edición: 3026 , Lunes, 10 agosto 2020
18/02/2014
LA OREJA DE LARRAZ

La OIT prevé que el desempleo mundial superará los 215 millones de personas en 2018

Javier Ardalán

Si la tendencia actual se mantiene, el desempleo mundial seguirá empeorando, aunque de forma gradual, para situarse en más de 215 millones de personas en 2018. Durante este período, se crearán alrededor de 40 millones de empleos nuevos netos al año, un número menor que el de personas que se prevé entren en el mercado de trabajo, unos 42,6 millones cada año.

De esta forma lo prevé el informe ¿Hacia una recuperación sin creación de empleos?, elaborado y publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que explica que en la actualidad, los recursos públicos destinados a promover medidas activas del mercado de trabajo son escasos. Incluso en los países de la OCDE que suelen contar con instituciones y prácticas relativamente avanzadas en la materia, en 2011 sólo se destinó una media inferior al 0,6 por ciento del PIB a promoverlas.

Según las estimaciones, si se aumentan los recursos a promover este tipo de medidas a un 1,2 por ciento del PIB, en la misma línea de los países que más invierten en políticas activas del mercado de trabajo, podrían crearse 3,9 millones de empleos en la región de las economías desarrolladas y la Unión Europea.

En líneas generales, la tasa mundial de desempleo se mantendrá constante durante los próximos cinco años, es decir, medio punto porcentual por encima del valor registrado antes de la crisis. La desigual recuperación económica y las sucesivas revisiones a la baja de las previsiones de crecimiento económico han incidido en la situación del empleo en el mundo. Se calcula que en 2013 el número de personas desempleadas se situó cerca de los 202 millones, un aumento de casi 5 millones respecto del año anterior, lo que significa que el empleo está creciendo a un ritmo más lento que la fuerza de trabajo. En Europa Oriental el empleo informal aún representa más del 20% del empleo total.

El grueso del aumento del desempleo mundial se registró en las regiones de Asia Oriental y Asia Meridional, que sumaron el 45% de personas que buscaban empleo, seguidas del África Subsahariana y Europa.  En cambio, América Latina no contribuyó ni 50.000 desempleados a la cifra mundial de personas sin trabajo, o lo que es igual, sólo le correspondió alrededor de un 1% del aumento total del desempleo en 2013.

Los jóvenes siguen siendo los más afectados por esta recuperación débil y desigual. Se calcula que en 2013 alrededor de 74,5 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años de edad han  estado desempleados, casi un millón más que el año anterior.

 La tasa mundial de desempleo  juvenil ha aumentado hasta el 13,1 por ciento, un valor tres veces superior al de la tasa de  desempleo de los adultos. De hecho, la relación entre desempleo juvenil y desempleo de los  adultos ha alcanzado un máximo histórico, registrando valores particularmente altos en el  Oriente Medio y África del Norte, así como en algunos países de América Latina y el Caribe  y Europa Meridional.

En las circunstancias actuales de recuperación tímida, la duración media de los períodos de desempleo ha aumentado considerablemente, un signo más de la debilidad que reviste la creación de empleo. En muchas economías avanzadas, la duración del desempleo se ha multiplicado por dos desde el inicio de la crisis.

En países en crisis de la zona del euro, como Grecia o España, la duración media del desempleo es de 9 y 8 meses respectivamente, e incluso en países de otras regiones que están empezando a vislumbrar signos de recuperación económica alentadores, como los Estados Unidos, el desempleo de larga duración afecta a más del 40% de todas las personas que buscan empleo.

El empleo vulnerable, a saber, el empleo por cuenta propia y el desempeñado por trabajadores familiares auxiliares, representa cerca del 48% del total del empleo. Las personas con empleos vulnerables están más expuestas que los trabajadores asalariados a encontrarse con acceso limitado o sin acceso a la seguridad social o a un ingreso seguro. En 2013, el número de personas con empleos vulnerables registró un aumento de alrededor de un 1%, el cual representa cinco veces más que en los años previos a la crisis.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...