edición: 2350 , Jueves, 23 noviembre 2017
14/07/2016

La justicia europea da un respiro a la banca española

ICNr
La banca española podría esquivar la última bala de la batalla judicial abierta por las cláusulas suelo hipotecarias, aquellas que limitan la cuota que sigue pagando el cliente pese a la caída del euríbor. El dictamen del abogado general no es vinculante, y habrá que esperar a otoño para el fallo definitivo.
Un proyectil disparado esta vez en el campo de batalla europeo después de que un tribunal de Granada consultara al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) si la devolución de lo cobrado por las cláusulas suelo opacas no debería llevarse a cabo con retroactividad total.

Hasta ahora, la doctrina que se ha seguido es la impuesta por el Tribunal Supremo español, es decir, que los bancos condenados por la opacidad de sus cláusulas suelo –todos los españoles en la actualidad, aunque algunos aún permanecen recurriendo fallos de primera instancia­ solo deben abonar a sus clientes lo cobrado desde mayo de 2013.

Fue entonces cuando el Supremo impuso, en una sentencia histórica, la anulación de las cláusulas suelo de BBVA, Novagalicia (hoy Abanca) y Cajamar, por su falta de transparencia. Europa juzga ahora si ampliar esta retroactividad en las devoluciones hasta 2009 cuando la caída de los tipos de interés comenzó a activar las cláusulas suelo.

El dictamen del Abogado General, que servirá de base para la futura sentencia del Tribunal europeo, avala la tesis del Tribunal Supremo español, que el 9 de mayo de 2013 declaró abusivas ciertas cláusulas suelo pero no exigió la devolución retroactiva de lo cobrado de más por los bancos.

El fallo del Supremo salvó a las entidades de una factura multimillonaria porque las cláusulas suelo se aplicaban desde 2009 para poner un tope a la rebaja de los tipos de interés ligada a la caída del euríbor.

Los tres casos revisados ahora por el Tribunal europeo atañen en concreto a BBVA, Popular y BBK Cajasur y llegaron a la Corte de Luxemburgo a través de consultas prejudiciales remitidas por el Juzgado de lo Mercantil n. 1 de Granada y la Audiencia Provincial de Alicante. Esos tribunales españoles consultan a la Corte europea sobre la compatibilidad de los límites de los efectos de la declaración de la nulidad de las cláusulas abusivas.

La factura que podría evitar el sector financiero sí se confirma un fallo en el sentido que avanza el abogado general del tribunal es millonaria. Un informe del Banco de España estima que la retroactividad total tendría un coste adicional de entre 5.000 a 7.600 millones de euros para la banca española más allá de lo que ya le ha supuesto retirar las cláusulas declaradas opacas hasta la fecha.

Desde Analistas Financieros internacionales asumen que la banca ya arrastra una factura de 5.269 millones de euros por este último contexto, y que tener que devolver lo cobrado desde 2009 elevaría el coste total a 9.700 millones, sin incluir los 6.200 millones que dejará de cobrar el sector de cualquier modo por no contar con cláusulas suelo efectivas en el periodo 2016 a 2019.

Por entidades, Goldman Sachs señaló pasada semana que BBVA sería el banco más afectado por un fallo contrario del Tribunal de Justicia de la UE, pues afrontaría 1.815 millones más en provisiones, seguido por los 660 millones que debería dotar CaixaBank, los 334 millones extra para Popular o los 160 millones que aún debería provisionar Bankia.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...