edición: 2682 , Viernes, 22 marzo 2019
02/03/2011
Tendencias de inversión

La Inversión Socialmente Responsable no acaba de cuajar en España

Beatriz Lorenzo

En la actualidad, la Inversión Socialmente Responsable se concibe en cierto modo como la tendencia de inversión hacia la que apuntan las apuestas de futuro, indudablemente afincadas en el desarrollo sostenible como meta más deseable. La ISR es el resultado de incorporar criterios sociales, ambientales y de buen gobierno en alguna de las etapas del proceso de inversión, y suele identificarse con una familia o conjunto de productos de los llamados “éticos”, aunque realmente no es así, ya que existen productos financieros que aplican filtros éticos o ambientales sin publicitarse como tales. En el panorama europeo, la Inversión Socialmente Responsable representa una de las áreas de mayor crecimiento en los últimos años.

Según datos del Foro Europeo de Inversión Sostenible (Eurosif), sólo en Europa la ISR ha crecido aproximadamente un 50% anual durante el último ciclo expansivo, y en ese mercado representa ya casi un 20% de los activos gestionados, lo que revela que la ISR está abandonando ya su estatus de nicho de mercado para tratar de convertirse en una práctica de alcance general. En cambio en España, el desarrollo ha experimentado una evidente desviación con respecto a la tendencia europea, puesto que tiene un mercado infradesarrollado que todavía no ha alcanzado el 1% de la inversión total, según Eurosif.A la hora de actualizar las cifras aportadas por Eurosif nos encontramos con una realidad todavía más devastadora, puesto que Santander Asset Management ha notificado que el patrimonio gestionado por los fondos de inversión calificados como de inversión socialmente responsable ha caído en España un 72 por ciento durante el pasado ejercicio. Así, el pasado 31 de diciembre se cerró con 22 fondos frente a los 26 existentes a finales de 2009, y el total de patrimonio gestionado fue de 248,3 millones de euros frente a los 874,9 millones de euros con los que acabó el año anterior; una caída que tiene mucho que ver con las variopintas fusiones y desapariciones de fondos que han tenido lugar durante los últimos meses. 

UN LARGO CAMINO POR RECORRER

Es, por lo tanto, honda e innegable la brecha que separa el estado de la ISR en España en relación al resto de Europa. Un abismo que no pasa desapercibido para los principales actores en la materia y que protagoniza informes e incluso debates como el que tuvo lugar hace poco entre Mapfre y Servimedia con el afán de ahondar en los obstáculos que han lastrado el desarrollo de la ISR en España y en la búsqueda de posibles soluciones.

Así, la falta de educación financiera y la confusión de ISR y banca ética se plantean como motivos de peso para la falta de integración de esta filosofía en España. También influye la escasa experiencia en ISR de las gestoras de activos, sobre todo por la escasa demanda que han tenido de ella, aunque existen casos en los que se la resistencia se ve agravada por la escasa transparencia de las inversiones. A esto se les unen los vaivenes que en los últimos tiempos han sufrido varios fondos, como el descalificado BBVA Extra 5 II Garantizado o la fusión de varios de ellos con otros no encuadrados dentro de la ISR. En la actualidad, en España el fondo “responsable” con mayor volumen de patrimonio gestionado es el Interactivo Confianza del Banco Santander con 53,5 millones de euros de patrimonio, seguido por el BBVA Codespa Microfinanzas con 28,3 millones de euros, y el BBVA Bolsa Desarrollo Sostenible, que tiene 26,5 millones de euros.

No cabe duda de que en España existe todavía un terreno demasiado árido para que la ISR produzca buenos frutos. Según el Observatorio de la Inversión Socialmente Responsable, elaborado por el Instituto de Innovación Social de ESADE con el patrocinio del BBVA, la legislación es un marco imprescindible para la consolidación de la ISR, y en España este marco todavía no está afianzado. Según David Murillo, coordinador del estudio y coautor del mismo: “Debemos destacar el riesgo para la ISR que puede significar la puesta en marcha de la Ley de Economía Sostenible. Una ley que puede dejar de lado no sólo la creación de un marco de regulación favorable a la ISR sino el simple establecimiento de medidas de apoyo y transparencia. Medidas que sí encontramos en los países más avanzados de Europa y que aquí, como siempre, llegarán aunque tarde”.

BANCA ÉTICA, UN PASO POR DELANTE

Y si a la ISR le queda un gran camino por recorrer, las cosas pintan un poco mejor para otra tendencia que va de su mano; la banca ética. . La banca ética representa una nueva concepción del mundo financiero en el que las entidades se basan en criterios negativos o positivos para llevar a cabo su modelo de negocio. Los primeros se abstienen de invertir en actividades o empresas que vulneren los criterios definidos por la entidad. Algunas actividades que habitualmente se excluyen son la producción de armamento, las que llevan implícita la explotación laboral y el trabajo infantil, la destrucción del medio ambiente, la producción de tabaco y de alcohol o el comercio de drogas. A su vez, los bancos éticos que se rigen por criterios positivos financian única y exclusivamente inversiones de alto rendimiento social, con criterios prefijados por la entidad tales como mejoras medioambientales, comercio justo, promoción del entorno social, y similares.Entre las organizaciones que se sitúan al lado de las finanzas más responsables se sitúa la Sociedad Europea de Finanzas Éticas y Alternativas, un consorcio de instituciones financieras, nacido para dar soporte financiero a los Institutos de crédito éticos y solidarios europeos, actualmente existentes y en vía de creación, y para favorecer su crecimiento y desarrollo. SEFEA financia, además, los proyectos de alcance europeo que se colocan en el ámbito de la promoción de un desarrollo económico y social que valora y protege el patrimonio natural, cultural y humano en todos los Países de la Unión Europea.

En España Banca Cívica y Triodos Bank condensa en grueso de la actividad financiera ética, que se muestra en tendencia creciente. De hecho Triodos Bank ganó 11,5 millones de euros en el ejercicio 2010, lo que significa un crecimiento del 20 por ciento en relación al año anterior. Además, en2011, el banco proyecta continuar aumentando su presencia física con seis nuevas delegaciones regionales y atraer un 50 por ciento más de nuevos clientes

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...