edición: 3053 , Jueves, 24 septiembre 2020
12/04/2010

La experiencia ha dejado de ser ‘un grado’ para acceder a las profesiones y especialidades

Javier Ardalán
La experiencia ha dejado de ser un grado en la Unión Europea para poder acceder a titulaciones superiores del nivel de titulación que el interesado posea. Se trata de una consecuencia de la entrada en vigor de la Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios (conocida popularmente como Ley de Servicios), que obligará a modificar  numerosos reglamentos profesionales de nuevo cuño, que ya han sido remitidos a Economía para que valore su adaptación.

Viene a cuento esta afirmación de un informe de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) que califica el futuro artículo 48 del Reglamento de las Escuelas Particulares de Conductores, que se refiere a la obtención del certificado de aptitud de director de escuelas de conductores, de discriminatorio, injustificado y no proporcionado, por lo que entiende que incumple los principios inspiradores y su propio texto de la Ley de Servicios. Y por ello, solicita la anulación de este artículo.

El pecado de este artículo reglamentario es que exige que “para obtener el certificado de aptitud de director de escuelas de conductores será necesario estar en posesión del certificado de aptitud de profesor de formación vial o de profesor de escuelas particulares de conductores, de la autorización de ejercicio como profesor por un período mínimo de cinco años y superar los cursos o pruebas que al efecto se convoquen”.

 ¿Y cuál es el disparate legal denunciado?, pues exigir una autorización de ejercicio como profesor durante los cinco años previos, ya que este requisito entra en conflicto con la Ley de Servicios.

A este respecto, el artículo 10.g) incluye entre los las prohibiciones la “obligación de haber estado inscrito con carácter previo durante un período determinado en los registros de prestadores existentes en el territorio español o de haber ejercido previamente la actividad durante un período determinado en dicho territorio”.

Con independencia de su adecuación a la mencionada Ley, la CNC considera que tal requisito instituye una barrera a la actividad de director de escuelas de conductores, que no resulta justificada ni proporcionada, puesto que nada tiene que ver la aptitud para desempeñar esta actividad, con un componente esencialmente de gestión empresarial, con la de profesor de autoescuela. El resultado es el cierre de esta profesión para los que no hayan sido profesores durante el período mencionado, aunque en el fondo para quienes han redactado  el artículo criticado se haya buscado primar la experiencia mientras que para otros, se trate simplemente de ralentizar la apertura de nuevos negocios.

Por si estas apreciaciones fuesen leves para alguien, La CNC repite sus calificativos con el nuevo artículo 30 del mismo Reglamento, dedicado al alcance de las autorizaciones de ejercicio, en el que se regula que “la vacante del director podrá ser suplida, provisionalmente y por el tiempo máximo de un mes, por cualquiera de los profesores de la escuela que tenga una antigüedad como profesor de, al menos, cinco años”. En consecuencia, solicita también la eliminación de dicho requisito de antigüedad para la suplencia provisional del director.

Todos los reglamentos profesionales que tienen este tipo de limitaciones para poder acceder a determinadas especializadas, deben de tomar buena nota.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...