edición: 2453 , Martes, 24 abril 2018
23/06/2011
OBSERVATORIO GLOBAL

La nueva regulación financiera como oportunidad

Francisco Uría* (KPMG)

Hace unos días, tuve la oportunidad de leer un artículo del socio responsable del sector financiero a nivel global de KPMG, Jeremy Anderson, sobre la conveniencia de que las entidades de crédito adopten un enfoque más positivo hacia la nueva regulación financiera internacional, entendiendo que su habilidad para adaptar de forma eficiente su modelo de negocio a las nuevas exigencias de esa regulación puede convertirse en una ventaja competitiva.

El artículo está disponible, y puede ser consultado, en el la página web de KPMG dentro del informe Frontiers in Finance. A propósito de la reflexión de Jeremy, que me sirve como punto de partida, creo que, en general, las dificultades actuales de la economía española en el marco de las turbulencias que afectan a toda la zona euro, y sus efectos sobre las entidades de crédito españolas hacen difícil que puedan dedicar tiempo y recursos suficientes sobre los cambios que van a producirse a corto plazo en la regulación financiera y en el propio modelo de negocio.

No cabe duda, en este sentido, que existen entidades muy relevantes en nuestro sistema bancario que se encuentran situadas en una posición ventajosa al no encontrarse “ocupadas” en complejos procesos de integración y/o transformación. Estas entidades tienen una mayor facilidad para dedicar recursos a la innovación tecnología, la reflexión sobre la futura evolución del modelo de negocio y los efectos de la nueva regulación financiera internacional.

Viendo los cambios que se han producido en otros sectores, no cabe duda de que el negocio bancario afrontará, a corto plazo, cambios de enorme importancia ligados al desarrollo y a la utilización de las nuevas tecnologías. Si éstas consiguen resolver las amenazas todavía vigentes en materia de seguridad, tal vez a través de la utilización de técnicas biométricas que permitan “ligar” de forma segura a un cliente bancario con su teléfono móvil, no parece lejano el día en que sea tecnológicamente sencillo prescindir del dinero como realidad física e, incluso, de las tarjetas de crédito tal y como ahora las conocemos.

Si un número significativo de operaciones de pago se realizan sin dinero físico, la organización bancaria, que en parte gira sobre la necesidad de transportar, custodiar y distribuir billetes y monedas, afrontará un cambio muy importante, para pasar a convertirse, ante todo, en el soporte para la prestación de servicios financieros a través de distintos canales básicamente no presenciales.

Por otro lado, la nueva regulación financiera, con sus requerimientos añadidos en capital, liquidez y límites de endeudamiento, obligará también a las entidades de crédito a posicionarse en ámbitos de negocio más rentables y menos consumidores de capital, abandonando otras actividades. El efecto de otras normas “en curso”, como la Directiva UCITs IV, abundará también en la necesidad de una reflexión “estratégica” sobre los futuros modelos de negocio.

En definitiva, las entidades de crédito se enfrentan al reto derivado de la adaptación de su modelo de negocio tradicional a un nuevo entorno regulatorio, económico, cultural y tecnológico. Como la teoría de la evolución nos enseñó hace ya años, la supervivencia y el éxito dependerán, básicamente, de su capacidad de adaptación a este nuevo mundo –que ya es el de hoy, convirtiendo las “amenazas” en “oportunidades”.

(*)Socio Responsable de Sector Financiero-KPMG

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...