edición: 2411 , Miércoles, 21 febrero 2018
04/10/2013

La goleada al Copenhague sólo es una anécdota balsámica

Antonio Cubero
El Madrid de Carlo Ancelotti no acaba de satisfacer del todo a su afición más exigente, es decir, la que no se conforman ni se deja encandilar por las fugaces luces de una goleada a un equipo de medio pelo europeo como el Copenhague. Ni tampoco para los muchos buenos aficionados que siguen descifrar las claves de un Madrid que, en teoría, transita entre el contraataque y la posesión del balón. Un misterio que aún tiene desconcertado al Bernabéu. Foro que tampoco entiende algunas de las decisiones del técnico italiano como la de contar con Iker Casillas sólo para la Liga de Campeones.

Tal vez esté pagando el pecado de una pretemporada planificada más para hacer caja que para acoplar a una plantilla a las órdenes de un entrenador que llegó casi a última hora con la misión, entre otras cosas, de poner orden en el desaguisado dejado por José Mourinho. O la incomprensible urgencia con la que se llevó la titularidad del galés Gerath Bale, quien se puede decir que pasó directamente a la enfermería desde la playa donde esperaba el desenlace del  acuerdo Tottenham-Madrid 

El Madrid tiene una gran plantilla, quizás la mejor de su historia, y jugadores como Cristiano Ronaldo, que con la velocidad y calidad que atesora pueden ganar por si solo un sinfín de partidos. Es el arma letal de su equipo, sobre todo cuando Ancelotti opta por cambiar el 4-4-2 por el 4-3-3, sistema que le da más campo para buscar el gol partiendo como más le gusta desde la banda izquierda parta asomarse al balcón central del área contraria. Pero el Madrid no es sólo la genialidad de Ronaldo. Es algo más que todavía no ha podido demostrar a pesar de que le acompañen los resultados favorables.

Ancelotti ya ha cumplido sus cien días como entrenador madridista, y en su reciente y último examen ante el Copenhgue volvió a dar la impresión de que no ha dado aún con la tecla para que la constelación de excelentes jugadores que Florentino Pérez le ha puesto en sus manos funcione tal y como el predijo cuando firmó. Y si el Madrid no gana este sábado al Levante del astuto Joaquín Caparrós con más autoridad y espectáculo que contra los modestos daneses, el madridismo le puede pasar factura recordándole que aún está muy reciente una derrota que escuece tanto como la sufrida ante el Atlético. La goleada al Copenhague no es más que una simple anécdota balsámica.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...