edición: 2286 , Martes, 22 agosto 2017
27/05/2010
Informe de RSC 2009

La gestión estratégica de Cepsa zozobra en un escenario enrarecido por las antiguas luchas por el control

La indiferencia medioambiental y el oscurantismo caracterizan la lista de preocupaciones de la petrolera de capital francés
Beatriz Lorenzo

Se ha visto involucrada en la mayoría de los desmanes corporativos que pueden afectar a una petrolera en tiempos de crisis económica y feroz revolución del panorama energético. Desde los vertiginosos altibajos de los precios internacionales del crudo hasta la radical bicefalia de su dirección ejecutiva, pasando por los inevitables escándalos medioambientales que afectan a las grandes petroleras, Cepsa ha visto afectadas –a juicio de buena parte de los analistas- sus decisiones estratégicas y de gobierno corporativo tras el largo y encarnizado conflicto entre Banco Santander y la francesa Total, tras haberse repartido el pastel de la petrolera desde los años 80. La trifulca -con pleito incluido, con cuantía de 656 millones a pagar por el Santander- nació tras la sorpresiva OPA planteada por la entidad bancaria sobre el 10% de la petrolera, una decisión que obligó a la entidad -tras resolución del Tribunal de La Haya- a vender su parte en Somaen Dos, el hólding que integraban ambas junto a Unión FENOSA.

La resolución del conflicto se demoró hasta fechas muy recientes, con la adquisición de más de 11 millones de acciones por parte de Total y la conversión de la francesa en el accionista mayoritario. Para el Santander, tras la disolución de Somaen Dos, se abre la posibilidad de vender su participación en Cepsa, tal y como ha reiterado Botín, siguiendo así la estela de las desinversiones en el sector industrial.

GESTIÓN AMBIENTAL

Ciertamente, no ha sido apacible el escenario corporativo al que se ha tenido que enfrentar la compañía, que ha sido además sancionada durante el pasado año- junto con Repsol y BP- con una multa de casi 8 millones de euros por fijación indirecta del precio de venta al público de sus estaciones de servicio ya que, a juicio de la Comisión Nacional de Competencia, la petrolera eliminaba los incentivos de las estaciones de servicio para realizar descuentos y, así, competir en precios, gracias a que los contratos fijaban el precio al que las estaciones de servicio les compraban el combustible y la manera en la que establecían las comisiones. De esta forma, se incurría en la mala práctica de controlar los precios de venta al público de las estaciones de servicio bajo el estandarte de la compañía para evitar la competencia de precios en la red.

La indiferencia medioambiental y el oscurantismo se perfilan también en la lista de preocupaciones de la petrolera,  acusada recientemente por Greenpeace tras las presiones teóricamente recibidas por Televisión Española de parte de la petrolera con el afán de evitar la emisión de un programa que denunciaba el grave estado de contaminación de la Bahía de Algeciras.  Sin embargo, el Informe de Responsabilidad Social Corporativa de la entidad correspondiente al ejercicio 2009 afirma respetar de forma estricta la normativa legal destinada a reducir y controlar la contaminación de la atmósfera, del agua y del suelo de las actividades industriales, agrícolas y ganaderas que pueden presentar un elevado potencial de contaminación.

En materia de cambio climático, la compañía afirma haberse sumado a la postura adoptada por la Unión Europea tras la fallida cumbre de Copenhague, intentando favorecer la  reducción de sus emisiones de GEI, entre otras, a través de medidas de control, de ahorro energético y de la optimización de procesos que mejoran el consumo energético.  La compañía participa en iniciativas como Mecanismos de Desarrollo
Limpio  y de Aplicación Conjunta , a través del Fondo Español de Carbono. De éste y durante 2009, ha recibido la cantidad de 15.967 créditos procedentes de los proyectos de desarrollo limpio. Además, por primera vez durante el pasado ejercicio, ha participado en el mercado de compra-venta de derechos de emisión, con una venta de 103.465 derechos y un intercambio de derechos por créditos procedentes de proyectos de desarrollo limpio de 681.72.

LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

En relación con el mercado de derechos de emisión, no está de más recordar  que en ausencia de una regulación específica que supervise la compensación de CO2, han empezado a surgir los sellos, que a modo de certificación, aseguran que una empresa es “climate neutral”. En España no se dispone todavía ningún sello de este tipo aunque el Ministerio de Medio Ambiente ha anunciado la creación de un registro para que los ciudadanos puedan conocer qué emisiones se reducen de forma voluntaria y de qué forma. Mientras esto sucede la compensación de emisiones depende de la voluntad de las empresas. ESADE pretende con su proyecto piloto que esa voluntad se extienda al mayor número posible de compañías. A pesar de todo, el Mecanismo de Desarrollo Limpio promovido por el Protocolo de Kyoto es también polémico en el sentido de que legitima en cierto modo la contaminación mediante un pago y puede llegar a ser en ocasiones un simple maquillaje o reclamo publicitario. Aún así, ha de reconocérsele su innegable ayuda a que países en desarrollo avancen con tecnologías limpias, una acción que contribuye a frenar las emisiones sin comprometer el propio desarrollo de estos países. Tal es el caso de China que recibe aproximadamente el 60% del comercio de créditos de carbono para proyectos MDL.

En el caso de Cepsa, y de forma contradictoria con las protestas y reclamaciones de grupos ecologistas, la lucha contra el cambio climático parece ser uno de los puntos fuertes de un informe de Responsabilidad Social somero y carente de documentos de verificación por parte de expertos independientes. La retirada de los residuos, según afirma la empresa,  se realiza mediante gestores externos autorizados por la Administración. Dependiendo de su composición y características, los distintos tipos de residuos son segregados desde el momento en que se generan, para enviarlos a tratamiento, reciclado o depósito.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...