edición: 2861 , Jueves, 5 diciembre 2019
23/09/2011
OBSERVATORIO DE COYUNTURA

La incertidumbre se instala en los mercados de deuda pública

Servicio de Estudios de CaixaBank
La deuda pública ha copado las principales portadas económicas durante el periodo estival. Las dudas ante una posible reestructuración de la deuda griega y la demora en la aprobación del segundo plan de rescate al país heleno se extendieron hacia los mercados de deuda soberana. Además, las medidas anunciadas en julio por el Eurogrupo fueron insuficientes para calmar la tensión avivada por la desaceleración del crecimiento económico europeo.

Los bonos españoles e italianos se vieron afectados, con un intenso repunte en su prima de riesgo. La intervención, a mediados de agosto, del Banco Central Europeo (BCE) con la compra de títulos de deuda permitió estabilizar el rendimiento de las deudas soberanas. Sin embargo, dicho respaldo se antoja temporal. Continúa siendo fundamental que se adopten medidas a nivel europeo y nacional que disipen la incertidumbre en los mercados de deuda.

Efectivamente, la prima de riesgo española aumentó hasta los 400 puntos básicos, un nuevo máximo desde la adopción del euro. La rápida actuación del BCE neutralizó este repunte, reduciendo el diferencial hasta los 270 puntos básicos. A pesar de ello, el mayor coste de emisión exigido durante los últimos meses sigue presionando al alza el tipo de interés medio de la deuda en circulación. Este se situaba en el 3,9% en junio de 2011, dos décimas por encima del observado seis meses atrás. Esta tendencia se mantendrá acercándose al 4,6% registrado la primera década del siglo.

Este incremento del riesgo soberano no afectó exclusivamente a España. Italia, aunque también otros países como Francia y Bélgica, registraron un importante deterioro de su prima de riesgo. Ante esta situación, varios de ellos han adoptado nuevas medidas de ajuste fiscal para calmar la inquietud de los mercados sobre la situación de sus finanzas públicas.

En este sentido, el Gobierno español aprobó el adelanto del cobro del Impuesto de Sociedades para las grandes empresas y la racionalización del gasto farmacéutico. El Ministerio de Economía prevé que ambas medidas supongan cerca de 5.000 millones este año entre recaudación adicional y ahorro de gastos. En el caso del Impuesto de Sociedades, sin embargo, ello será a cambio de menores ingresos en 2012.

Simultáneamente, se han acelerado los trámites para privatizar, en noviembre, los aeropuertos de Madrid y Barcelona, así como el 30% de la Lotería Nacional. Según el Ministerio, todas estas privatizaciones comportarán alrededor de 12.000 millones de euros adicionales para las arcas del sector público. En contraposición, se aprobó la prórroga, por seis meses, de los 400 euros que reciben los parados que ya han agotado su prestación, que aumentará ligeramente los gastos públicos alrededor de 240 millones de euros. Asimismo se redujo el tipo impositivo al que se grava la compra de viviendas nuevas hasta la mitad, del 8% al 4%, hasta finales de 2011.

Estas medidas intentan facilitar el cumplimiento del objetivo del déficit recogido en el plan de estabilidad, del 6,0% del PIB para 2011. La información mensual más reciente respecto a la ejecución presupuestaria del Estado no se desvía significativamente. El déficit de caja acumulado en el primer semestre del año fue de 23.495 millones de euros, un 23,7% inferior al del mismo periodo de 2010. Analizando los flujos de caja agregados del Estado y las comunidades se observa un incremento de la recaudación impositiva del 4,2% interanual en este periodo. Destaca el buen comportamiento del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) y del impuesto sobre el valor añadido (IVA), con crecimientos del 6,5% y del 9,4% interanual respectivamente.

Por el lado de los pagos, las medidas de austeridad del Gobierno permitieron la contracción de las inversiones reales en un 26,8% respecto a la primera mitad de 2010. Los sueldos del personal público también se redujeron un 5,2% interanual. De mantenerse esta evolución en lo que queda de año, el Estado alcanzaría su objetivo de déficit de caja para 2011, de 44.036 millones de euros.

No obstante, el cumplimiento de los objetivos fijados en el plan de estabilidad no está exento de riesgos. Existen dudas respecto a la velocidad de recuperación de la economía española y la desviación de las comunidades autónomas de su objetivo de déficit. La publicación de las cuentas públicas de estas últimas referentes al segundo trimestre a finales de agosto aportará información relevante en este aspecto.

En conclusión, el mantenimiento de las tensiones en el mercado de deuda pública europea pone de manifiesto que las medidas tomadas hasta la fecha no han conseguido el efecto deseado. Siguen siendo necesarias medidas que restablezcan la confianza en la solvencia de las cuentas públicas, tanto a corto como a medio y largo plazo. En este último aspecto destaca, a nivel nacional, la introducción de una nueva regla, en la Constitución, que limita el déficit estructural al 0,4% del PIB. Esta directriz se alinea con las propuestas de los líderes francés y alemana.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...