edición: 3028 , Viernes, 14 agosto 2020
10/07/2010
OBSERVATORIO DE ECONOMIA

La imagen de los empresarios en la sociedad

CÍRCULO DE EMPRESARIOS

Los datos disponibles dejan poco lugar a la duda acerca de la insuficiente valoración pública con que cuentan en nuestro país tanto los empresarios como el papel económico y social que los mismos desarrollan. Para mayor exactitud, debería hablarse de una visión ambivalente, nada sencilla de explicar. Esa es la visión que queda de manifiesto en los datos del eurobarómetro sobre ‘entrepreneurship’

• Así, en el caso español, un elevado porcentaje de las personas entrevistadas, incluso superior al de muchos países desarrollados, se muestra de acuerdo con las afirmaciones referentes a la capacidad de los empresarios como creadores de empleo y riqueza para todos. Un 83% de los españoles entrevistados considera que los empresarios benefician a todos con su creación de riqueza. Ese porcentaje sólo se ve superado en Islandia y Portugal, dentro de una muestra formada por los miembros de la Unión Europea, Islandia, Noruega y Estados Unidos.

• Sin embargo, paradójicamente, los españoles también se muestran más de acuerdo que los ciudadanos de otros países desarrollados con otras afirmaciones que dibujan una imagen negativa del empresario, como aquellas según las cuales “los empresarios sólo piensan en su bolsillo” o “los empresarios se aprovechan del trabajo de otros”. Así, un 62% de los españoles están de acuerdo con que los empresarios sólo se preocupan de su propio bolsillo, una mala imagen del empresario que únicamente es peor en Chipre y Grecia.

La misma ambivalencia surge al analizar otro tipo de encuestas, como aquellas en que las personas entrevistadas han de responder acerca de sus preferencias profesionales, eligiendo entre creación de empresa (trabajo por cuenta propia), trabajo asalariado en el sector privado o trabajo en la administración pública como funcionario. En general, ese tipo de evidencia apunta una inclinación hacia la seguridad del trabajo asalariado, sobre todo hacia el funcionariado público, más que hacia los riesgos del trabajo por cuenta propia. Sin embargo, otras encuestas ofrecen un panorama algo diferente.

• Es el caso del reciente estudio de la Fundación Bertelsmann, en el que se detectan actitudes más favorables a los empresarios/emprendedores y a la empresa privada.

• Otro estudio de hace apenas un lustro (BBVA, 2005), acerca de los valores y actitudes del universitario español, mostraba que las preferencias de este grupo sobre su carrera profesional se inclinan hacia la empresa, con un 17,7% de los encuestados deseosos de trabajar para una empresa española y un 13% de hacerlo para una multinacional, mientras que la Administración Pública era la opción elegida por un 25,7% de los universitarios. Además, un 12,1% querría trabajar por cuenta propia.

En ese mismo estudio, los universitarios de nuestro país situaban a las empresas españolas como la tercera institución que más confianza les inspira, sólo por detrás de la universidad y las ONG´s y claramente por delante de los gobiernos estatal y autonómicos, Naciones Unidas o el Ministerio de Educación.

La reciente y creciente sustitución del término empresario por el término emprendedor es, en algún sentido, sintomática de la misma ambivalencia anterior. Si bien ambos se refieren a la misma figura, el segundo parece remitir directamente a aquellas características del empresario que más valora el conjunto de la sociedad, permitiendo arrinconar un término al que, desgraciadamente, se le dan connotaciones negativas por los motivos ya comentados. Esta sustitución terminológica puede entenderse, por lo tanto, como el resultado del reconocimiento de la importancia que tiene el empresario para el bienestar de una sociedad. Pero también recoge la permanencia de ciertos prejuicios y sesgos negativos en la valoración social del empresario.

El Círculo, si bien reivindica el término empresario y la figura de este agente, valora como muy positiva esa otra percepción favorable que se tiene del empresario/emprendedor. Se trata de un elemento esperanzador, que conviene cultivar y cuidar dada la imperiosa necesidad que la economía española tiene de nuevos empresarios. De hecho, el Círculo asume ese reto y el compromiso de una función activa de comunicación y concienciación, pues en la aparición de empresarios nos va a todos una parte muy importante de nuestro futuro. Pero para superar las reticencias que todavía despierta la figura del empresario, es preciso conocer el porqué de las mismas.

· MÁS INFORMACIÓN

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...