edición: 2361 , Lunes, 11 diciembre 2017
23/03/2016

La ley del embudo

Rafael Vidal
Desde muy pequeño escuché esta expresión "la ley del embudo" aplicada a muchas situaciones (era el máximo nivel de crítica aceptable en aquellos tiempos) en las que la desproporción entre la teoría y la práctica era tan desmesurada que el susodicho aparato se convertía en la única explicación posible: muy grande por un lado y demasiado estrecho por el otro, lo que padres y abuelos resumían con un escueto "lo ancho para mí y lo estrecho para ti", entendiendo como primera persona al que tenía la sartén por el mango.
Viene la cosa a cuento del anuncio de una importante subida de las pensiones en Alemania, en el entorno del 6%, seguramente por las recomendaciones del Banco Central Europeo sobre el incremento del gasto público como una de las soluciones a la crisis de inflación que padecemos.

Hasta aquí la cosa encaja, a no ser porque Alemania ha presionado, y lo sigue haciendo, sobre los países del sur sobre el asunto de las pensiones. Insiste Alemania en que Portugal, España, Italia y Grecia, incluso Francia, recorten sus pensiones como parte del programa de austeridad impuesto a la población para cuadrar las cuentas públicas. A estas alturas parece un insulto a la razón que Alemania decida subir las pensiones de sus ciudadanos, muchos de ellos residentes en los países mencionados, cuando exige recortes en ese apartado a los demás.

Teniendo en cuenta que hay muchas formas de elevar el gasto público, pienso que el Gobierno alemán ha optado por ésta ante el deterioro de la intención de voto de sus ciudadanos por otro problema que se están comiendo los países del sur, los refugiados. La inmensa mayoría de los refugiados que llegan de Oriente Próximo buscan Alemania como destino, pero Alemania no los quiere, a todos, y ha buscado la manera de repartir el problema de forma ecuánime entre los socios de la Unión Europea a los que ha estado tratando como súbditos, después de negarse a repartir de forma ecuánime el problema de la deuda de esos mismos países. La deuda concertada no, pero un concierto para los refugiados sí. Austeridad con vuestras pensiones sí, pero con las pensiones alemanas, no. De verdad, ¿tenemos que aguantar esto?.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...