edición: 2764 , Viernes, 19 julio 2019
02/09/2015

La normativa de la UE Solvencia II cuestiona la capitalización del sector del seguro

Las aseguradoras mantienen negociaciones confidenciales con los reguladores sobre su capital
Carlos Schwartz
Los reguladores nacionales del sector del seguro en la Unión Europea (UE) han impuesto la ley de silencio sobre las negociaciones que se desarrollan entre las aseguradoras y los reguladores sobre la magnitud del capital de las entidades en relación con sus riesgos. Estas negociaciones se vienen desarrollando en el marco de la nueva normativa para el sector conocida como Solvencia II. Las discusiones tienen por objeto aprobar o desechar los modelos de riegos internos de las aseguradoras con la consecuencia de que si el modelo es rechazado los ajustes a las magnitudes de capital se deberán hacer sobre la base del mandato que el regulador imponga a cada aseguradora.
En los últimos meses la cotización de algunas de las grandes aseguradoras europeas se ha visto afectada por el anuncio por parte de esas instituciones que sus niveles de capital estaban por debajo de lo que habían estimado respecto de los requisitos que el regulador pueda exigirles cuando la normativa Solvencia II entre en funcionamiento en enero de 2016. La caída en el precio de las acciones indica el temor de los accionistas a que la necesidad de adecuar capital lleve a los reguladores a imponer la suspensión del dividendo, o que las empresas opten por la fórmula de retener beneficios para mejorar capital.

La historia de Solvencia II es paralela a la de su congénere para la banca, Basilea III, es decir la búsqueda de reforzamientos y limitaciones del riesgo tras la crisis financiera internacional. La experiencia reciente demuestra que hay una fuerte reticencia por parte de los reguladores a dar por buenos los modelos internos de riesgos desarrollados por las aseguradoras. El mes pasado el asegurador holandés Delta Lloyd anunció que había hecho una estimación optimista sobre la adecuación de sus recursos propios a la nueva normativa, con lo cual sus excedentes de capital destinados a generar su negocio tradicional eran menores de lo previsto. Las acciones de Delta Lloyd cayeron un 43% desde entonces hasta ayer. La aseguradora colocó acciones en marzo por importe de 340 millones de euros, y en esa oportunidad afirmó que su capital excedía los requisitos del regulador en un 70%. Ahora admitió que sólo lo hace en un 40% y los accionistas temen una nueva ampliación de capital con la consiguiente dilución y caída en el precio de las acciones. Otro afectado es Aegon quien corrigió sus excedentes de acuerdo con la nueva normativa. En un principio dijo que los debordaba por entre un 50% y un 100%. Ahora ha admitido que solo los supera entre un 40% y un 70%.

De acuerdo con analistas del sector en Europa, Allianz, Axa y Aviva podrían quedar por debajo de sus expectativas en materia de capital disponible para sus inversiones. El paquete de disposiciones en torno a los requisitos de capital por parte de la UE tiene por objetivo declarado imponer una normativa uniforme en todos los países. Sin embargo la normativa da un papel destacado en la vigilancia e implementación del paquete a los reguladores nacionales. Esto en principio ha matizado el nivel de exigencias. Delta Lloyd por ejemplo ha culpado al extremo celo del regulador holandés por el rechazo de su modelo interno y la necesidad de reforzar capital. De acuerdo con fuentes de las empresa, el regulador nacional sería “extremadamente duro”. En estos casos quienes acaban sufriendo son las aseguradoras. Una fuente del sector señaló sin embargo que el regulador con sede en Amsterdam “tiene sus motivos para ser especialmente exigente, basta recordar que hace tan sólo dos años debió nacionalizar la aseguradoras SNS Reaal para evitar su quiebra”. El regulador británico por su parte ha dicho que no piensa aplicar las normas puras para forzar la regularización de capital. Pero está sometiendo a examen a los modelos internos y negociándolos con las empresas del sector, lo cual hace inevitable que haya entidades que no aprueben. El regulador ya ha anunciado que no dará a conocer el resultado de sus valoraciones hasta diciembre, es decir en vísperas de la entrada en vigor de Solvencia II.

El régimen conocido como Solvencia II introduce una forma más sofisticada de determinar los requisitos de capital para los aseguradores. Una de las innovaciones es que los reguladores deben valorar el conjunto del balance de las compañías del sector y no solo el riesgo que entrañan las pólizas tomadas por las aseguradoras. El ejercicio de acuerdo con fuentes del sector es extremadamente complejo y supone valorar cada uno de los riesgos potenciales de las compañías y el valor de sus activos financieros en situaciones de estrés. La normativa también afecta a los conceptos de buen gobierno del sector y las normas de transparencia de las aseguradoras. Las aseguradoras europeas han manifestado su apoyo a las nuevas normas.
En particular, a lo largo de 2011 el sector calificó a la reforma en ciernes como una gran oportunidad para reforzar sus balances. Pero la realidad es que todas las grandes del sector temen la aplicación práctica de las nuevas normas, sobre todo porque hasta ahora la adecuación del capital a los riegos del balance eran en buena medida una responsabilidad de las propias empresas. Este temor está especialmente extendido en Alemania país en el cual la aplicación de la normativa puede convertir en insolventes a muchas empresas por el tipo de pólizas que extienden. Esta situación ha dado lugar a una fuerte actividad de lobby por parte de las empresas aseguradoras en Bruselas y esto les ha permitido obtener algunas concesiones, como un dilatado régimen de adaptación que en algunos casos alcanza hasta los 16 años. La cuestión es que la aplicación de la normativa puede crear desventajas comparativas para los aseguradores europeos en mercados no europeos, como los Estados Unidos, si deben concentrarse en reforzar capital en sus mercados de origen.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...