edición: 2361 , Lunes, 11 diciembre 2017
16/10/2012
La adquisición de Sprint por Softbank parte del esfuerzo por la consolidación y los márgenes

La francesa SFR considera una fusión con Numericable con el objetivo de ampliar mercado y lograr liquidez

Carlos Schwartz

La segunda operadora de móviles de Francia, SFR, estudia una fusión con la principal red de cable del país, Numericable, de acuerdo con fuentes próximas a sociedades de capital riesgo. SFR ha sufrido en el primer trimestre de este año un deterioro de sus márgenes comerciales a causa de la feroz batalla en torno a los precios en el sector de los móviles. La filial de France Telecom en el sector, Orange, además de los otros competidores han puesto al mercado bajo presión. Las disputas internas en el grupo Vivendi en torno a un plan de desinversiones que contemplaba el sector de las telecomunicaciones llevaron a la dimisión el pasado mes de junio del consejero delegado Jean Bernard-Levy dejando el timón en manos del presidente de Vivendi Jean-Rene Fourtou. Este último se ha centrado desde abril en la posibilidad de generar caja con activos bajo control de Vivendi.

La valoración que algunos analistas hacen de SFR es de 15.000 millones de euros comparado con los 4.500/5.500 millones de euros que se le asignan a Numericable. De acuerdo con las fuentes la operación consistiría en una fusión en la que Numericable quedaría con el 51% de la sociedad conjunta y Vivendi con el 49%. La operación por tanto debería generar un significativo ingreso monetario para el grupo que tiene el control de SFR actualmente. El presidente de Vivendi, ya ha estado detrás de otras potenciales operaciones para generar caja con el objetivo de mejorar la retribución de los accionistas. La caída del precio de las acciones de la sociedad en el primer trimestre de este año ha dejado el valor en bolsa por debajo del valor en libros debido a las filiales de gran valor que posee el grupo.

Vivendi consideró vender su filial de juegos de ordenador, Activision Blizzard, este año pero no logró interesados a causa del precio de la sociedad. La participación de Vivendi es del 61% y está valorada en torno a los 8.000 millones de euros. La empresa es además propietaria de Universal y Canal Plus. En el sector de las telecomunicaciones tiene otras participaciones valiosas, como la mayoría del capital de Maroc Telecom y la compañía brasileña de telefonía fija GVT. Rumores sobre la posibilidad de la venta de esta última han sido motivo de comentarios en medios financieros en Brasil a lo largo de este año pero hasta ahora no hay señales concretas de que la venta esté en marcha.

Entretanto Numericable es propiedad de las sociedades de inversión Carlyle, Cinven y Altice. Fuentes del sector de las telecomunicaciones consideran que para que estos potenciales compradores entren en una operación que debe generar tanto dinero tendrían que alinear un club de bancos lo suficientemente grande como para repartir el riesgo adecuadamente. Las fuentes son escépticas de que eso sea posible en los términos en que se ha planteado la operación, pero no descartan que esta pueda madurar con variaciones. Entre otras cosas para Vivendi se trata de reducir su participación en un operador de telefonía móvil, un sector sumamente intensivo en capital y sujeto a una feroz competencia. Originariamente SFR era una sociedad controlada por Vivendi y Vodafone, esta última con el 44% vendió su parte a la francesa en 2011. Desde entonces el grupo galo ha retenido el 100% del capital.

La operación de SFR es una nueva indicación de los realineamientos que se registran en el sector de las telecomunicaciones a escala internacional. Los operadores tienden a generar valor a través de activos dispersos para enfrentar nuevas adquisiciones o reducir la carga financiera sobre las sociedades de cabecera. Al mismo tiempo aspiran a consolidar su presencia en los mercados emergentes o entrar en mercados en los que no tienen presencia. Hay ejemplos de todos los colores. El más llamativo en las últimas semanas es la adquisición de la estadounidense Sprint por la japonesa Softbank. Esta es una operación en particular sujeta a estrecha observación por los competidores ya que supondrá un nuevo endeudamiento por parte de Softbank luego de que la empresa saliera de una fuerte carga de deuda en el pasado reciente.

Las operación de compra de Sprint supone un endeudamiento de 20.000 millones de dólares adicionales a la carga de deuda de la sociedad. Las acciones de la empresa japonesa de telecomunicaciones han caído desde que los rumores de la operación recorren los mercados mientras las agencias de calificación sacan punta al lápiz con la abierta intensión de bajar la calificación de la sociedad. Softbank ya ha estado en este territorio de alto riesgo en el pasado reciente cuando decidió comprar a Vodafone Japón. La operación se selló en 2006 y a la empresa le costó seis largo años quitarse la pesada carga de la deuda.

Lo que está claro es que las grandes operaciones corporativas en el sector están en marcha. Algunos operadores tradicionales en retroceso como KPN en Holanda venden activos. Otros lo hacen para acelerar la reducción de las cargas financieras mientras se preparan para un nuevo escenario bajo la égida de 4G, como el caso de Telefónica y su colocación en bolsa de una participación en su filial alemana O2. La decisión de vender de Vivendi deja abierta la posibilidad de un movimiento en Maroc Telecom con un mercado emergente nada despreciable y una operación razonable en Brasil. Habrá que ver cuales son los próximos movimientos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...