros, las bitcoins, la moneda virtual y criptodivisa a la que hoy día se enganchan aventureros, documentados e indocumentados, vaya esto último con todo el respeto para las ovejas bolivarianas que hoy ya cuentan en su presupuesto con la moneda fantasma.

Hay que reconocer la dificultad de adaptarse a las novedades, pero cuando estas se salen de lo humanamente considerado como razonable, el trabajo es aún más engorroso. Porque entender que una empresa se endeuda a tipos de interés negativos, encuentra -y la tiene- su lógica económica en razón de la premura de una situación financiera angustiosa. Incluso se puede entender, caso del generoso Estado argentino, una emisión a cien años al 7,125% nominal.

Como si de una carrera se tratara, los supermercados se han lanzado a competir por la clientela del cajero bancario, ampliar negocio y ofrecer el servicio estrella: la retirada de efectivo en tiendas como DIA, El Árbol, o gasolineras como Galp y Shell. De paso que me dan la vuelta de la compra, me pido cincuenta más con cargo a la tarjeta. Debe de ser el signo de los tiempos, cambios y más cambios, algunos de vértigo, otros de difícil digestión.

Y así, a través de tiendas de alimentación convertidas en banco de efectivo, se llega a las gasolineras que además de dinero se convertirán en breve en enlaces de distribución logística de los Amazon de turno. Así, de paso para repostar gasolina, retiro el encargo, saco dinero y recojo un paquete. En breve todos venderán de todo. Los financieros se entregan al largo plazo de los cien y mil años si hace falta, la economía está cambiando funciones y sectores, se entrelazan y extrapolan bienes, productos y servicios, tanto en la Red como en la tienda o el domicilio. Las cifras de estos negocios van viento en popa, se duplican ventas, vuela el efectivo y la distribución logística. Se ignoran los síntomas, las señales, los efectos y las proporciones de una crisis con tanto embrollo y todo del revés. Por eso hay que extremar el cuidado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...