edición: 2612 , Lunes, 10 diciembre 2018
02/10/2013
Crisis del sistema de pensiones

La nueva incursión del Gobierno en la `hucha de las pensiones´ reabre el debate sobre la crisis del estado del bienestar

Los internautas toman este hecho como un preludio de la quiebra del sistema y exigen al Ejecutivo las medidas necesarias para garantizar derechos básicos y recortar gastos superfluos
ICNr

El Gobierno tiene planeado llevarse un nuevo bocado de la `hucha de las pensiones´ para hacer frente al pago de la prestación, a pesar de lo nimio del alza planeada de cara a 2014, que ascenderá al 0,25 por ciento, o lo que es lo mismo, al mínimo posible según la configuración del nuevo sistema. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, lo anunció ayer, para indignación de los internautas, que tomaron el mensaje como un preludio de la quiebra del sistema y un claro signo de que, a día de hoy, la situación es insostenible para la Seguridad Social. El ejemplo -aunque lejano- de la paralización de la actividad de la Administración estadounidense durante la jornada de ayer sirvió para lanzar comentarios cargados de paralelismos forzados entre ambas situaciones, con una línea común: las economías de países como España bordean a día de hoy, de forma constante, el límite de la sostenibilidad, y necesitan un replanteamiento serio para que el estado del bienestar siga siendo una realidad.

Las noticias acerca de las cuentas públicas se suceden ante los ojos de los internautas, que fueron testigos de cómo en los próximos tres meses, para hacer frente a los pagos de lo que resta de año, el Fondo de Reserva aportará nada menos que 6.148 millones de euros. Según Bañez, en los tres próximos meses `y antes de que concluya el año 2013´, la Seguridad Social dispondrá de esos millones de euros adicionales del fondo de reserva para hacer frente al pago `puntual´ de las pensiones, a lo que se suma que a lo largo del día de ayer se dispuso de otros 720 millones del Fondo para `atender necesidades de Tesorería´. No se trata de la primera vez que se acude a la hucha en lo que va de legislatura: la cantidad anunciada ayer se sumará a los aproximadamente 5.500 millones de euros que se han utilizado en lo que va de año de la hucha de las pensiones, que cerrará el ejercicio con 11.000 millones de euros menos en su caja.

A todo ello se le unen los análisis sobre las cuentas de 2014, que desvelan que las pensiones, el desempleo y el pago de los intereses de la deuda pública se comen más de la mitad del gasto presupuestario previsto para el año 2014, según consta en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo ejercicio. Es más, la suma de estas tres partidas subirá el próximo año un 3,5 por ciento en comparación con 2013, ascendiendo al 54,6 por ciento del gasto total. De ellas, el mayor gasto del presupuesto se irá directo a sufragar las pensiones, con 127.483 millones de euros. Es decir, un 4,9 por ciento más que en 2013 y el 35,9 por ciento del gasto total.

UN VUELCO AL SISTEMA

Se trata de cifras insostenibles, a juicio de los internautas, conscientes de que las pensiones siempre han sido la partida más importante de los Presupuestos Generales del Estado, pero no hasta tal punto. De ahí que los lectores vean claro que el grupo de los pensionistas será uno de los grandes perjudicados de las próximas décadas. Se percibe cómo la carga que supone los jubilados -cada vez más- junto con la del desempleo -que no da tregua- y la de unos intereses `impagables´ se convierten en la gran lacra que niega la recuperación: `Así un país nunca ira a ningún lado, mientras no se cree empleo esto seguirá igual o peor´, comentó un lector, que aseguró también lo incongruente de que `se gane más siendo funcionario que en la empresa privada, cosa que debería ser a la inversa´. Se trata, en definitiva, del fruto de un estado del bienestar mal diseñado, que necesita una revisión que parece no llegar nunca. `Intereses de deuda, despilfarro del desempleo y crisis de las pensiones son lo mismo que un estado del bienestar piramidal mal planteado´, aseguró un lector.

Con todo, el único gasto que genera duras críticas es el relacionado con la deuda, y ello por un motivo claro: `Los pensionistas pagaron en su día para cobrar hoy, los parados que cobran pagaron en su día para poder cobrar hoy, pero ¿qué pasa con los intereses de la deuda? ¿Quién ha generado esa deuda? Los polideportivos, las Copas América, los Madrid 2020... Los políticos, en definitiva. ¿No serán los políticos los que gastaron lo que no tenían a crédito? Ahí esta el verdadero problema´, sentenció un lector. En este sentido, no hay partida más estéril que la destinada a cubrir los intereses de esa deuda, y es ésta la que más comentarios negativos acapara. `Como sigamos endeudándonos a este ritmo llegará el día que no tendremos ni para comprar un chicle´, comentó un lector.

En cualquier caso, que la deuda pese tanto y que haya costado tal esfuerzo colocarla a los inversores no es más que el fruto directo de la falta de confianza en España y, por ende, en sus gobernantes, sin que los ciudadanos puedan hacer nada para evitar pagar por los errores del Ejecutivo. Prueba de esa incapacidad para mejorar se encuentra en el hecho de que la financiación de los partidos `suba un 28 por ciento´ con los nuevos presupuestos, tal y como señaló un lector. No es la única partida con la que se quiebra ese principio de austeridad del que pretende hacer gala el Gobierno: los internautas señalan cómo siguen sin reformarse las Administraciones, sin reducirse los salarios de los cargos a dedo -su coste ha aumentado en lo que va de año-, y sin eliminarse, en definitiva, todas las duplicidades y gastos superfluos que agotan las arcas del Estado.

El resultado es una sociedad en crisis donde, para muchos ciudadanos, no existe confianza ni medios materiales para llevar una `vida normal´, es decir, sencillamente `subsistir´ o -como si de un lujo se tratara-, `formar una familia o comprar una casa´. `Esto es una barbaridad, un modelo repugnante en el que tener hijos no merece la pena, porque en las democracias tu futuro debe depender de tu esfuerzo´, aseguró un lector. En este sentido, `se habla mucho de crear empleo, pero evidentemente el empleo no lo crean ni los sindicatos ni las patronales ni el Estado; son los ciudadanos, y los ciudadanos no tienen crédito suficiente, ni tienen actividad económica con perspectivas favorables´. Sólo poniendo solución a estos problemas se podrá salir del `pozo de la crisis´ y, por ahora, el Gobierno no ha dado signos de haber captado ese mensaje.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...