edición: 2351 , Viernes, 24 noviembre 2017
18/06/2014
LA OREJA DE LARRAZ

La Justicia europea unifica los criterios para determinar cuándo una venta se considera piramidal y, por tanto, ilegal

Javier Ardalán

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea acaba de publicar una sentencia, de 4 de abril de 2014, en la que unifica los criterios para todas las normativas de los Estados de la Unión sobre la definición de lo que es una venta piramidal delictiva.

El ponente, el magistrado francés Jean-Claude Bonichot, considera que un plan de venta piramidal sólo constituye una práctica comercial desleal en cualquier circunstancia cuando tal plan exija al consumidor una contraprestación financiera, con independencia de cuál sea su importe, a cambio de la oportunidad de recibir una compensación derivada fundamentalmente de la entrada de otros consumidores en el plan, y no de la venta o el consumo de productos.

La Directiva 2005/29 incluye las prácticas comerciales que, en cualquier circunstancia, son desleales y que, por ello, no requieren una evaluación en cada caso concreto. Por otro lado, las prácticas que no figuran en dicho anexo pueden ser declaradas desleales tras un examen pormenorizado de sus características atendiendo a los criterios establecidos, según se establece en las sentencias ‘Purely Creative y otros’, de 2012.

De ello resulta que únicamente las prácticas comerciales más perjudiciales para los consumidores son objeto de una prohibición absoluta, pero que una práctica que no esté incluida en el anexo I de la Directiva 2005/29 puede, no obstante, prohibirse cuando una evaluación específica y concreta permita apreciar su carácter desleal.

Esta norma establece que se presume que una práctica comercial es engañosa, cuando consista en la creación, dirección o promoción de un plan piramidal de venta de productos que ofrezca a los consumidores la posibilidad de recibir una compensación esencialmente por introducir a otros consumidores en el plan, y no por la venta o el consumo de productos.

El artículo 5 de la Directiva 2005/29 determina que se prohíben las prácticas comerciales desleales. Una práctica comercial será desleal si es contraria a los requisitos de la diligencia profesional y distorsiona o puede distorsionar de manera sustancial, con respecto al producto de que se trate, el comportamiento económico del consumidor medio al que afecta o al que se dirige la práctica, o del miembro medio del grupo, si se trata de una práctica comercial dirigida a un grupo concreto de consumidores.

En particular, considera que serán desleales las prácticas comerciales que sean engañosas o agresivas, como crear, dirigir o promocionar un plan de venta piramidal en el que el consumidor realice una contraprestación a cambio de la oportunidad de recibir una compensación derivada fundamentalmente de la entrada de otros consumidores en el plan, y no de la venta o el consumo de productos.

La demandante es una sociedad que concede, por correspondencia, créditos de escasa cuantía en un breve plazo. Fue condenada en 2011 al pago de una multa por prácticas comerciales desleales. De esta resolución se desprende que esta sociedad, , llevó a cabo una campaña publicitaria para la ejecución de un plan piramidal de venta de productos que ofrecía a los consumidores la posibilidad de percibir una compensación esencialmente por haber hecho entrar a otros consumidores en el plan y no por la venta o el consumo de productos.

La sociedad ofrecía a todo nuevo cliente una prima por el registro de cada nuevo cliente que captara. A fin de convertirse en cliente, el nuevo, al registrarse en el sitio Internet de ésta, debía pagar gastos de registro.

El tribunal remitente se preguntaba sobre la interpretación del anexo I, número 14, de la Directiva 2005/29 y sobre la conformidad con la normativa relativa a las prácticas comerciales desleales. Esta disposición en  las versiones de la Directiva en español, francés y polaco regula que el “consumidor realice una contraprestación a cambio de la oportunidad de recibir una compensación derivada fundamentalmente de la entrada de otros consumidores”. Sin embargo, en las lenguas alemana y lituana de dicha Directiva, no se corresponde con las otras versiones lingüísticas de ésta, como las versiones, ya que no prevén este criterio de pago de una contraprestación por el consumidor.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...