edición: 2559 , Viernes, 21 septiembre 2018
10/01/2014

La fuerte presión de la competencia en las telecomunicaciones móviles de Francia se extiende a 2014 con la 4G

La presencia de Illiad en el mercado altera los planes de los tres mayores grupos de sector que pierden ingresos
Carlos Schwartz

La entrada del proveedor de Internet y telefonía por cable Illiad al mercado de móviles con su marca Free Mobile hace dos años ha provocado una persistente caída de ingresos por cliente para los tres mayores operadores del sector: Orange, SFR y Bouygues. Uno de los efectos de esta presión es la caída del precio de las acciones en bolsa de Orange, el nombre actual de France Telecom, que ha perdido un 25% de su capitalización desde la entrada al mercado de Free.  Ésta obtuvo una licencia bajo el gobierno de Nicolás Sarkozy pese a la resistencia de sus competidores que lo acusaban de no tener una red nacional propia. La operadora, propiedad del millonario Xavier Niel, ha sometido al mercado a una brutal competencia en precios. Los dos operadores privados SFR y Bouygues, y el ex monopolio del estado Orange, desarrollaron estrategias defensivas ante la presión ejercida por Free, que en el caso de Orange se basó en un severo recorte de gastos. Pero las tres aspiraban a recuperar algo del valor perdido a manos de su nuevo competidor con el lanzamiento del protocolo 4G de alta velocidad en la transmisión de datos.

En 2013, los tres abrazaron la causa 4G, pero en navidad Free le ha hecho a sus clientes un regalo que ha resultado una píldora envenenada para la competencia. La empresa que ya ha traspasado la frontera de los 7 millones de clientes en contrato incorporó la tecnología 4G con bastante retraso respecto de sus competidores la pasada navidad, pero sin coste añadido alguno. Para colmo de males para las fiestas remató la oferta añadiendo al paquete 20 gigabytes de transmisión de datos sin costes suplementarios. Orange ha respondido a la oferta con una propia a través de su segunda marca barata, SoSh, con un precio de 24,99 euros mensuales que saldrá a la calle la próxima semana. Pero la prolongación de la guerra de precios lleva a los analistas a considerar que 2014 seguirá bajo la misma presión que los dos pasados. Free no parece dispuesta a levantar el pie del acelerador, lo cual es una muy mala noticia para los otros tres operadores del mercado francés que ya han acusado el efecto de esta competencia en los resultados difundidos a lo largo del año pasado, incluyendo los de 2012.

SFR, propiedad del grupo Vivendi también ha salido al paso del reto y la semana próxima va a bajar sus tarifas de 4G. Mientras el grupo de ocio y entretenimiento ha apelado a la reducción de costes y a la venta de sus filiales. Vivendi ha puesto en venta parte de sus activos de telefonía, como su 53% en Maroc Telecom adquirido por el grupo Etisalat de los Emiratos Árabes Unidos, e intenta deshacerse de SFR estratégicamente. Sin embargo las dificultades para cerrar la venta de la operadora en Francia ha resucitado el plan de sacar a bolsa la compañía. Vivendi es el único accionista de SFR tras adquirir en 2011 la participación del 44% de Vodafone en la empresa. Pero mientras busca una forma de hacer caja con parte del capital de SFR debió retirar de la venta su filial en Brasil, GVT, por falta de interesados en la franja de precios que pretendía. Mientras, el efecto sobre el empleo de la guerra de precios mantiene en vilo al Gobierno socialista de François Hollande.

El día que el propietario de Illiad, el multimillonario Niel, anunció que extendería su oferta de línea barata de 2 euros mensuales a la tecnología 4G sin recargo el ministro de Industria francés, Arnaud Montebourg, lanzó en Tweeter el siguiente mensaje:”más destrucción de empleo en el sector de las telecomunicaciones gracias al precio excesivamente bajo de Free Mobile :-(”. Poco después Niel recordó a Montebourg que el sector en realidad ha incrementado el empleo en 5.000 nuevos puestos netos desde 2009, comparado con un panorama bastante más gris en el resto de Francia. Niel aprovechó su cuenta de Tweeter para interpelar al ministro y preguntó en su mensaje: “Y cuál es su récord señor ministro :-)”...  Xavier Niel intenta contrarrestar las acusaciones de que ha hundido el mercado de móviles por sus tarifas bajas recordando que desde 2012 su empresa había acometido inversiones por 950 millones de euros y había creado mil puestos de trabajo. La empresa holding de Niel, Illiad, anunció que había invertido el 30% de sus ingresos de 2012 en ampliar la cobertura de su red para abarcar el 40% del país tal como exige el regulador Arcep. Mientras sus competidores denuncian que esa cobertura no es real, el regulador la ha dado por buena.

Para los tres grandes operadores la presión de la competencia con la consiguiente reducción de precios ha hecho cada vez más complejo mantener el nivel de inversión que requieren las telecomunicaciones. Los tres confían en que la entrada tardía de Illiad en la tecnología 4G con un espectro de frecuencia de peor calidad que sus competidores le haga difícil desarrollar con rapidez ese mercado. Un portavoz de Orange destaca, por ejemplo, que mientras su empresa tiene 4.000 antenas de radio frecuencia en el país y Bouygues dispone de 5.000,  Illiad sólo tiene 800. Orange ya está en condiciones de dar cobertura 4G al 50% de la población, y el 70% de sus nuevas altas son para la tecnología 4G. El problema es que Illiad acelera su implantación. La empresa tiene una posición financiera fuerte, y su deuda es equivalente a sólo los ingresos de un año lo cual es una ratio muy baja para el sector.

Mientras, sus gastos en bienes de capital representa el 25% de sus ingresos. Las previsiones de Free son alcanzar unas cobertura del 75% de la población para 2015. La empresa considera que en seis o siete años habrá desarrollado una red que a sus competidores les llevó 15 años establecer.

Los analistas del sector consideran que estas proyecciones se basan en el aprovechamiento de las redes ajenas al socaire de la liberalización del sector que le ahorró a la empresa la inversión inicial necesaria para operar, lo que ha desembocado en una acumulación de tesorería que le ha permitido al generar una base de clientes invertir en infraestructuras. “Pero eso se ha hecho posible destruyendo valor en los restantes operadores. Habrá que ver si en el medio plazo el mercado realmente obtiene un beneficio o simplemente se excluye de él a otro competidor con la consiguiente sangría de puestos de trabajo y destrucción de capital”, señala un analista.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...