edición: 2327 , Viernes, 20 octubre 2017
05/06/2017

La negativa de Nordbank a refinanciar su deuda empuja a la tercera naviera alemana a la quiebra

El banco condenado a privatizarse sobrevive desde la crisis de 2008 por las garantías de dos estados
Carlos Schwartz
Que la banca alemana no está en buena forma no es una novedad. Las dudas sobre el balance del Deutsche Bank aun sobrevuelan los círculos financieros europeos que prefieren no comentar el tema. Demasiado grande para caer murmuran y miran para otro lado. Pero hay un significativo número de bancos de los estados federales y cajas de ahorros que son verdaderos muertos en vida. SHS Nordbank forma parte de este último pelotón. La entidad es propiedad de los Landesbank de Hamburgo, la ciudad estado y cabecera junto con Lubeck de la otrora orgullosa liga Hanseática, y de Schleswig Holstein. En línea con su presencia sobre el Mar del Norte el banco es uno de los principales financiadores de las empresas navieras. El balance del banco está cargado desde 2008 de créditos malos del sector hipotecario estadounidense y de créditos a las navieras alemanas y de otros países. La tercer naviera alemana, Rickmers Holding AG, anunció este fin de semana que se presentaba en quiebra tras ser notificada por Nordbank de que no estaba dispuesto a refinanciar los créditos que la naviera tiene dentro de su pasivo. El banco dice haber analizado detenidamente los planes de negocio de la naviera y de este ejercicio concluyeron que la empresa no es viable. La naviera es propiedad del potentado Bertram R.C. Rickmers y los bonistas de la empresa expresaron la expectativa de que la naviera haga frente a su pasivo con los activos de que dispone.
La naturaleza del negocio de Rickmers impedirá que su quiebra siembre el caos que siguió a la presentación en concurso de acreedores de la coreana Hanjin que dejó barcos y carga paralizados en puertos de todo el mundo. Pero Rickmers es un nombre con una muy larga tradición marítima y su caída ha puesto de relieve las grandes dificultades del sector. La empresa opera 114 barcos, una cifra nada desdeñable.

El año pasado, una filial independiente de la naviera, Rickmers Maritime de Singapur, no pudo hacer frente a un vencimiento de bonos lo cual determinó que la agencia de rating germana Creditreform Rating afirmase que la deuda de la naviera tenía una alta posibilidad de impago. Como ocurre con todas las empresas significativas de las que se espera tarde o temprano un “evento de crédito” hay muchos acreedores oportunistas con bonos de la naviera. La decisión de Nordbank les ha tomado por sorpresa porque la única vía para que los bonistas recuperen parte de su inversión era que el banco refinanciera la deuda de Rickmers. Esta es ahora una perspectiva imposible. El representante de los principales acreedores de bonos de la naviera es One Square Advisors, de acuerdo con el cual sólo habrá recuperación si se encuentra a una entidad dispuesta a financiar a la empresa.

La retirada de HSH Nordbank está directamente relacionada con la necesidad de privatizar el banco antes de febrero de 2018. El año pasado los estados de Hamburgo y de Schleswig Holstein incrementaron sus avales a la entidad de 7.000 millones de euros a 10.000 millones de euros. Pero la Unión Europea autorizó este incremento de avales con la condición de que el banco sea vendido y en caso de que esta operación no sea posible se lo liquide. El año pasado el banco se deshizo de créditos morosos por importe de 5.000 millones de euros y este año vendió otros 1.640 millones. El banco anunció un beneficio de 69 millones de euros para 2016. Pero la realidad es que la entidad sobrevive por las garantías cedidas por los dos estados que a su turno tienen el 85% del capital. En marzo la entidad dijo que tenía una provisión suplementaria de 2.000 millones de euros para créditos en mora.

Que las pérdidas bancarias por los créditos al sector naviero no han cerrado su ciclo lo demuestra el hecho que Deutsche Bank espera tener pérdidas por ese epígrafe por importe de 346 millones de euros, mientras que Commerzbank hizo una previsión por este mismo epígrafe del orden de los 600 millones de euros. De todas las formas las palmas se las lleva Nordbank con sus previsiones de 2.000 millones ya provisionadas. La privatización del banco debería estar cerrada en febrero del año próximo.

Mientras, la crisis de Rickmers pone al desnudo los penosos 12 meses que ha sufrido el sector naviero a nivel internacional. La precipitada caída de las tarifas del flete marítimo llevó a la quiebra a la endeudada naviera coreana Hanjin, pero también ha dejado en un cono de sombra a muchas otras medianas y pequeñas navieras. Un exceso de capacidad flotando en los mares ha empujado a las grandes del sector a acometer una consolidación por la vía de la formación de grandes alianzas de un lado y a las adquisiciones de las pequeñas por las grandes. Ninguna de las grandes navieras se ha librado de las tensiones en los últimos 12 meses y la mayor empresa del sector, la danesa AP Möller Maersk ha arrojado pérdidas en más de un trimestre en el último año.

Este escenario ha sido particularmente gravoso para las entidades e inversores alemanes. De acuerdo con datos de la Asociación Alemana de Propietarios de Barcos, el 21% de la flota mundial de buques para el transporte de contenedores es propiedad de capitales alemanes. Entre las consolidaciones y las quiebras las primeras 20 navieras se han reducido a una docena que han sufrido pérdidas combinadas de unos 5.000 millones de dólares en 2016. En el primer trimestre del año se ha notado una cierta recuperación en los volúmenes del tráfico de contenedores a escala internacional. Pese a ello las tarifas para las principales rutas de Asia a Europa siguen un 50% por debajo de su punto de equilibrio. Una situación que amenaza con la ruina a las navieras operadoras de carga marítima y a los bancos que las financian.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...