edición: 2682 , Viernes, 22 marzo 2019
29/11/2010
Proyecto de Resolución del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas

La Memoria de las Cuentas Anuales de 2010 incluirá la duración de los aplazamientos de pago a los proveedores

Las empresas deberán calcular el número de días de retraso sobre el plazo legal en cada uno de los pagos incumplidos y ponderarlo por el importe del pago
Xavier Gil Pecharromán

Las empresas deberán incluir en la memoria de las cuentas anuales los aplazamientos efectuados sobre los contratos celebrados con posterioridad al 7 de julio de 2010, fecha de entrada en vigor de la Ley 15/2010, que regula la morosidad. Así consta en el Proyecto de Resolución del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), sobre la información a incorporar en la memoria de las cuentas anuales en relación con los aplazamientos de pago a proveedores en operaciones comerciales, que actualmente se encuentra en fase de información pública. Las empresas que elaboren la memoria en el modelo normal deberán incluir en una nota independiente información sobre el importe pagado fuera o dentro del plazo legal, el plazo medio ponderado de los pagos excedidos durante el ejercicio y el saldo pendiente de pago al cierre del mismo que acumule un aplazamiento superior al permitido por la ley.

La Resolución exige que se informe sobre el número de días en que la empresa ha superado el plazo legal de pago. En la medida que la empresa puede tener que cumplir con distintos plazos legales, en función de la naturaleza del bien o servicio de que se trate, y al objeto de ponderar el incumplimiento en el importe de la factura que no se ha atendido en plazo, para mostrar dicha información se ha considerado oportuno emplear el indicador “Plazo medio ponderado de pagos excedidos”.

La empresa deberá calcular el número de días de retraso sobre el plazo legal en cada uno de los pagos incumplidos y ponderarlo por el importe del pago, circunstancia que requiere identificar el plazo legal de pago que, en cada caso, corresponda de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 3/2004, de 29 de diciembre.

No obstante, como es usual en relación a los restantes requerimientos contables, en la Resolución se ha tenido en cuenta la dimensión de la empresa para delimitar la información que se considera oportuno incluir en la memoria. Siguiendo este criterio, se ha dispensado de informar sobre el plazo medio ponderado de los pagos excedidos durante el ejercicio a las empresas que puedan elaborar la memoria en modelo abreviado o que opten por la aplicación del Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas.

Esta obligación viene impuesta por la disposición adicional tercera de la Ley 15/2010, de 5 de julio, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales. Este texto señala que: “las sociedades deberán publicar de forma expresa las informaciones sobre plazos de pago a sus proveedores en la Memoria de sus cuentas anuales”.

La importancia de esta normativa viene dada porque esta ley ha suprimido la posibilidad de alcanzar pactos entre las partes, en relación con la ampliación del plazo de pago a proveedores, como respuesta a las repercusiones financieras de la crisis económica en todos los sectores, traducidas en un aumento de impagos, retrasos y prórrogas en la liquidación de facturas vencidas, afectando con especial gravedad a las pequeñas y medianas empresas por su gran dependencia del crédito a corto plazo y por las limitaciones de tesorería en el actual contexto económico.

Para luchar contra estas dificultades, la ley fija un aplazamiento general máximo entre empresas de 60 días naturales a partir de la fecha de entrega de las mercancías o de prestación de los servicios que empezará a regir el 1 de enero de 2013, si bien, para los productos de alimentación frescos y perecederos, en los términos definidos en la ley, los plazos de pago legales se mantienen en 30 días.

Hasta ese momento se configura un régimen transitorio con plazos legales máximos de pago superiores que se ajustarán progresivamente para aquellas empresas que vinieran pactando plazos de pago más elevados.

Desde un punto de vista estrictamente contable, el Plan General de Contabilidad y el Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas ya exigían informar en la memoria sobre el vencimiento de los instrumentos financieros, sin embargo, no es menos cierto que la Ley 15/2010 ha solicitado que se normalice de forma detallada la información a suministrar sobre plazos de pago a proveedores.

Por tanto, las empresas que formulen cuentas consolidadas también deberán atender el deber de información en la memoria consolidada aplicando esta resolución, si bien tan sólo sobre las empresas radicadas en España que se consolidan por el método de integración global o proporcional, al margen del marco de información financiera en que se formulen las citadas cuentas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...