edición: 2364 , Jueves, 14 diciembre 2017
30/03/2012
OBSERVATORIO DE COYUNTURA

La nueva reforma financiera no conseguirá frenar la caída del crédito

SERVICIO DE ESTUDIOS DE `la CAIXA´*

SERVICIO DE ESTUDIOS DE `la CAIXA´
El Gobierno español ha aprobado en febrero el real decreto ley de saneamiento del sistema financiero. El principal objetivo de la reforma es disipar las dudas sobre la solvencia de la banca ante el aumento de los activos inmobiliarios problemáticos en su balance. Para ello, se exige a la banca un incremento de la cobertura de su cartera inmobiliaria estimada, aproximadamente, en 50.000 millones de euros adicionales antes de fin de año. Esta medida ha recibido una buena acogida inicial por parte de los analistas. Sin embargo, existen interrogantes respecto al posible efecto de la ley sobre la evolución del crédito al sector privado.

Según los cálculos presentados por el ministro de Economía, la cobertura adicional se desglosa de la siguiente manera: cerca de 10.000 millones de euros procedentes de los beneficios de las entidades se destinarán a provisionar hasta el 7% de los activos sanos ligados a la promoción inmobiliaria. Los 40.000 millones restantes, aumentarán la cobertura de los activos inmobiliarios problemáticos que, en junio de 2011, alcanzaban los 175.000 millones de euros. Estos incluyen los activos adjudicados, los créditos dudosos y los que presentan riesgo de impago. De estos 40.000 millones de euros, 15.000 se cargarán contra los fondos propios e instrumentos de capital y los otros 25.000 millones, contra los beneficios.

Como consecuencia de estas nuevas exigencias, la dotación para cubrir las potenciales pérdidas de los activos inmobiliarios aumentará significativamente. Así, la cobertura se ampliará hasta el 80% en el caso del suelo, el 65% para las promociones en curso y el 35% para viviendas y promociones terminadas. Estas cifras significan, frente a los niveles de cobertura anteriores a la actual disposición, aumentos de 49, 38 y 10 puntos porcentuales respectivamente. Con este incremento, el sector bancario refuerza su solvencia ante potenciales caídas del precio de los activos inmobiliarios. Ello permitirá disipar las dudas que existen por parte de los inversores respecto a la solidez de los balances bancarios.

La recuperación gradual de la confianza se verá reforzada, además, por la nueva reestructuración que abordará el sector bancario español en 2012. En efecto, la reforma financiera incentiva los procesos de fusión entre entidades. En este sentido, aquellas entidades inmersas en procesos de fusión podrán prolongar un año el cumplimiento de las exigencias de cobertura aprobadas en el decreto ley, así como sanear el deterioro de los activos contra patrimonio. Además, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) se ha ampliado en 6.000 millones de euros para poder financiar estas entidades a través de la adquisición de bonos convertibles contingentes. A cambio, las entidades fusionadas deberán comprometerse a aumentar el crédito a hogares y empresas.

En febrero ya se observó cierta apertura de los mercados mayoristas de financiación para la banca, con la colocación de nuevas emisiones de deuda por parte de las principales entidades financieras. Sin embargo, los elevados vencimientos que debe afrontar el sector bancario español en 2012 mantienen elevadas sus necesidades de financiación. Esperamos, por lo tanto, que el recurso al Banco Central Europeo (BCE) siga siendo su principal fuente de financiación durante los próximos meses. Así, en enero de 2012, el préstamo neto del BCE a las entidades alcanzó un nuevo máximo en los 133.177 millones de euros. El mantenimiento de esta senda creciente será la tónica durante los próximos meses, máxime con la nueva inyección de liquidez por parte del BCE a finales de febrero.

Pero a pesar de esta mayor liquidez en los mercados, el proceso de desapalancamiento del sector privado y el deterioro de la coyuntura económica presionarán a la baja la evolución del crédito en 2012. Los últimos datos disponibles muestran una caída en la concesión de operaciones crediticias nuevas del 10,9% durante la segunda mitad de 2011. Fruto de ello, el crédito a los otros sectores residentes registró su mayor contracción desde el inicio de la recesión económica, con una caída del 3,3% interanual a diciembre de 2011. Como muestran los datos de financiación del sector privado recogidos en la tabla siguiente, esta caída se distribuyó de forma homogénea entre empresas no financieras y hogares. Ambos sectores redujeron su endeudamiento en un 2,4% anual en 2011. Esta cifra contrasta con el incremento de la deuda pública en 2011, del 13,7%.

Según la encuesta sobre préstamos bancarios publicada por el Banco de España, los motivos subyacentes en esta caída responden a factores de oferta y de demanda. Tanto el leve endurecimiento de las condiciones de concesión de crédito como la debilidad de la demanda crediticia, especialmente en lo que respecta a los hogares, explican la debilidad del crédito. En clave de futuro, la misma encuesta anticipa nuevas contracciones del crédito durante el primer trimestre de este año debidas, sobre todo, a la peor coyuntura macroeconómica. Ello se alinea con nuestra previsión sobre la evolución del crédito para el conjunto de este año, en la que apuntamos que se reducirá a un ritmo similar al registrado el año pasado.

Además, el deterioro esperado de la economía española durante este año seguirá presionando al alza la ratio de morosidad bancaria. El último dato disponible muestra un nuevo crecimiento de 9 puntos básicos, hasta situarse en el 7,62% del crédito total. A pesar de no poseer aún el desglose por sectores productivos, todo apunta hacia un deterioro generalizado de las ratios en el último trimestre, con especial intensidad en el caso de los activos inmobiliarios.

En definitiva, la nueva reforma financiera aprobada por el Gobierno consolidará el sector bancario español y ayudará a restablecer la confianza de los mercados de financiación mayoristas. Sin embargo, difícilmente podrá evitar una nueva recaída del crédito en 2012. Primero se debe corregir el excesivo endeudamiento del sector privado español y, además, debe mejorar la coyuntura económica. Dos requisitos que no se cumplirán durante este año.

¿Un cambio de tendencia en el ahorro de los hogares?

En este contexto de debilidad de la economía española, la evolución de la tasa de ahorro de las familias se convierte en una variable clave para determinar el comportamiento de la demanda nacional. En septiembre de 2011, esta se situaba en el 12,0% de la renta bruta disponible de las familias españolas, lejos del 18,5% alcanzado en 2009. Un máximo que respondía al aumento del ahorro preventivo ante las magras perspectivas económicas existentes e intensificaba la contracción del consumo privado.

Por lo que respecta al cuarto trimestre de 2011, estimamos que el deterioro del escenario macroeconómico español detuvo la senda de reducción del ahorro registrada durante los últimos años. Incluso podría aumentar ligeramente durante 2012 debido, en parte, a la posible caída de la renta bruta disponible de las familias.

Los datos referentes a los pasivos de las entidades de crédito a cierre de 2011 pueden aportar cierta información sobre el comportamiento de la tasa de ahorro a finales del año pasado. Destaca la caída de los pasivos bancarios en manos de las familias y empresas del 4,6% interanual en diciembre. Ello responde, en gran medida, al comportamiento de los depósitos a plazo, que en diciembre se redujeron un 5,5% en el mismo periodo. Parte de esta disminución se explica por el trasvase de los ahorros hacia productos de deuda pública, que experimentaron un incremento de la rentabilidad durante los últimos meses del año pasado. Por su lado, el conjunto de los depósitos a corto plazo (vista y ahorro), que son los que más reaccionan ante variaciones del ahorro preventivo, se mantuvieron estancados a finales del año pasado. Sin embargo, este comportamiento contrasta con las caídas registradas en el tercer trimestre de 2011, lo que podría anticipar un cambio de tendencia en la tasa de ahorro de las familias.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...