edición: 2851 , Jueves, 21 noviembre 2019
03/02/2012
OBSERVATORIO DE COYUNTURA

La liquidez del BCE no garantizará el crecimiento del crédito

SERVICIO DE ESTUDIOS DE CAIXABANK
El año nuevo se encara con renovadas esperanzas respecto a la reducción de las tensiones que han afectado al sector bancario durante los últimos meses. El compromiso del Banco Central Europeo (BCE) de proveer de liquidez a la banca europea y la aceleración del proceso de reestructuración del sector bancario español pretenden disipar las dudas en los mercados de financiación. El estancamiento de la actividad económica y el proceso de desendeudamiento del sector privado español dificultarán, sin embargo, la recuperación del crédito durante este año.

En efecto, la primera subasta del BCE a tres años se saldó con una demanda neta de más de 443.000 millones por parte de 531 entidades bancarias europeas. Esta fue la mayor inyección por parte de la máxima autoridad monetaria ya que superó a la adjudicación de junio de 2009, en la que fue su primera subasta a un año. Dicha facilidad de liquidez supone un bálsamo para el sistema bancario español que sufrió, durante 2011, los efectos del cierre de los mercados de financiación mayorista. Su relevancia se hace patente si tenemos en cuenta los elevados vencimientos de deuda bancaria española para 2012, ligeramente superior a los 120.000 millones de euros. Esta cifra prácticamente cuadriplica las emisiones realizadas a lo largo del año pasado, de 31.000 millones.

De hecho, para poder afrontar sus necesidades de liquidez del segundo semestre de 2011, la banca española amplió su recurso al eurosistema en 56.000 millones de euros entre abril y noviembre del año pasado. Así, la apelación al BCE se convirtió en uno de sus principales canales de financiación al alcanzar, con 98.000 millones de euros, un máximo desde septiembre de 2010. Esta cifra representaba el 26,2% del total de dinero prestado por el BCE a las entidades de crédito europeas. Una ratio muy elevada si tenemos en cuenta que los activos de la banca española equivalen a cerca del 12% de los del sector bancario europeo.

Este hecho refleja la incertidumbre existente respecto a la solvencia del sistema bancario español que persiste a pesar de la reestructuración llevada a cabo en 2011. Un proceso que supuso, al mismo tiempo, la recapitalización de algunas de las entidades hasta el nuevo límite del 8% exigido por el Banco de España. Una de las principales razones de esta incertidumbre es la elevada ratio de morosidad que presenta el sistema bancario español. Esta aumentó en 26 puntos básicos el pasado mes de octubre, hasta alcanzar el 7,42% de los créditos a otros sectores residentes. En el gráfico anterior se observa que aquellos periodos con un mayor incremento de la tasa de paro suelen venir de la mano de aumentos en la ratio de impagados. Como consecuencia, el deterioro del mercado laboral previsto para 2012 nos lleva a pronosticar nuevos incrementos de la mora.

Según los datos desagregados por ramas de actividad, el crecimiento de la ratio de morosidad responde, en gran medida, al aumento de los activos dudosos en los sectores de la construcción y la promoción inmobiliaria. Estos alcanzaron, en septiembre, ratios del 16,1% y del 19,0% respectivamente, lejos del 5,2% de la industria o el 4,4% de los servicios. Aunque partiendo desde niveles muy inferiores, la morosidad de las familias también intensificó su aumento en este periodo, hasta el 3,4%.

Dado que el crédito vivo de las actividades inmobiliarias superaba los 405.000 millones de euros en el tercer trimestre, un 22,8% del crédito total, no extraña que el riesgo inmobiliario sea considerado la principal amenaza para la solvencia del sector bancario español. De acuerdo con el Banco de España, el volumen de crédito y activos inmobiliarios problemáticos en manos de las entidades financieras ascendía hasta los 176.000 millones de euros a mediados de 2011. Esta suma incluye los activos inmobiliarios adjudicados y los créditos morosos o susceptibles de serlo.

Por lo tanto, para reducir la desconfianza de los mercados, el nuevo Gobierno se está planteando la creación de un banco malo que agrupe los activos improductivos de la banca española. Esta propuesta permitiría sanear de forma rápida los balances de las entidades financieras. Sin embargo, como muestran la experiencia en países como Irlanda o Alemania, el diseño de este banco malo puede llevar a resultados muy distintos, por lo que se convierte en una tarea de suma complejidad. Así, el grado de participación del Estado, la valoración de los activos improductivos y los mecanismos para exigir responsabilidades a las entidades que se beneficien de su implementación son aspectos importantes.

Tanto las inyecciones de liquidez del BCE como la creación del banco malo son medidas que tratan de reactivar la financiación al sector privado. Hasta el mes de octubre, esta se redujo un 2,0% interanual con caídas de la misma cuantía para los hogares y las empresas.

Si tenemos en cuenta solo el crédito bancario al sector público, la disminución fue incluso mayor en este mismo periodo, hasta situarse un 2,5% por debajo del nivel de octubre de 2011. El desglose muestra una caída generalizada en todos los sectores. Destaca la caída del crédito a la construcción, del 15,8% respecto al tercer trimestre de 2010. El sector de los servicios fue el que registró una menor caída, del 1,9% en ese mismo periodo. Por lo que respecta al crédito a los hogares, fueron las partidas de consumo las que registraron una mayor contracción mientras que el crédito hipotecario se redujo un 0,5% interanual. Sin embargo, el adelanto de la demanda de crédito durante los últimos meses de 2010, debido al fin de las desgravaciones fiscales por la compra de vivienda habitual, apunta hacia mayores caídas en el cuarto trimestre del año.

En clave de futuro, las medidas adoptadas para reactivar el crédito no bastarán para evitar una nueva caída en 2012. De este modo prevemos que el estancamiento de la economía y el desapalancamiento de los hogares y las empresas sitúen la tasa de variación en el -2,3% respecto al saldo de 2011.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...