edición: 2557 , Miércoles, 19 septiembre 2018
08/03/2010
OBSERVATORIO DE MERCADOS EXTERIORES

La economía se recupera poco a poco en Países Bajos

CRÉDITO Y CAUCIÓN

La recuperación de la economía neerlandesa se aceleró en el segundo semestre de 2009. El PIB aumentó un 0,3% en el cuarto trimestre de 2009. Si bien el crecimiento fue menor que en el tercer trimestre (0,5%), se trata del segundo trimestre consecutivo con crecimiento intertrimestral tras cuatro trimestres de contracción. Tras la caída del 4,0% del PIB en 2009, las predicciones de consenso apuntan a un crecimiento del 0,9% en 2010. Las exportaciones se han ido recuperando progresivamente después de meses de descenso. En noviembre de 2009, el volumen de bienes exportados se situó un 2% por debajo de la cifra de noviembre de 2008 (-6% en octubre de 2009), y las exportaciones a mercados fuera de la UE fueron significativamente mayores.

A lo largo de los últimos 11 meses, el gasto de los consumidores ha seguido cayendo. La alimentación es la partida menos afectada, registrando sólo un ligero descenso, mientras que las ventas de otros productos no alimentarios registraron en noviembre de 2009 una caída del 10% en relación con noviembre de 2008. La tasa de desempleo subió al 5,3% en el cuarto trimestre, frente al 3,7% en 2008. Este aumento está muy por debajo de lo que se predecía hace unos meses.
 
Al volver a aumentar el comercio de materias primas para la energía, el acero y los productos derivados del petróleo, el movimiento de mercancías del Puerto de Rotterdam se recuperó en el segundo semestre de 2009, lo que también ha contribuido a la recuperación del sector de servicios de transporte. En el sector inmobiliario/vivienda, las ventas de vivienda nueva todavía no han repuntado, y las adversas condiciones meteorológicas de este invierno han atestado un nuevo golpe al sector de la construcción.
 
Según el Nederlandsche Bank (DNB), el crecimiento interanual de los préstamos a empresas por parte de los bancos neerlandeses ha vuelvo a caer, hasta situarse por debajo del 4% en diciembre de 2009, la cifra más baja de los últimos tres años. En términos mensuales, los préstamos se redujeron durante cinco meses en 2009. Las principales víctimas del endurecimiento de las condiciones de los créditos son las pymes. Así, el Ministerio de Economía ha financiado dos proyectos piloto que ofrecen a las empresas ayuda administrativa y práctica concreta a la hora de preparar sus solicitudes de financiación (adicional) antes de presentarlas a los bancos. El proyecto arrancará en abril y se dirige a unas 2.000 pymes que también pueden acogerse a una garantía del Gobierno de hasta 250.000 euros. El Gobierno también ha anunciado una garantía de capital circulante para empresas del sector agrícola, habiéndose concluido también acuerdos con los bancos.
 
A pesar del endurecimiento de las condiciones de crédito, Crédito y Caución ha observado que los bancos, además de examinar los balances de las empresas, están revisando también la situación del mercado y la eficiencia operativa a la hora de evaluar el riesgo. En consecuencia, Crédito y Caución no prevé riesgo alguno de crisis de crédito a corto plazo.

UN AUMENTO DE LAS INSOLVENCIAS MUCHO MENOR EN 2010

En todo el año 2009, las insolvencias de empresas aumentaron un 73%, llegando a alcanzar más de 8.000. Sin embargo, en el primer trimestre de 2009, el aumentó alcanzó su mayor grado, situándose en el 100%. El descenso de las insolvencias de empresas registrado en el tercer trimestre se mantuvo en el último trimestre del año. En términos sectoriales, Crédito y Caución sigue observando un alto nivel sostenido de insolvencias en los sectores financiero y de servicios a empresas. Las insolvencias en el sector de la construcción, aunque altas también, han empezado a estabilizarse, pero se mantiene la preocupación ya que el índice de insolvencias podría aumentar de nuevo a principios de 2010. En el sector del transporte, una tercera parte de las empresas registraron pérdidas en 2009, y se mantiene la preocupación, ya que el sector se enfrenta a aumentos de precios del combustible y de la mano de obra.

En diciembre de 2009, el indicador de Frecuencia Prevista de Impagos (FPI) de los Países Bajos cayó hasta su nivel más bajo en 2009. Actualmente, Crédito y Caución prevé que las insolvencias corporativas sólo aumenten un 2% este año en relación con 2009 pero, a la vista de las últimas evoluciones, cabe incluso concebir una reducción interanual.

PERSPECTIVAS POSITIVAS EN ELECTRÓNICA Y TI

A pesar de que el sector de la electrónica se vio muy afectado desde el inicio de la crisis de crédito, registrando una drástica caída de los pedidos y de la producción, lo peor ya ha pasado. Las principales compañías han anunciado un retorno a la rentabilidad y, además, el sector de las TI espera que la inversión aumente tras dos años de paralización. Las actuales predicciones a corto plazo de Crédito y Caución son positivas para estos sectores, anticipándose un aumento del volumen de negocios y de los resultados en 2010.

El número de insolvencias en los sectores de la electrónica y TI no fue tan elevado como se preveía y no cabe duda de que los retrasos en los pagos y los impagos seguirán reduciéndose. Una vez dicho esto, a medida que vuelven a aumentar los volúmenes de los negocios, la preocupación que se plantea es si las empresas dispondrán de suficientes fondos para financiar el crecimiento. Habida cuenta de que el valor añadido en estos sectores es relativamente alto (hasta el 40% o más), cualquier retraso en los pagos debe percibirse como una importante señal de alarma.

EL SECTOR DE LA ALIMENTACIÓN SE MANTIENE SÓLIDO

El sector de la alimentación se ha mantenido bastante fuerte a lo largo de esta crisis. El gasto de los consumidores en alimentación sólo se redujo ligeramente, y las exportaciones se mantuvieron prácticamente en los mismos niveles que el año anterior, registrando sólo un leve descenso de cerca del 1%. Este sector se ha convertido en un elemento estable en la economía neerlandesa gracias a la bajada de los precios de las materias primas y a los volúmenes consistentes. En cambio, en el sector de la agricultura, los productores de verduras y hortalizas se han visto afectados por el exceso de producción, la caída de los precios y el deterioro de la demanda. Sumado a importantes inversiones para la expansión, financiadas con créditos, muchos actores de este sector se enfrentan a problemas de falta de liquidez.

El número de insolvencias en el sector de la alimentación se ha mantenido en niveles bajos a lo largo de 2009, mientras que, en el sector de la agricultura, las insolvencias han aumentado considerablemente. Actualmente, las perspectivas de Crédito y Caución a corto plazo para el sector de la alimentación son razonablemente positivas, ya que el gasto de los consumidores en productos de alimentación sólo se ha visto ligeramente afectado y la confianza de los consumidores ha seguido mejorando a lo largo de los últimos diez meses. Sin embargo, las perspectivas para el sector de la agricultura son muy desalentadoras. A corto plazo, se trata simplemente de sobrevivir, prestando especial atención al flujo de caja en la producción de flores, plantas y vegetales.

· MÁS INFORMACIÓN

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...