edición: 2576 , Miércoles, 17 octubre 2018
21/07/2017
Microsoft, la gran diferencia está en la nube

La lucha por la oferta de procesamiento de datos en forma remota delimita los puestos de vanguardia

Carlos Schwartz
Microsoft anunció esta semana sus resultados para el cuarto trimestre del año fiscal acabado en junio con una sorpresa: superó todas las previsiones de los analistas. Un día antes las tecnológicas rompieron su máximo del año 2.000 en vísperas del desastre de las dotcom, y el gigante del software marcó su máximo histórico que volvió a romper 24 horas después. Microsoft casi duplicó sus ingresos por los servicios de computación en la nube en la división bautizada Azure en el cuarto trimestre. La empresa ha volcado su esfuerzo en la oferta bajo demanda de servicios de procesamiento de datos, de software a distancia sobre la base del servicio Office 365, y almacenamiento de datos. El éxito logrado en la oferta de estos servicios al mundo corporativo se ha reflejado en un significativo crecimiento de los ingresos de la empresa.
Su segmento de Nube Inteligente que incluye Azure creció un 11% hasta los 7.400 millones de dólares, mientras que los Procesos de Productividad para Empresas que incluyen Office 365 crecieron el 21% hasta los 8.400 millones de dólares.
Microsoft no transparenta los ingresos de Azure ni de Office 365 pero dijo que los ingresos de la primera crecieron un 97% y el segundo un 43%. “Azure es la fuente primaria del éxito del trimestre” afirmó la directora financiera de la empresa Amy Hood. En cifras globales Microsoft obtuvo unos ingresos netos en el cuarto trimestre de 6.510 millones de dólares equivalentes a 83 céntimos por acción comparado con 3.120 millones o 39 céntimos por acción un año antes. De esta forma la empresa consolida su posición como segundo proveedor de servicios en la nube detrás de Amazon tomando distancia del otro competidor: Google de Alphabet.

El hecho que la principal fuente del éxito de Microsoft sean los servicios en la nube demuestra que la batalla por los servicios remotos de almacenamiento y procesamiento de datos comienzan a dar forma a la fuente de beneficios de la nueva generación de oferta de alta tecnología. Este hecho relativiza los reveses que ocasionaron a su software para sistemas operativos Windows los recientes ataques por virus y el efecto que pueden haber tenido sobre su reputación. Las grandes tecnológicas han entrado en una nueva dimensión de la oferta de software para el mundo corporativo: los servicios a muy gran escala en la nube pública.

El anuncio se ha solapado con el regreso a máximos históricos del índice Standard & Poors para el sector tecnológico 17 años después de los máximos registrados antes que la burbuja del sector estallara provocando una dramática caída en el valor de las acciones del sector.

Hay marcadas diferencias entre ambos momentos. Una de ellas es que dos de los grandes jugadores en esta liga ni siquiera cotizaban en bolsa en esa época, Google de Alphabet y Facebook que entre si suponen 40% de la capitalización del sector con 2.700 billones de dólares entre ambos. Por el contrario de las 22 compañías que formaban el índice entonces muchas han desaparecido del mercado. Un número considerable de ellas, con sobrada solvencia, fueron excluidas de la cotización por inversores ávidos. Son casos como los de Dell o EMC.

Pero lo relevante del mercado es que en muchos casos los resultados de las empresas del sector tecnológico tienen una ratio de beneficios por activos que están por debajo de esa misma relación en el año 2.000. Un informe de Goldman Sachs se ha ocupado de destacar esta especificidad. De acuerdo con el banco de negocios Oracle y Microsoft en el 2000 tenían una relación de ingresos brutos por activos superior a la que tienen en la actualidad Alphabet, Apple y Microsoft.

Otro dato comparativo relevante es que de entre las 22 del índice de entonces sólo cinco han aumentado su capitalización de mercado. De tal suerte que los optimistas deberían tener en cuenta que la relación de beneficios por activos no parece ser un escudo con la suficiente eficacia como para amortiguar una corrección del mercado, una posibilidad que habida cuenta de la escalada que registran las tecnológicas no se puede descartar aun cuando el negocio de los servicios en la nube esté a la cabeza de las expectativas.

Hace dos años Microsoft pronosticó que en 2018 sus ingresos por la venta de servicios en la nube proyectados a partir del último trimestre alcanzaría los 20.000 millones de dólares. Al cierre del último trimestre de 2017 la cifra alcanzó los 18.900 millones de dólares. La directora financiera Hood señaló al respecto que el objetivo parecía que estaba al alcance de la mano para el año fiscal que acabará en junio de 2018. Pero mientras la nube hace la diferencia el negocio derivado del sistema operativo Windows languidece de forma clara.

El sector de Informática Personal de la empresa que incluye Windows, telefonía móvil y juegos ha mostrado una caída del 2% con 8.800 millones. La declinación del sector casa con los datos sobre una caída en la venta de ordenadores. De acuerdo con International Data Corp. los embarques de ordenadores han caído en el segundo trimestre del año el 3.3% mientras que de acuerdo con Gartner Inc. la caída fue del 4,3%. Las ventas en la línea de ordenadores personales de Microsoft, denominada Surface, cayó un 2%. Hace dos meses ese negocio registró una caída de ingresos del 26%. La empresa atribuye el mal resultado de esta división a la antigüedad de sus productos y ha colocado en el mercado una nueva línea renovada sobre cuyos resultados comerciales aun no hay datos. En definitiva, la nube está en auge pero el mercado de hardware y software tradicional muestra señales críticas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...