edición: 2559 , Viernes, 21 septiembre 2018
27/05/2009
OBSERVATORIO DE PATENTES Y MARCAS

La Justicia considera al consumidor inteligente

Pons Patentes y Marcas
La función principal de la marca es la de diferenciar productos o servicios para que el consumidor pueda estar en condiciones de elegir un producto o un servicio con la mayor transparencia. El fin de la marca debe dirigirse no sólo a defender los intereses de su titular, sino que debe buscar prioritariamente es, la protección del consumidor. El Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas declara en una reciente sentencia que el fin primordial de la marca es garantizar la función de identificación del origen empresarial de los productos o servicios; que el riesgo de confusión debe apreciarse globalmente, teniendo en cuenta todos los factores del supuesto que sean pertinentes y que el mismo es tanto más elevado cuando mayor resulta ser el carácter distintivo de la marca anterior.

No basta que la marca identifique el producto, sino que es preciso que proporcione una suficiente capacidad de diferenciación entre los productos marcados y todos los demás. La capacidad de distinción de la marca se constituye así en un dato que afirma que el objeto designado por ella pertenece a la clase de objetos que llevan esa marca.

A la hora de calificar la distinción de dos marcas resulta de extraordinaria importancia cuando los productos y servicios amparados por ellas actúan en el mismo campo aplicativo elegir entre todo el conjunto cual es el elemento más incisivo frente al consumidor, evitando un examen fraccionado, lo que hace extremo el peligro de confusión.

Es necesario tener en cuenta, que se opera en la mente del receptor una señal, que sin necesidad de una gran reflexión le permite discernir sobre la naturaleza y el origen del producto. Todos los productos marcados tienen una procedencia común y son homogéneos. La Justicia considera que cualquier consumidor medio se halla en condiciones de diferenciar los productos o servicios que amparan ambas.

Esta operación que se produce por efecto reflejo en la mente del sujeto receptor le va a permitir recordar con facilidad la imagen que representa. De aquí, que la jurisprudencia tanto la jurisprudencia comunitaria como la española rechacen aquellos signos que o bien por su simplicidad no dicen nada o bien son tan complejos que su aprehensión no es posible.

La exclusividad se vincula a la mayor o menor aptitud de la marca para diferenciar los productos o servicios para los que fue registrada, atribuyéndoles una procedencia empresarial determinada. Así, integra el examen de la asociación que en el público suscita la percepción de la marca solicitada sobre la marca prioritaria, con el objeto de impedir que con la utilización de la marca posterior se pretenda obtener sin causa justa una ventaja desleal del carácter distintivo de estas marcas anteriores notorias o renombradas o se les pueda causar perjuicio a su prestigio o fama.

En la determinación concreta del riesgo de confusión ha de tenerse en cuenta la impresión conjunta que produce la marca frente a aquellas otras con las que se deba confrontar teniendo en cuenta las características de un consumidor medio de la categoría de productos de que se trate. El nivel del consumidor se presume normalmente informado y razonablemente atento y perspicaz, teniendo en cuenta el grado de similitud gráfica, fonética y conceptual, en particular, los elementos distintivos dominantes.

Noticias

Espaldarazo judicial a los derechos de los editores

Espaldarazo legal a los editores de diarios en su batalla por los derechos de propiedad intelectual de sus contenidos. Un juzgado de lo mercantil de Madrid ha avalado los derechos de autor de estas empresas frente a las compañías dedicadas a la elaboración de resúmenes de prensa (press clipping).

Así se desprende de la sentencia dictada por el juzgado tras una denuncia interpuesta por la Asociación de Editores de Diarios Españoles (Aede) y 55 editores de diarios españoles, asesorados por el despacho de abogados Cremades & Calvo-Sotelo, que ha condenado a cesar en su actividad a la empresa Documentación de Medios, dedicada a press clipping.

Para la Aede, esta sentencia supone el reconocimiento a los editores como «propietarios exclusivos» de los contenidos de sus diarios y obliga a las empresas dedicadas a la elaboración de resúmenes y recortes de prensa que operaban sin licencia a adoptar acuerdos para continuar desarrollando esta actividad.

La sentencia concluye, según los editores, que los acuerdos entre las empresas de press clipping y las asociaciones de periodistas como la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (Fape) no son válidos a efectos de elaborar resúmenes y recortes de prensa.

Descarta así el juzgado que, al amparo de la excepción de la cita del artículo 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, puedan desarrollarse modelos de negocio que se limiten a reproducir y digitalizar contenidos de otros y a percibir una remuneración aprovechándose del esfuerzo del editor.

Fracasa la subasta de 129 dominios en español 
 
Debía ser una gran oportunidad, una puja ferviente por más de cien direcciones Web. La mayor subasta de dominios de Internet en español fue, sin embargo, un fracaso.

Sedo, plataforma de compraventa de dominios, organizó el evento en su portal desde el 7 de mayo hasta el pasado jueves. Confiaba en adjudicar más de 90 dominios, pero sólo 17 de los 129 disponibles terminaron en manos del mejor postor.
Alejandro Suárez posee 1.300 dominios genéricos en los que ha invertido 400.000 euros desde 1996. En la subasta no consiguió vender Afiliados.com, cuyo precio de salida oscilaba entre 25.000 y 50.000 euros. En su día pagó 6.000 euros por él y cada año desembolsa entre 5 y 10 euros más por el mantenimiento de cada dominio.

"Nadie pensaba que iría tan mal. Por la crisis sólo se alcanzó el 35% de los precios de 2008", explica Suárez, a pesar de que en los últimos años este mercado ha vivido un auténtico auge.

Alarmas.es fue el gran trinfador: consiguió multiplicar por nueve su precio. De 800 euros pasó a 7.150 euros, el segundo más caro. Por el que más se pagó fue Ingles.es (15.000), y Agua.es completó la tercera plaza del podio con 4.550 euros. La próxima subasta, sin fecha, será de dominios de profesiones; aunque, ante los resultados, Suárez la ve como "una opción para comprar, y no para vender".

Una firma de abogados de Alicante demanda a Astroc por el nombre

La diferencia está en una sola «f», pero ha sido suficiente para que el caso termine en los tribunales. Una empresa alicantina dedicada a los servicios legales ha denunciado la «presunta incompatibilidad» de la nueva marca de la inmobiliaria Astroc con su propia denominación mercantil.

La antigua Astroc se llama desde febrero de 2008 «Afirma Grupo Inmobiliario», cuando la junta de accionistas aprobó el cambio de nombre para desvincular a su antiguo presidente (Enrique Bañuelos) y englobar la fusión de 18 compañías.

Mientras, la empresa alicantina se denomina «Affirma». En la demanda, pide al juzgado de Marca Comunitaria, dependiente de lo Mercantil, que adopte medidas cautelares respecto a su uso.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...