edición: 2613 , Martes, 11 diciembre 2018
28/01/2013
La crisis del banco italiano en medio de la campaña electoral se convierte en arma arrojadiza

La junta de Monte dei Paschi aprueba un plan financiero mientras arrecian filtraciones judiciales a la prensa

Carlos Schwartz

La junta de accionistas del Banco Monte dei Paschi (MPS) de Siena aprobó tras siete horas de debates, que incluyeron una intervención del cómico puesto a político Beppe Grillo, un plan financiero que supone ayudas del Gobierno bajo la forma de los denominados “bonos Monti” y una ampliación de capital exigida por el Banco de Italia. La ayuda del Estado es de 3.900 millones de euros de los cuales 2.000 millones serán incorporados al capital y 1.900 serán utilizados para cancelar una línea de crédito con vencimiento este año concedida al banco en 2008 por el Gobierno en medio de la crisis financiera internacional. La vicisitudes en el banco se iniciaron tras el test de esfuerzo de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) en 2011 que determinó que MPS no alcanzaba al capital mínimo del 9% de sus activos ponderados por el riesgo.

La crisis se complicó de forma significativa la pasada primavera cuando la fiscalía de la ciudad de Siena, ante lo que consideraba obstrucciones a la justicia, ordenó el allanamiento de la sede de MPS y de varios otros bancos en Milán y Roma además de Siena. La información difundida entonces vinculaba la investigación a la compra por MPS en 2007 de la Banca Antonveneta en 9.300 millones de euros a Banco Santander quien unos meses antes la había adquirido en 6.600 millones de euros dentro de un paquete de activos propiedad de ABN Amro. Ahora nuevas filtraciones a los medios de comunicación italianos, que estos adjudican a fuentes judiciales, señalan que los temas centrales de la investigación en curso
son: la posible recuperación por parte de algunas personas o entidades del sobreprecio pagado por Antonveneta; la financiación de la Fundación MPS; y contratos de derivados con Nomura y Deutsche Bank. Las filtraciones señalan que el precio fue pagado a dos cuentas separadas en el Reino Unido, en una se ingresaron 7.000 millones de euros y en otra 2.000 millones de euros. La información señala que la fiscaslía de Siena ha enviado comisiones rogatorias a Reino Unido, España y Brasil. De acuerdo con estas versiones parte del dinero remitido a Brasil habría regresado a Italia.

La semana pasada la sangre llegó al río cuando el renovado equipo de gestión del banco hizo públicas nuevas pérdidas en la entidad por importe de 500 millones de euros. El banco tenía previsto desde finales del tercer trimestre que necesitaría una ayuda del estado, pero la cifró entonces en 3.400 millones de euros. El anuncio de la pasada semana elevó la cifra del rescate a 3.900 millones de euros. Las perdidas encubiertas son resultado de dos contratos de derivados que no fueron comunicados al regulador. El Banco de Italia, en medio de un aluvión de críticas de los partidos al Gobierno y al Partido Democrático involucrado en la Fundación MPS que es accionista mayoritaria del banco, emitió un comunicado ratificando que las nuevas pérdidas anunciadas son resultado de operaciones que se ocultaron al regulador. El escándalo ya se llevó por delante al presidente de la Asociación Italiana de Banca, Giuseppe Mussari, la semana pasada por ser el ex presidente del banco y responsable de su gestión en los periodos cuestionados. Al finalizar el tercer trimestre las pérdidas de MPS eran de 1.700 millones de euros, y al cerrar el año pasado sobrepasaban los 2.000 millones de euros.

Las filtraciones judiciales señalan también que se indaga la operación de venta del banco de negocios filial de Antonveneta, llamado Interbanca, que inicialmente formó parte de la venta a MPS y luego fue recuperado por Santander y vendido finalmente al banco General Electric en 2008. Tras las operaciones de 2007 el Santander quedó como accionista minoritario en MPS, con menos del 2% del capital. El Banco de Italia se ha puesto a resguardo de la avalancha de críticas en torno a la crisis de MPS por su supervisión y ha puntualizado que los hechos descubiertos son de suma gravedad y que la información le fue ocultada al supervisor.

Mientras, las elecciones generales de febrero en Italia actúan de cámara de resonancia de este escándalo. A MPS se le conoce como el banco rojo por el peso tradicional en el Gobierno de la ciudad de Siena de la izquierda. El Partido Democrático (PD) es la principal fuerza política local.

Este hecho ha contribuido a que todo el arco opositor al Gobierno haya aprovechado la oportunidad para atacar por la crisis de MPS al PD y al presidente Mario Monti.  El banco era el equivalente italiano a una caja de ahorros, un monte de piedad a la hora de su fundación, que se convirtió en banco con la ley italiana de la transformación de las cajas en bancos en 1995. La fundación que controla el capital del banco está inficionada por la política local de Siena con fuerte presencia de los partidos mayoritarios. Parte de los ataques políticos han sido dirigidos contra el presidente tecnócrata Mario Monti, ex asesor de Goldman Sachs y calificado de “hombre de la banca” por sus detractores. Uno de los candidatos del movimiento electoral que apoya la designación presidencial de Monti, Alfredo Monaci, es ex consejero de MPS. Por su parte Monti ha desviado los disparos hacia el PD al afirmar que el fenómeno de la interacción entre banca y política debe ser eliminado de raíz. La opinión pública parece resignada a que el procedimieto judicial en torno a MPS se extienda en el tiempo de forma interminable y acabe diluyéndose. Pero mientras dure la campaña electoral dará que hablar, y según los resultados electorales puede que el procedimiento en lugar de quedar sepultado se mantenga vivo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...