edición: 2350 , Jueves, 23 noviembre 2017
11/04/2012
ISR

La Inversión Socialmente Responsable busca armonizarse

Beatriz Lorenzo

Parecen muy lejanos los tiempos en que Milton Friedman convencía con su libro “Capitalismo y libertad”, asegurando que “pocas tendencias podrían socavar tan profundamente los fundamentos de nuestra sociedad libre como que los directivos de las empresas asumiesen otro tipo de responsabilidad que no sea generar tanto dinero como fuera posible para sus accionistas”.  

Al contrario, en la actualidad, las empresas deben responder no sólo ante sus accionistas, sino también ante sus proveedores, clientes, empleados, competidores, sector público, organizaciones no gubernamentales y el resto de la sociedad en general. Al amparo de esta nueva tendencia han proliferado en los últimos tiempos conceptos relacionados con la responsabilidad social: gobierno corporativo, ciudadanía corporativa, triple balance, auditoría social y medioambiental, transparencia, sostenibilidad… Entre ellos, la inversión socialmente responsable pretende dar una vuelta completa al manido calcetín de la preeminencia de las cifras como indicadores de buen gobierno empresarial. Conviene entonces, como antídoto ante los directivos escépticos que se aferran todavía a la búsqueda voraz del beneficio, demostrar que los beneficios de la inversión social son perfectamente medibles y cuantificables.

ARMONIZACIÓN

Recientemente, un grupo de foros de inversión a nivel global, compuesto por The Forum for Sustainable and Responsible Investment, the European Sustainable Investment Forum (Eurosif), the Canadian Social Investment Organization (SIO), the Responsible Investment Association Australasia (RIAA), the Dutch Association of Investors for Sustainable Development (VBDO) y the Association for Sustainable & Responsible Investment in Asia (ASrIA) han llegado a un acuerdo para publicar un único informe sobre tendencias globales de ISR, echando así por tierra la tendencia de editar informes aislados por parte de cada uno de ello. La armonización, llega así también al campo de la ISR.

En los últimos tiempos, la armonización del reporting se ha convertido en una tendencia estrella a nivel glboal. En principio, la Unión Europea se muestra favorable al fenómeno unificador. Pero la armonización no solamente se debate en las instituciones comunitarias, también las compañías empiezan a tomar cada vez más consciencia de la conveniencia de atenerse a un marco estándar a la hora de realizar sus informes. Ya en el año 2008 el 77% de las compañías encuestadas para un informe de la consultora KPMG utilizaba el marco instaurado por la Global Reporting Initiative, una tendencia que se ha incrementado durante los últimos años y que empieza a tomar cuerpo también en el escenario europeo. Como iniciativa favorable a la homogeneización destaca también el Informe de John Ruggie, relator especial de Naciones Unidas sobre Empresas Transnacionales y Derechos Humanos, que apuesta por que las empresas incorporen, dentro de un marco, el respeto a los Derechos Humanos en sus políticas de RSC.
ISR

A su vez, también la ISR lucha por encontrar su sitio. Hace unos meses veía la luz de la mano del Comité Económico y Social Europeo (CESE) de un dictamen en el que se apuesta por una mayor regularización de la ISR, tratando de incorporar una mayor transparencia y un continuo proceso de evaluación.

Sin embargo, sigue habiendo detractores. Sonada fue la crítica por parte de dos académicos de la Universidad de Oxford criticaban del “extremo privilegio de la ética en detrimento de la eficacia de las inversiones” por parte del Fondo Global de Pensiones del Gobierno Noruego. Para los académicos Gordon Clark y Monk Ashby el posicionamiento ético del Fondo podría ser contraproducente para alcanzar la “plena eficacia” de las inversiones. La respuesta por parte del Fondo no se ha hecho esperar, y en declaraciones al Rotman International Journal of Pension Management ,Trude Myklebust afirmaba que la orientación a lo ético, lejos de un desequilibrio, permitirá la obtención de beneficios a largo plazo.

En general, para los expertos, la importancia de medir la inversión social va mucho más allá del afán por convencer a los últimos – pero robustos- reductos de accionistas incrédulos. Es, de hecho, la forma en que las buenas prácticas se conviertan en políticas empresariales, se enraícen en el ADN empresarial, pasan de ser conceptos filosóficos a realidades tangibles.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...