edición: 2617 , Lunes, 17 diciembre 2018
25/02/2014
Supuesta administración fraudulenta

La falta de confianza en la banca sale a relucir tras un nuevo caso de imputaciones en la cúpula de una financiera

Las maniobras de los altos cargos de Banco Pastor habrían propiciado, según el querellante, dar una apariencia de solvencia a una entidad que estaba en quiebra legal
ICNr

La jornada de ayer estuvo marcada por un nuevo escándalo en el ámbito bancario. Esta vez le tocó a la cúpula de Banco Pastor sufrir la censura de los internautas, tras conocerse que el expresidente del consejo de administración de la entidad, José María Arias Mosquera, y el que fuera consejero delegado, Jorge Gost Gijón, han sido imputados por presuntos delitos de administración fraudulenta, un delito de falsedad en documento mercantil y otro de estafa. Poco importa que se trate del inicio del proceso: para la opinión pública, en estos casos se cumple la máxima de que `cuando el río suena, agua lleva´ y, por ello, la sentencia popular ya está servida.

Según se publicó ayer en la prensa online, el Juzgado de Instrucción número 3 de La Coruña, encargado del caso, citó ayer a ambos directivos para prestar declaración y responder a la querella criminal interpuesta por un pequeño accionista. El origen de ese proceso se sitúa en los ejercicios 2008, 2009 y 2010, cuando el accionista supuestamente demuestra que `las cuentas de la sociedad eran falseadas mediante una trama financiera articulada con sociedades de las que el propio Banco Pastor era propietario´. Así, `la operativa diseñada permitía dar apariencia de solvencia a un banco -continúan- que estaba en quiebra legal y en esa situación se dirigía al mercado de valores y lanzaba preferentes y acciones para ser suscritas las emisiones por pequeños clientes minoristas´.

La querella relata también cómo el Banco Pastor inició la actividad de `Promotor Inmobiliario´ mediante la constitución de sociedades con ese objeto social, `que realizaron cuantiosas inversiones a crédito del propio Banco Pastor y obtenían pérdidas continuadas de más de 200 millones de euros, derivadas de no ingresar dinero con su actividad y tener que responder de unos intereses de los créditos hipotecarios otorgados por su propio dueño´. Además, los abogados del querellante sostienen que si el Banco Pastor hubiera contabilizado en su balance la pérdida generada por el crédito hipotecario fallido mediante la pertinente dotación estaría en `quiebra legal´.

Para `ocultar´ esta situación, supuestamente la cúpula de la entidad `orquestó todo un artilugio fraudulento´ por el que la captación y contabilización de tesorería obtenida mediante engaño en sus oficinas a costa de inversores minoristas y en el mercado, y contabilizada como financiación propia en sus balances, era dirigida como crédito participativo o capital a las sociedades inmobiliarias fallidas.

Se denuncia, además, que esta `argucia financiera´ habría `permitido a los miembros del consejo de administración y a los directivos de la ejecutiva del Banco Pastor cobrar bonus e incentivos no justificados´, y `sembrar desconfianza en los mercados profesionales, lo que hizo bajar el valor de las acciones´, por lo que la acción Banco Pastor fue devaluada en la opa de 2012, argumenta.

MALA PRAXIS COMO REGLA

Mientras, del lado de los internautas, las críticas hacia la entidad no se hicieron esperar. Hubo quien comentó que el Banco Pastor `siempre ha sido un banco estafador, especialmente con sus propios clientes´. `Nunca olvidaré que por un crédito cruzado de 750.000 pesetas que avalé a un amigo me embargaron mi casa y me hicieron pagarles una tras otra 3.500.000 pesetas. Fue algo increíble, y lo peor era el trato recibido. Cada vez que me presentaba a pedir algo de aplazamiento sólo recibía nuevas amenazas. Era descorazonador, apuntó un lector.

Eso sí, no hay dudas de que este tipo de acusaciones `debieran ser extensivas al resto de la banca y cajas de ahorro´, a lo que se suma que, según los lectores, son pocas las querellas criminales que se presentan `para presidentes, consejos de Administración y demás ejecutivos con poderes´. `Es lo que sucede al mediano y pequeño empresario, pero claro, las leyes están para aplicarlas únicamente a la pequeña empresa, y que los señores Botin, González, etc. se vayan de rositas sin ninguna responsabilidad, creándose incluso doctrinas ad hoc para estos sinvergüenzas´, censuró un internauta. La justicia -o más bien la falta de ella- salió a relucir en el debate como concepto totalmente dejado de lado en la situación actual, algo que no dice nada bueno del estado en euq se encuentra la democracia en España. `Mucho se tiene que cambiar en este país, y no dar la apariencia de normalidad cuando hay tamaña injusticia´, sentenció un lector.

En la misma línea, se pidió a las autoridades -entre las que se citó a los jueces o a la propia policía- que `rasquen´ un poco en la realidad para sacar a la luz todos los casos que sea necesario, acabando con el clima de impunidad que enerva a los ciudadanos. Los lectores lo tiene claro al señalar a los culpables de la crisis: `No tienen que investigar demasiado, los grandes delincuentes de nuestro país son el trinomio de políticos, directivos de las cajas y grandes empresarios. No falla uno´, aseguró un lector.

Además, se arremetió una vez más contra el Banco de España y la vista gorda que, según los ciudadanos, llevó a cabo la entidad durante los años del estallido de la burbuja inmobiliaria, y más allá. `Antiguamente los bancos eran entidades muy serias. Actualmente no nos podemos fiar de ellos. ¿Qué controles lleva el Banco de España y para que están?´, cuestionó un lector. `Los organismos de auditoría y control del Gobierno ni están ni se les espera´, aseguró otro, para sentenciar después que `así es imposible generar confianza´.

Es más, hubo quien ironizó asegurando que tal vez sea hora de cambiar la letra de la Constitución para reconocer la realidad, es decir, que `España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la corrupción generalizada, la injusticia, la desigualdad y el choriceo político´. `Ley de Financiación de Partidos Políticos, Ley de Financiación de Ayuntamientos, Prohibición de Indultos, separación de poderes, listas abiertas, reducción de funcionarios afines a los partidos, financiación propia de los sindicatos, VPO en alquiler y no en propiedad, aumento del número de los inspectores de Hacienda... La solución a los problemas ya la sabemos, lo que ocurre es que no sabemos cómo obligar a los políticos a que hagan algo´, resumió un lector.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...