edición: 2829 , Lunes, 21 octubre 2019
20/03/2013
Ante las necesidades de reducir deuda por parte de la matriz

La filial australiana de ACS, Leighton, intenta cerrar la venta del 70% de sus infraestructura de telefonía a un fondo canadiense

Carlos Schwartz

Leighton Holdings intenta cerrar la venta de su filial de infraestructura para telecomunicaciones que está formada por la red de fibra Nextgen Networks, el centro de proceso de datos Metronode y el sistema de informatización de datos en nube Infoplex, por 620 millones de dólares australianos de acuerdo con fuentes del sector en Sydney, Australia, y Kuala Lumpur, Malasia. La oferta es del fondo de pensiones canadiense Ontario Teachers Pension Plan (OTPP). Es decir los maestros canadienses cuyo fondo tiene en gestión 121.000 millones de dólares. La oferta superó a los intentos de la pequeña operadora australiana TPG Telecom, que es el cuarto proveedor por tamaño de servicios de acceso a Internet y tecnología de la información del país. La constructora va a retener el 30% del capital de la filial y el equipo de gestión de Nextel seguirá al frente del grupo. OTPP desempeñará el papel de inversor pasivo y ocupará cargos en el consejo.

Nextel tiene unos 6.000 kilómetros de fibra óptica instalados en zonas remotas del país tendidos sobre la base de un contrato de 250 millones de dólares con el Gobierno para llevar Internet a regiones apartadas. Los contratos con la Administración son una de las vetas de ingresos recurrentes del grupo.

Mientras el consejero delegado de Leighton Hamish Tyrwhitt señala que la venta es el resultado de una profunda revisión del plan estratégico, y que el objetivo es centrarse en el sector de la construcción, los analistas independientes se muestran menos entusiastas. Leighton ha definido a la operación que intenta vender como una fuente de ingresos recurrentes con ingresos anuales estables sobre la base de la venta de servicios de infraestructuras a empresas de telecomunicaciones e Internet. Este reconocimiento ha sido objeto de alguna controversia entre accionistas precisamente por su carácter de buena inversión. Comentarios que adjudican las ansias vendedoras a las necesidades de reducir deuda por parte de la matriz ACS.

La venta de activos de esta naturaleza, de bajo riesgo y fuente de flujos de caja, incrementa el riesgo del resto de las operaciones del conglomerado que para mantener ingresos se la debe jugar de proyecto en proyecto con márgenes estrechos y riesgo de problemas cíclicos. “Al vender fuentes estables de ingresos la empresa deberá apostar a cazar y matar las piezas una por una para mantener ingresos...” señala un analista independiente. Leighton ya ha padecido experiencias desagradables en operaciones de bajo margen. Los problemas en la planta desalinizadora de Victoria y los mayores costes en el aeropuerto de Brisbane le ocasionaron pérdidas durante dos años consecutivos. La empresa se adelantó a las pérdidas sobre la curva en febrero pasado cuando anunció beneficios para el año fiscal pasado de 450 millones de dólares australianos y las acciones de la empresa rebotaron con fuerza.

El fondo canadiense es un gran inversor en Australia y forma parte del consorcio que ganó en 2012 un concurso para una planta desalinizadora en Sydney por un montante de 2.300 millones de dólares australianos. OTPP mira en general con atención las oportunidades no solo en Australia sino también en Asia. “Lo de Canadá es curioso, el Gobierno de ese país vetó el año pasado el intento de la petrolera de Malasia -Petronas- de adquirir en 6.370 millones de dólares estadounidenses a la empresa de gas local Progress Energy Resources. Ahora, ellos si miran hacia Asia, y aquí nadie les cierra el paso”, afirma en Kuala Lumpur una fuente del sector de la construcción mientras mira hacia las torres de Petronas desde la ventana de su despacho.

Curiosamente las torres son obra del arquitecto César Pelli, el mismo que proyectó la torre de Iberdrola en Bilbao. En fin, cosas del azar.

Mientras, ayer Asia se mostraba conmocionada por la suspensión del pagos por parte del gigante chino de los paneles solares Suntech, otrora alabada por el comité central del Partido Comunista de China como ejemplo empresarial. Parece que la burbuja energética tiene un estallido diferido, pero que va a ocasionar no pocos problemas. Suntech ha sido incapaz de pagar 540 millones de dólares en bonos al vencimiento, lo cual ha desatado impagos a acreedores chinos y a la Corporación Financiera Internacional. La empresa intentó el lunes frenar el impago mediante un acuerdo con el 60% de los acreedores de esos bonos, pero el fideicomisario declaró el default.

Algún transeúnte se puede preguntar que tienen que ver las churras con las merinas. Pero el atajo hasta China sirve para poner en valor algunos riesgos aun vivos en la cartera de inversiones en el sector de las energías renovables de la constructora y empresa de infraestructuras ACS. Por lo que se sabe algunas de sus inversiones termosolares siguen mirando al sol, es decir sin vender. La afirmación es quizá exagerada porque tras años de negociar con General Electric, en febrero pasado parece que le ha vendido las centrales Manchasol I y Manchasol II. Si es que se ha cerrado la operación. El problema es que con los precios a la baja esas ventas no siempre dejan algo en caja. Bien visto, en algunos casos hasta pueden dejar pérdidas.

Que ha habido una burbuja en el sector de las energías renovables no parece que haya duda. La crisis de Suntech Power Holdings no es ningún chiste. Lo increíble es que en parte la caída de la empresa es obra de si misma, es decir ella ha sido la promotora de la caída del precio de los paneles solares. Pero a la larga se ha visto prisionera de sus propios competidores locales que a menor escala, pero a menores costes, le robaban mercado. Entre otras cosas por utilizar mano de obra peor remunerada. Muchas veces las empresas se las arreglan para ser víctimas de sus propias políticas de inversión, en caso de dudas mirar hacia ACS.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...