edición: 2619 , Miércoles, 19 diciembre 2018
04/06/2013
LA OREJA DE LARRAZ

La OIT pide reformas ante caída de los ingresos medios en todo el mundo

Javier Ardalán

En España, el tamaño del grupo de personas con ingresos medios ha disminuido desde el 50 por ciento en 2007 al 46 por ciento a finales de 2010. Entre 2010 y 2011 las desigualdades de los ingresos aumentaron en 14 de las 26 economías avanzadas examinadas, incluyendo Francia, Dinamarca, España y Estados Unidos. Los niveles de desigualdad en siete de los restantes 12 países eran aún más altos que antes del inicio de la crisis, según informa la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su informe "Trabajo en el Mundo 2013: Reparando el tejido económico y social”.

Por el contrario, en estados Unidos, el siete por ciento más rico de la población vio aumentar su patrimonio neto promedio durante los primeros dos años de la recuperación, desde 56 por ciento en 2009 hasta 63 por ciento en 2011. El restante 93 por ciento de los estadounidenses constató la disminución de su patrimonio neto.

Según la OIT, la incapacidad de transformar las ganancias en inversiones en las economías avanzadas está retardando la recuperación del empleo, de acuerdo con el informe de la OIT sobre el Trabajo en el Mundo 2013.

Las desigualdades de los ingresos han aumentado en las economías avanzadas durante los dos últimos años, en un contexto de incremento del desempleo mundial, que se prevé que aumentará desde los actuales 200 millones a cerca de 208 millones para 2015.

En largo plazo, la tasa de desempleo aumentó entre 2007 y 2012 por lo menos 20 puntos porcentuales  en algunos de los mercados laborales más débiles, como son Irlanda y España. Por otra parte, el desempleo de larga duración también se incrementó significativamente en Estonia, Letonia y Lituania, los países bálticos.

Las desigualdades económicas también están aumentando, a medida que las pequeñas empresas quedan rezagadas con respecto a las más grandes, en términos de ganancias e inversiones productivas. Mientras que muchas grandes empresas han recuperado el acceso a los mercados de capital, las empresas recién creadas y las pequeñas empresas están afectadas de manera desproporcionada por las condiciones del crédito bancario. Esto constituye un problema para la recuperación del empleo en la actualidad y afecta las perspectivas económicas a largo plazo.

El informe muestra que los grupos de ingresos medios en muchas economías avanzadas se están reduciendo, una situación incentivada, en parte, por el desempleo por largo tiempo, el debilitamiento de la calidad del empleo y el abandono del mercado laboral por parte de los trabajadores.

La participación de los beneficios en la economía total aumentó de 3,4 puntos porcentuales en los países de ingreso medio del G-20, y de 2,2 puntos porcentuales en los países de ingreso alto del G-20. A pesar de este incremento, las inversiones en los países de ingreso alto del G-20 disminuyeron de 3,6 puntos porcentuales durante el mismo período.

El incremento de los márgenes de beneficio también se refleja en los índices bursátiles mundiales, los cuales, en diversas ocasiones se situaron – o excedieron – los máximos históricos. Desde la caída de comienzos de 2009, los índices bursátiles se han duplicado.

A nivel de empresa, los márgenes de beneficio de las grandes empresas aumentaron desde 2008, y en la actualidad se sitúan casi en los mismos niveles alcanzados entre 2004 y 2007. Pero en vez de colocar estos beneficios en la economía real a través de las inversiones productivas, con mayor frecuencia estos ingresos adicionales han sido dirigidos hacia mayores tenencias en efectivo.

En las grandes empresas, la remuneración de los ejecutivos ha demostrado ser resistente a la crisis. En los países para los cuales se dispone de datos, la remuneración de los ejecutivos regresó, y en algunos casos superó, los niveles anteriores a la crisis.


En Alemania y Hong Kong, por ejemplo, la remuneración promedio de un director ejecutivo de una empresa grande aumentó de más de 25 por ciento entre 2007 y 2011.

Mientras que la economía mundial continúa su lenta recuperación de la crisis financiera, la mayoría de los países emergentes y en desarrollo está experimentando un incremento del empleo y una disminución de las desigualdades de los ingresos, en contraste con los países de altos ingresos.

Sin embargo, la diferencia entre ricos y pobres en la mayoría de los países de ingresos medios sigue siendo grande. Muchas familias que lograron situarse por encima de la línea de la pobreza corren el riesgo de volver a caer.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...