edición: 2347 , Lunes, 20 noviembre 2017
07/11/2016

La incertidumbre sobre un acuerdo para reducir producción mantiene los precios del crudo inestables

La OPEP mantiene el debate sobre el régimen de cuotas que deberá aprobar en su reunión de noviembre
Carlos Schwartz
El clima de incertidumbre sobre la capacidad de la OPEP para lograr un acuerdo sobre un régimen de cuotas por país que permita reducir los actuales niveles récord de producción derribó la semana pasada los precios del crudo llevando al West Texas Intermediate (WTI) por debajo de los 45 dólares por barril tras cinco días de caídas por primera vez desde junio. Sobre el ánimo de los operadores del mercado también ha pesado el anuncio por parte de la Agencia de Información de la Energía de Estados Unidos según el cual la semana pasada los inventarios de crudo subieron en 14,4 millones de barriles, el incremento más grande para una semana desde que se inició esta serie estadística a comienzos de la década de 1980. Pero la rápida acumulación de stocks puede deberse a un incremento imprevisto de las importaciones que registraron ingresos de dos millones diarios de barriles tras semanas por debajo de los niveles promedio.
“Los datos pueden reflejar una anomalía porque se ha registrado un periodo de mal tiempo, incluido un huracán, que pueden haber afectado a la entrada de crudo en semanas anteriores”, señaló un operador del mercado. Si esto es así en las próximas semanas no se registrarán nuevos récords de importación y eso puede permitir que el precio del crudo tenga una mejoría. De todas formas el sentimiento del mercado es a la baja tras la experiencia de la pasada semana y “Las persistencia de los elementos decisivos del mercado, una demanda débil y mayor suministro al mercado, van a deprimir los precios mientras se disipan los artificios verbales de la OPEP y el acuerdo no se materializa”, de acuerdo con la fuente consultada.

Mientras tanto el cartel de exportadores de crudo señaló su “profundo optimismo” sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo y los analistas de Citigroup afirman que tanto Arabia Saudita como Rusia realmente necesitan un acuerdo para aliviar su balanza de pagos y dar un cierto soporte a los otros exportadores y grandes productores aquejados de problemas financieros. Otra cosa muy distinta es que los recortes sobre los que eventualmente alcancen un acuerdo sean del calado suficiente como para corregir la precipitada caída del crudo desde junio de 2014.

Una encuesta del Wall Street Journal entre 14 bancos de inversión ha dado un resultado poco alentador en este sentido. Pronostican un precio de 56 dólares por barril para el Brent y de 54 d/b del WTI para 2017. El promedio está un dólar por debajo de la encuesta del mes pasado y en agudo contraste con las previsiones de hace un año que situaban el precio del barril para finales de 2016 en los 70 dólares. Los precios futuros del crudo al cierre de la pasada semana sufrieron su mayor caída en meses por el recrudecimiento de los enfrentamientos entre Arabia Saudita e Irán que se manifiestan también en el frente bélico con su alineamiento en bandos opuestos en Siria y Yemen. Sobre el fin de semana el consejero delegado de Saudi Aramco, Amin Nasser, expresó su convicción de que el equilibrio entre oferta y demanda se alcanzará a mediados de 2017 lo que permitirá que tras un primer semestre en los mismos niveles de precios que este año, el crudo subirá. La interpretación más ajustada a la realidad es que Nasser ha expresado su esperanza de que haya un acuerdo en Viena el 30 de noviembre.

Las compañías petroleras mientras tanto han mostrado una recuperación de ingresos y beneficios sobre la base de fuertes reducciones de costes, reducción de deuda mediante la venta de activos y menores gastos de personal y en empresas de servicios. La política de contención ha comenzado a dar resultados. Repsol anunció la semana pasada un ingreso neto ajustado para el tercer trimestre de 307 millones de euros, por debajo de las expectativas de algunos analistas pero un 95% más que en el tercer trimestre del pasado año. El beneficio neto de la empresa para los primeros nueve meses del año ha sido de 1.120 millones de euros con un incremento del 35% sobre igual periodo el año pasado.

La política de recorte de gastos iniciada tras la adquisición de Talisman Energy ha permitido la mejoría a pesar de que el precio promedio del Brent este año está en los 46 dólares por barril comparado con los 50,5 dólares por barril de hace un año. En lo que va de año las acciones de la petrolera subieron un 20%. Por su parte Royal Dutch Shell anunció la semana pasada ingresos de 2.790 millones de dólares con un incremento del 18% sobre el mismo periodo el año pasado y muy por encima de las previsiones de los analistas lo que ha insuflado aire a las acciones de la petrolera. Sin embargo la empresa advirtió que los buenos resultados se han logrado a costas de ahorros pero con un precio del crudo en promedio más bajo que el año pasado, un factor que sigue siendo un fuerte lastre para las empresas del sector. Las tensiones que sufre la primer petrolera europea por producción se expresan entre otros indicadores por el hecho que su deuda neta se ha triplicado en el plazo de un año alcanzando a los 77.800 millones de dólares.

Entretanto, diez empresas petroleras internacionales, entre ellas Repsol, han anunciado la inversión de 1.000 millones de dólares en un periodo de 10 años como contribución a los esfuerzos para impedir el cambio climático. El acuerdo de París contra el cambio climático entró en vigor el viernes pasado. El dinero se destinará al desarrollo de tecnologías que contribuyan a la reducción de emisiones de carbono a la atmósfera.

Las tecnologías que han sido consideradas prioritarias incluyen de forma relevante la captura de las emisiones de dióxido de carbono. Las dos grandes petroleras estadounidenses, ExxonMobil y Chevron, están ausentes del consorcio internacional.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...