edición: 2974 , Martes, 26 mayo 2020
01/02/2012
Un vital Botín hace sombra a un apagado Sáenz en la presentación de resultados

La filial británica sorprende al Santander con un descosido de 1.133 millones

Banesto no se vende ni achica, Dexia no interesa y Bankia es una franquicia local
"Los políticos, de ellos es la culpa, no han sabido hacerlo"
Emilio botín, presidente de Grupo Santander, ayer en la presentación de resultados
Juan José González

La filial de Reino Unido de Banco Santander -responsabilidad directa de Ana Patricia Botín- que representa el 12% de los resultados del grupo, se ha convertido en la oveja negra de las cuentas del banco. Los números cantan, y en 2011 no cantaron bien con un desentone respecto al resto del grupo que es motivo de preocupación en el consejo de administración, donde ya es un tema recurrente. Caen en el UK el margen de intereses, el margen bruto, el margen neto, factura menos y gasta más, cae el resultado antes de impuestos (-42%) y el beneficio atribuido (-41,7%). Sin duda, un mal año, que se intenta justificar por la baja actividad económica del lugar, el coste creciente del funding y el impacto de la nueva regulación doméstica para la banca comercial. Si en 2010 el resultado antes de impuestos había alcanzado los 2.700 millones de euros, el último registro de 2011 se queda en 1.567 millones, un retroceso de 1.133 millones.

Los de Reino Unido, no son precisamente buenos números para un grupo que levantó nada menos que cerca de 25.000 millones de euros de beneficio operativo (diferencia entre ingresos y costes) orgullo y satisfacción de Emilio Botín, que en varias ocasiones aludió a la voluminosa cifra lanzando al aire una sencilla reflexión: “imagínense ustedes los beneficios si no hubiéramos tenido que hacer tantas provisiones”. Cierto, pero en el caso de que la filial británica de Santander hubiese cumplido, el beneficio operativo habría sido aún más escandaloso. Las referencias de Botín a la filial de UK fueron amables, de comprensión y disculpa por la complicada situación de aquel mercado, y sobre el que vaticinó una recuperación en 2014. (Ana Patricia Botín, que vestía de gris oscuro para la ocasión, presente en primera línea y a la derecha del padre, asintió como muestra de preocupación). Ahora, parece que la estrategia para el banco en UK pasa por orientarlo hacia las empresas.

Al margen del roto de la filial UK, la cita con los medios de comunicación no tuvo desperdicio, con el anfitrión –Emilio Botín- de estrella y gurú de la predicción económica, no defraudando ni en el turno de exposición y valoración (los hace simultáneos) de la actividad y resultados, ni en el turno de respuestas (atrevido, extrovertido y divertido). En esta ocasión, el presidente del grupo se mostró más fuerte, decidido y vital que el año anterior, cuando su movilidad y reflejos no brillaron a la altura que exigía el momento (un año después, un año más joven) y al contrario que su vicepresidente Alfredo Sáenz (un año después, dos años mayor) no escatimó humor, cintura ni maestría en el manejo del capote.

Botín ejecutó toda clase de suertes con la habilidad tradicional, llegando incluso a extrañarse al término de su intervención por la falta de aplausos de los tendidos abarrotados de prensa (sólo le ovacionaron los suyos, las tres primeras filas de la bancada que, como ya es tradición, ocupaban consejo y alta dirección, ‘hurtando’ las mejores posiciones a la prensa).

Tiene respuestas para todo, cortas, largas, con quiebro, sin quiebro, muy concisas o ambiguas, no elude ni rechaza (sus asesores de comunicación le aconsejan bien, otro asunto es el caso que les haga). Hasta tres curtidos periodistas insistieron en pinchar en el mismo hueso: ¿por qué el banco tiene 543 empleados menos y 100 oficinas menos? Respuesta: “no es cierto: creamos empleo y tenemos 14.480 empleados más”. La verdad es que periodistas y presidente tenían –salvando algunos matices- razón.

En el apartado de respuestas cortas, Botín quiso demostrar su seguridad y decisión; no mostró el más mínimo interés por Bankia, a la que tiene por una “franquicia local” al tiempo que le desea todo tipo de venturas: “saldrá adelante” dijo, y punto. Corta también fue la respuesta sobre el supuesto interés por Dexia: “no interesa”, y respecto a las marcas del banco, insistió en que “Banesto ni se vende ni se achica, es política del consejo” (el bueno de José García Cantera, sentado en la zona de la alta dirección, frente a Botín, se pudo sentir no se sabe si reconfortado o castigado, dada la situación de la marca en cuestión, también herencia de la familia). A propósito de la culpa (al parecer algún sector de la prensa sigue buscando culpables de la crisis) el patriarca tuvo palabras de defensa para la banca y de reprobación hacia los políticos asegurando sin lugar a dudas que “de ellos es la culpa, no han sabido hacerlo”, sentenció. Y del dividendo nada nuevo: se mantiene en 0,60 € por título pero eso sí, a base de abusar del scrip dividend.

Quizás no haya sido el mejor año para un consejero delegado que está en el punto de mira de la Justicia, pero lo cierto es que Alfredo Sáenz pasa por sus horas más bajas, no fue el bilbaíno de todas las veces. Apagado, sin chispa y sin brillo, Sáenz fue seguido durante toda su intervención por Emilio Botín, como si albergara algún temor sobre el estado físico de su segundo, con ligeros síntomas de cansancio, todo lo contrario que la desbordante explosión de juventud (la segunda o tercera) del presidente.

Sin embargo, la impecable puesta en escena de Banco Santander en cualquiera de sus tres citas más relevantes del año –junta general, investor day y rueda de prensa de resultados anuales- no puede ocultar que se avecinan cambios en el primer grupo financiero. No como consecuencia de la reforma del sector financiero, sino que aprovechando la misma reforma, el grupo Santander resolverá, entre otras, la renovación del consejo de administración -hoy con algunas plazas vacantes- así como algunos cambios en la organización internacional. Y todo ello teniendo en cuenta que, un año más, Emilio Botín no tiene un claro sucesor (al menos, que se conozca).

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...