edición: 2361 , Lunes, 11 diciembre 2017
17/01/2011

La ISO 26000 salta de nuevo a la palestra a través de certificaciones “fantasma”

Air France ha comunicado la obtención de una certificación en una norma “no certificable” y otras organizaciones hacían lo propio cuando la ISO era todavía borrador
Beatriz Lorenzo

Para las compañías se vislumbra muy cercana la consolidación de una nueva era, la “era de la responsabilidad” que tras los desmanes corporativos de los últimos tiempos escala posiciones a pasos agigantados. Es una nueva etapa que aboga por conceptos novedosos tales como la responsabilidad de las finanzas o la globalización responsable

Tanto para las grandes multinacionales como para las empresas medianas y pequeñas, se hace necesario un buen gobierno que reduzca los conflictos, fomente la transparencia y regule los mecanismos de control interno. Un pasado cuajado de medidas de infravaloración del riesgo y persecución a toda costa del “cash” les pasa ahora factura a las empresas, que ven oscilar sobre sus respectivas marcas el gran interrogante que la sociedad se plantea acerca de las vías que las compañías van a seguir para subsanar sus errores y afianzar nuevo clima empresarial más transparente, más dialogante, realmente sostenible en el tiempo.

Así, durante los últimos tiempos, la integración ha sido la pieza clave del escenario “responsable” internacional. A finales del pasado año se sentaron las bases de la “RSE integrada” a través de la alianza entre Global Reporting Initiative con Carbon Disclosure Project, organización independiente sin ánimo de lucro que mantiene la mayor base de datos mundial de información corporativa sobre cambio climático. Un potente acuerdo que contaba con precedentes, ya que también la GRI había firmado anteriormente un acuerdo con el Pacto Mundial de Naciones Unidas; verdaderos tratos de gigantes que delimitan el camino a seguir por la Responsabilidad Social en el año que está a punto de comenzar. También por una RSE armonizada aboga la reciente- pero ya muy controvertida- ISO 26000, que nace con la vocación de convertirse en una norma holística capaz de abarcar todos y cada uno de los tentáculos en que se ramifica la gestión de la RSC. Indudablemente es una norma compleja, que llega en momento empresarial delicado y que se enfoca sobre todo a las grandes corporaciones, a través de unas disposiciones densas y complejas que podrían no ser totalmente aplicables a todos los tipos de organizaciones.

CERTIFICACIONES IMPOSIBLES

Y sin embargo, a pesar de que la andadura de la ISO 26000 es todavía muy breve, la controversia no se ha hecho esperar y los debates acerca de la norma son cada vez más encarnizados.  Así, y a pesar de los esfuerzos de la propia ISO por aclarar el hecho de que “no se trata de una norma certificable” – a través de informes tan contundentes como el reciente “It's crystal clear. No certification to ISO 26000 guidance standard on social responsibility”-siguen surgiendo absurdos como el protagonizado esta misma semana por Air France, que lanzó un comunicado asegurando que la auditora Bureau Veritas la había certificado en ISO 26000 dando lugar a que “Air France se convirtiera en la primera organización de mantenimiento de  aviación del mundo a adoptar este último estándar de ISO”. Incongruencias como ésta no han tardado en poner a la ISO 26000 de nuevo en el punto de mira de los escépticos, más aún cuando ha existido otra serie de extrañas certificaciones que proliferaron incluso cuando la norma era todavía borrador. Tal y como expone una investigación realizada por los expertos de Comunica RSE, las organizaciones involucradas fueron Swiss TS Technical Services AG, quien otorgó una certificación e IKEA Deutschland, que comunicó su obtención.

Ciertamente, no dejan de ser sorprendentes las dudas acerca de la capacidad certificadora de la ISO, puesto que el propio texto indica que  “esta norma internacional no es una norma de sistemas de gestión. No es apropiada, ni pretende servir para propósitos de certificación, o uso regulatorio o contractual. Cualquier demanda de certificación, o petición para obtener un certificación, desde la perspectiva de la Norma ISO 26000, se consideraría una tergiversación del propósito e intención de esta norma internacional”. Tampoco es la ISO 26000 un nuevo sistema de gestión, ya que “proporciona orientación sobre cómo poner en práctica la responsabilidad social en una organización. Incluye orientaciones relacionadas con: el entendimiento de la responsabilidad social de una organización, la integración de la responsabilidad social en toda la organización”.

RSE REGULADA

La controversia acerca de las certificaciones pone el dedo en la yaga en el complejo tema de la Responsabilidad Social ceñida a un marco global y uniforme. De hecho, el principal argumento esgrimido en su día por los detractores de la aprobación de la ISO 26000 alude al hecho de que las compañías una vez experimenten las ventajas competitivas y las mejoras en reputación derivadas de la aplicación de los aspectos codificados- ya sean éstos referidos a gobierno corporativo, responsabilidad social u otros ámbitos- las propias guías y pautas perderán su razón de ser al haber integrado las compañías los contenidos regulados de forma natural en su “core business”:

Por otra parte, los excesos regulatorios, mal llevados,  pueden paralizar o cohibir las decisiones estratégicas de las compañías. Esa es, al menos, una de las principales preocupaciones para los líderes empresariales según la tercera edición del estudio 'Global Business Risk Report. The Top Ten Risks for Business', elaborado por Ernst & Young .Por detrás de la regulación y el cumplimiento normativo, se sitúan el acceso al crédito, la posibilidad de un empeoramiento económico a la vuelta de la recesión y el número de amenazas vinculadas a la gestión de los recursos humanos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...