edición: 2561 , Martes, 25 septiembre 2018
07/05/2013

La Fundación MPS reduce el valor de su participación en Monte dei Paschi a un cuarto de lo que era hace dos años

La fiscalía de Siena que mantiene una investigación sobre las operaciones con derivados de la entidad apela una resolución
Carlos Schwartz

El mayor accionista de la Banca Monte dei Paschi di Siena, la Fundación MPS con un 33,5% del capital de la entidad, ha vuelto a reducir la valoración en libros de su participación. La fundación aplicó una reducción de 460 millones de euros sobre el ya ajustado valor de 2011. En ese año la Fundación MPS aplicó una reducción de 3.500 millones de euros al valor en libros. El banco viene de recibire capital bajo la forma de ayudas del estado por importe de 4.100 millones de euros en febrero en medio de una tormenta por el anuncio de fuertes pérdidas encubiertas a causa de operaciones con derivados sobre su cartera de deuda pública. Un portavoz de la fundación dijo a ICNreport que la entidad sin fines de lucro había sufrido en 2012 pérdidas por 193,7 millones de euros comparado con pérdidas de 331,7 millones de euros en 2011. Las pérdidas están vinculadas a la crisis de la Banca Monte dei Paschi. Para mantener su participación en el umbral del 33% la fundación tomó deuda por importe de 600 millones de euros en 2011. De esa deuda está aun pendiente de pago un saldo de 350 millones de euros.

Mientras, un juez ha rechazado la resolución de los fiscales de Siena que ordenaba el embargo de 1.800 millones de euros a Banca Nomura International, filial de la japonesa Nomura Holdings y a tres ex ejecutivos. El juez entiende que no existen indicios de delito por parte del banco que organizó una de las operaciones de derivados con las que un grupo de ejecutivos del banco, entre ellos su ex presidente Giuseppe Mussari, intentaron generar ingresos y acabaron con fuertes pérdidas que ocultaron al consejo de administración de la entidad. El actual equipo directivo de la entidad ha interpuesto una demanda contra Nomura International y  contra Deutsche Bank -una de las otras entidades que organizaron derivados- reclamándoles en total 1.200 millones de euros.
Los fiscales reclaman además 2,3 millones de euros a Mussari, 9,9 millones al ex consejero delegado Antonio Vigni, y 2,2 millones al ex alto ejecutivo Gianluca Baldassari. Estas reclamaciones cruzadas se mezclan además con otra rama de la investigación, la adquisición por MPS de Banca Antonveneta a Banco de Santander. Esta, por importe de 9.300 millones de euros, ha levantado suspicacias judiciales porque poco antes el banco español había adquirido la misma entidad por una cifra del orden de los 6.000 millones de euros.

Los fiscales de Siena que instruyen la causa sobre MPS, sus operaciones de derivados, y la adquisición de Antonveneta, han recurrido la resolución judicial que consideran infundada. Lo cual hace preveer que la batalla judicial en torno a este caso se va a complicar aun más.
El fiscal a cargo del procedimiento y presidente del tribunal, Stefano Benini, ha solicitado a la magistratura refuerzos para poder mantener en marcha el proceso que "afecta a una de las principales entidades de crédito de la región", de acuerdo con una carta que se ha difundidio en los medios italianos. MPS es el tercer banco de Italia por dimensión de su red y tiene una amplia presencia nacional. Su actual equipo ejecutivo contratado por el principal accionista, la Fundación MPS con el visto bueno del Banco de Italia, lucha por apartar de la senda de la entidad la posibilidad de una nacionalización lisa y llana. Hasta ahora el Banco de Italia ha actuado con especial tacto en torno a esta crisis. Incluso en medio de la tormenta de la crisis de la deuda en el verano de 2011.

Ese año el regulador italiano prestó a MPS 2.000 millones de euros en deuda pública para que el banco pudiera acudir al redescuento en el Banco Central Europeo (BCE). La operación se hizo en secreto.

MPS no podía disponer de su cartera de deuda pública, muy grande, porque tuvo que aportar de forma sistemática garantías suplementarias a sus operaciones de derivados con deuda pública cerradas antes del desplome de Lehman Brothers y de la cerisis de la deuda soberana en Europa. En el ojo de esta tormenta también está la filial en Italia del banco estadounidense JPMorgan cuyas oficinas fueron allanadas dos veces en un año. La última el 18 de abril. Las incursiones de la Guardia de Finanzas buscan documentación relcionada con la adquisición de Banca Antonveneta, porque el banco estadounidense organizó la emisión de instrumentos híbridos por importe de 1.000 millones de euros cuyo importe fue utilizado como parte de la financiación de la adquisición de la filial del Santander.

MPS financió la adquisición de Banca Antonveneta por importe de 9.300 millones de euros mediante un aumento de capital de 5.000 millones, obtuvo otros 1.000 millones suplementarios con la emisión de instrumentos híbridos hecha y asegurada por JPMorgan Chase, logró 1.000 millones más de un grupo de bancos de negocios, y los restantes 2.000 millones mediante una emisión de bonos. La sombra de la sospecha en torno a esta operación es que dio origen al pago de grandes comisiones, es decir que parte del precio pagado retornó a grupos de interés vinculados a la entidad o a personas físicas que intervinieron en la operación. El mundo de la política y la prensa bautizaron hace años en Italia a las comisiones ilegales como "tangentes" y al universo que las rodea como Tangentópolis. La prensa italiana sugiere la existencia de una Tangentópolis en torno a MPS.

Un elemento añadido al escándalo de las pérdidas ocultas es que la Fundación MPS está controlada por políticos regionales de Siena, entre los que abundan -si es que no son mayoría- los miembros del Partido Democrático formado por ex comunistas, demócratacristianos, y otras organizaciones de centro y centroizquierda. MPS era una caja de ahorros que con la reforma financiera italiana de 1990 escindió su actividad bancaria en una sociedad anónima de un lado y del otro constituyó una fundación que la controlaba.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...