edición: 2763 , Jueves, 18 julio 2019
16/09/2013
Nuevo récord

La escalada de la deuda pone en tela de juicio la política de austeridad del Gobierno

España se encuentra lejos del objetivo previsto para 2013 y la serie histórica muestra una escalada sin freno desde el pasado 2007
ICNr

La presente legislatura arrancó con una muy mala noticia y una consecuencia directa aun peor: el déficit público era mayor de lo esperado y, como respuesta inevitable, el Gobierno debía tomar cartas en el asunto y acometer reformas fiscales –y otras muchas de muy diverso índole- de forma urgente para hacer frente a ese desfase entre la realidad de las cuentas y lo que Europa esperaba de ellas. La forma que tomaron esos ajustes es del todo conocida y permanece nítida en la memoria de los ciudadanos en forma de subida de IRPF, incremento del IVA y otras muchas recetas anticrisis que merman desde entonces, y mucho, el poder adquisitivo de los ciudadanos. Por todo ello, el hecho de que todo el esfuerzo realizado durante estos dos años no haya servido para nada cayó este fin de semana como un jarro de agua fría entre los internautas. La deuda conjunta de las administraciones públicas aumentó en el segundo trimestre un 17,16 por ciento respecto al mismo periodo de 2012. Así, el endeudamiento alcanzó los 942.758 millones de euros, el 92,2 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) del país, un récord en la serie histórica.

El pasado viernes se hicieron públicos los últimos datos sobre la escalada de la deuda, que ha superado, según los datos del Ejecutivo, las expectativas puestas en este ejercicio. Lejos queda el 91,4 por ciento del PIB planeado para 2013 como deuda para todo el año, circunstancia que el Ejecutivo atribuye al adelanto de las previsiones de financiación del Tesoro. Así, el incremento procedería del hecho de que no se han podido cubrir los gastos con los ingresos, por lo que el endeudamiento sirve para cubrir vencimientos de antiguas obligaciones. A ello se suma que, a pesar de los recortes, han crecido los gastos en el pago de intereses a los mercados por los préstamos concedidos, situación que se une a la protección social de colectivos como los parados y los jubilados.

En este contexto, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, explicó el pasado viernes que el Tesoro Público ya ha conseguido el 80 por ciento de la financiación para todo el año y que parte de la deuda se debe a `sacar las facturas de los cajones´ con el plan de pago a proveedores y el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). El resultado es, con todo, una nueva escalada de la deuda, que ha sido imparable desde que comenzó la crisis. En el segundo trimestre de 2012, la deuda pública española equivalía al 77,5 por ciento del PIB. En los primeros tres meses de este año, había escalado al 91,1 por ciento del PIB, y un trimestre después, ha repuntado en dos puntos. Con cierta perspctiva histórica, el avance es exponencial, con el 36,3 por ciento de 2007 que se convirtó en un 70,4 por ciento en el último trimestre de 2011, cuando fue elegido Mariano Rajoy presidente del Gobierno. Ahora suma 22 puntos más.

EL ESTADO COMO PRINCIPAL PROBLEMA

A los internautas les interesa especialmente conocer de dónde procede ese déficit público y, en este sentido, los datos publicados por el Banco de España revelan que el mayor aumento de la deuda entre abril y junio de 2013 corresponde a la Administración central del Estado, que ha pasado a soportar un endeudamiento de 818.375 millones, un 20,31 por ciento más que hace un año. En cuanto a las autonomías, su deuda ha llegado a los 193.296 millones, un 14,84 por ciento más que en el segundo trimestre de 2012, y también un récord en el nivel de endeudamiento de las regiones. Sin embargo, la lectura final es que es precisamente la estructura estatal la responsable en mayor medida del problema del déficit, y ello no se entiende si se analiza el duro esfuerzo realizado durante los últimos dos años. Para los lectores, en definitiva, los motivos esgrimidos por Sáenz de Santamaría no bastan, y no son excusa sino explicación de en qué se han hecho mal los deberes. 

Los ciudadanos se preguntaron cómo es posible que `el partido que tiene por bandera la austeridad y la buena gestion y ostenta el poder en el 80 por ciento de las autonomías traiga ahora estos números´. Parece `otra moto vendida al pueblo ignorante´, que ha cargado a sus espaldas con el grueso de los problemas del Estado sin que se pongan las soluciones adecuadas para reducir el gasto, verdadero problema del país. Así, los internautas se rieron de las palabras de tranquilidad del Ejecutivo y de quienes declaran que `estamos saliendo de la crisis´, y exigieron como en otras ocasiones, soluciones de lo más variadas, incluyendo desde la desaparición de las autonomías hasta la reducción del número de políticos y de órganos e instituciones públicas en general. 

Queda, en definitiva, la sensación de que el Gobierno está `vendiendo a sus ciudadanos a bajo precio´ sin que `nadie haga nada´, por ejemplo, cuando se habla de las subastas de deuda como victorias que, al contrario, suponen una esclavitud en el pago de intereses que se convierte en un círculo vicioso del que es muy difícil salir. De hecho, fueron muchos los lectores que comentaron que la deuda del país es, sencillamente, `impagable, y que todo discurso de recuperación no es más que una ficción fruto del uso de eufemismos que pretenden evitar la palabra `quiebra´. Así, hasta que llegue el colapso, el Ejecutivo estaría `exprimiendo´ al máximo sus recursos fiscales, que no son otros que los bolsillos de los contribuyentes. 

Tampoco faltaron críticas a las costumbres en materia de gasto de la clase política, con el precedente de la comitiva de los Juegos Olímpicos a Buenos Aires como ejemplo más reciente de `despilfarro´ de dinero público. Parece como si no hubiera crisis para algunos, a juicio de unos lectores cansados de ver cómo en ciertas esferas ajenas a la realidad de los ciudadanos no se tiene la más mínima conciencia de lo que significa la palabra `austeridad´ que tanto se utiliza desde las filas del Ejecutivo. 

La opinión pública, en resumidas cuentas, confiesa no entender nada: `Oímos que las cosas mejoran, que podemos colocar deuda a intereses más bajos y que no tenemos problemas de financiacion, pero por otra parte la reduccion de costes es brutal en todas las areas (Sanidad, Educacion, I+D, infraestructuras...), los impuestos (recaudacion) van por las nubes (IVA + IRPF) y cada vez nos endeudamos más. Vamos a llegar al cien por cien del PIB en pocos meses. ¿No se da nadie cuenta de que es muy posible que esta politica de austeridad con tanto recorte nos esté hundiendo cada día un poco más?´, alertó un lector. Si el objetivo de esta política era reducir la deuda, `es evidente que no se está consiguiendo´, por lo que, para los lectores, es hora de cambiar el rumbo antes de ue sea demasiado tarde. 

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...