La incertidumbre política desata el traslado de depósitos en
edición: 2535 , Lunes, 20 agosto 2018
06/10/2017
banca 

La incertidumbre política desata el traslado de depósitos en Cataluña

Los bancos resuelven la crisis de confianza cambiando de domicilio los activos de los clientes
Carlos Schwartz
Los clientes minoristas de los bancos en Cataluña se han dirigido en un movimiento numéricamente significativo a las entidades en las que tienen sus ahorros para determinar cuál es el riesgo que pueden tener en caso de una declaración unilateral de independencia por parte del Parlamento y la Generalitat de Cataluña. La posibilidad de que la incertidumbre política se convirtiera en una corrida sobre los depósitos ha determinado que algunas entidades hayan ofrecido a sus clientes cambiar el domicilio de sus cuentas corrientes y de inversión a localidades externas a la región autónoma. Un gran banco con su sede en Madrid ha facilitado a sus clientes una domiciliación transitoria en una dirección propia del banco en la capital de España, mientras que otros han optado por otras regiones autonómicas. Este ha sido el recurso que han desarrollado los bancos para impedir que la incertidumbre se tradujera en una retirada de los depósitos en los casos de cuentas corrientes. Mientras este era el clima entre los titulares de cuentas corrientes, de ahorro e inversión con recursos suficientes como para manifestar este nivel de preocupación los dos bancos cuya sede central está en Cataluña estudiaban la oportunidad de anunciar un cambio de sede aunque según fuentes del sector financiero “ambos tienen ya decidido donde establecerán su domicilio social principal”. Banco de Sabadell hizo pública su decisión de trasladar la sede a Alicante. Fuentes del sector financiero consideran que la decisión del Tribunal Constitucional de suspender de forma cautelar la reunión del Parlamento de Cataluña del lunes “no va a disipar la tensión entre una parte de los clientes de los bancos”.
El motivo detrás de la preocupación es la posibilidad de que el Parlamento y el Gobierno de la autonomía declaren de forma unilateral la independencia y secesión de España bajo la forma de una República de Cataluña. Más allá de los antecedentes históricos de esta posibilidad teórica subyacen los problemas monetarios propios de la circulación de la divisa. Si Cataluña se independiza en tanto que no pertenece al grupo de naciones oficialmente reconocidas como integrantes de la Unión Europea (UE), y por tanto tampoco de la zona del euro, no tendría derecho a la existencia de depósitos en euros y debería transformar los saldos en las cuentas corrientes, de ahorro y de inversión a la moneda de circulación legal que un acto de independencia coherente debería crear. A menos que se dote de un régimen bancario que admita los depósitos en moneda extranjera pero igual debería determinar en qué moneda se expresa la circulación interior en su región.

Desde luego la creación de una divisa nacional, que no podría ser un euro catalán, supondría la necesidad de establecer una paridad entre la moneda común europea y la de nueva creación para convertir los saldos en todas las cuentas de manera forzosa a esa divisa. Esta operación equivaldría de facto a la indisponibilidad de los saldos en las cuentas para sus titulares. Si estuviésemos ante una operación de carácter coherente los depósitos deberían quedar bloqueados para evitar la quiebra del sistema bancario en un pánico de los titulares de cuentas corrientes y porque el órgano que se decrete como banco central, es decir emisor de moneda, deberá poder disponer de los recursos líquidos en el sistema en una emergencia nacional de esa dimensión para poder sostener además la paridad de su nueva moneda.

En realidad el problema monetario es similar al que se presentaría en un caso en el cual la paridad de la moneda nacional sea igual a la paridad de una divisa extranjera, si se opta por el modelo uno a uno. Es decir, si a la moneda de nueva creación se le adjudica el mismo valor que el euro. En un caso de este tipo la congelación de depósitos sería imperativa para evitar que la fuga de depósitos derribara el valor de la moneda además de a los bancos. El fantasma del establecimiento de un corralito sobre el dinero de los clientes es lo que ha determinado la preocupación de los titulares de depósitos en Cataluña.

Algunos conceptos sobre lo que podría ocurrir en una variante extrema fueron ventilados en su momento cuando Grecia sometió a referéndum la aceptación del plan de rescate del país de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional. Con un "No" mayoritario en el referéndum el Gobierno de Alexis Tsipras optó por negociar el peor de los acuerdos en lugar de romper con la denominada Troika. La decisión implicó una crisis de gobierno porque el entonces ministro de economía Yanis Varoufakis era partidario de rechazar las condiciones de la troika.

Según las revelaciones hechas por Varoufakis tras su salida del ejecutivo y la firma del acuerdo entre el Gobierno de Syriza y Anel con la CE, el BCE y el FMI el Plan B del ex ministro consistía en mantener un régimen de doble circulación monetaria con un retorno parcial al dracma, la moneda anterior, y su emisión por parte del nuevo Gobierno además de establecer un régimen de control de los depósitos y de nacionalización del comercio exterior.

El plan estaba destinado a romper un eventual bloqueo de los pagos de Grecia por parte del BCE quien es el encargado de controlar la circulación del euro en la zona común de esa moneda. Es de señalar que uno de los motivos para el diseño de este plan secreto era hacer frente a una inevitable expulsión del euro si Grecia rompía las negociaciones para el plan de rescate del país. Si el Gobierno de la Generalitat de Cataluña tiene la determinación de una secesión tendrá que tener un plan de circulación monetaria y mantenimiento de un sistema de pagos en la medida que su exclusión de la zona del euro se da por descontada.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...