La OIT prevé que las tasas de paro juvenil en todo el
edición: 2532 , Miércoles, 15 agosto 2018
24/09/2012

La OIT prevé que las tasas de paro juvenil en todo el mundo seguirán batiendo récords en 2014

Xavier Gil Pecharromán
Los jóvenes desempleados de todo el mundo no verán que su situación mejore pronto. Las tasas de desempleo juvenil en los países desarrollados caerán en la los próximos años, después de haber sufrido el mayor incremento entre todas las regiones del mundo  desde el inicio de la crisis, pero sobre todo porque los jóvenes desalentados se están retirando del mercado de trabajo y no a causa de una mayor actividad de contratación entre los jóvenes, según anuncia la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en la actualización a septiembre del informe `Tendencias mundiales del empleo 2012´.

A pesar de este descenso y a pesar de que los jóvenes desempleados en las economías avanzadas representan el 13% del total mundial, la tasa mundial de desempleo juvenil se espera que continúe aumentado, batiendo récords, más allá de 2014.

Las tasas de desempleo de los jóvenes oscilan entre más del 50% en España y Grecia a menos del 10% en Alemania y Suiza. Y la OIT, al igual que lo hizo hace algunas semanas la OCDE, que este es un problema particularmente severo que conduce al desaliento y el aumento de las tasas de ‘NINIS’ ("ni estudian ni trabajan") entre los jóvenes.

En la Unión Europea, el trabajo a tiempo parcial entre los jóvenes ha crecido más rápido que entre los adultos. Parece estar cada vez más impulsado por la falta de alternativas y oportunidades de empleo para los jóvenes. Además, en los últimos análisis estiman que el porcentaje de trabajadores jóvenes en la Unión Europea economía que han entrado en la economía informal se sitúa en torno al 17%, mientras que en los adultos esta cifra se sitúa en torno al 7%.

Por otro lado, esta situación deprimida para los jóvenes demandantes de empleo ha generado tan sólo movimientos transfronterizos limitados, pero una recuperación larga de la situación económica probablemente intensificará la población móvil para buscar su fortuna en el extranjero.

Incluso, en los países con los primeros signos de recuperación del empleo, en los que las empresas comenzaron a crear nuevos puestos de trabajo, muchos desempleados han tenido dificultades para conseguir un trabajo.  Esto se debe en parte al desplazamiento de la demanda sectorial que los países con un sector de vivienda, puesto que no se ha genera do demanda sobre las diferentes especializaciones profesionales que existen en el sector de la construcción.

La OIT destaca los programas, tales como los promulgados en Austria, Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia. En Suecia, una garantía de empleo promulgada en el programa para la juventud los años 1980 y reformado en el año 2007 mercado laboral activo combinado políticas (tales como trabajo intensivo, buscando actividades que puedan equilibrar habilidades y desarrollo), con los recortes de impuestos sobre las nóminas para los empleadores que contraten a personas jóvenes. Este programa se estima que costó menos de un 0,1% del PIB en 2008.

Las comparaciones entre países sobre el desempleo juvenil son más complicados por el hecho de que las tasas de desempleo juvenil tienden a subestimar el problema de los jóvenes en el mercado laboral en muchas economías en desarrollo y emergentes. En estos países, las tasas de participación son más elevadas entre los jóvenes que en las economías desarrolladas.

Cuando se da una falta oportunidades de ingresos alternativos a de sistemas de protección social desarrollados, los jóvenes están dispuestos a aceptar cualquier tipo de empleo, ya sea en la economía informal o por debajo de mi nivel de su educación. Esto tiende a sugerir que es mejor la situación de los jóvenes que la de los adultos.

Las comparaciones entre países  sobre la magnitud del desempleo juvenil se complican por el
hecho de que existen grandes diferencias entre los países respecto a la participación en el mercado laboral de las personas menores de 25 años. En parte, esto está relacionado con las diferencias en los sistemas educativos, puesto que en los países con un sistema de formación profesional bien desarrollada, se consideran jóvenes empleados  a quienes están siguiendo a tiempo parcial formación profesional.

Por el contrario, En otros países con sistemas de educación obligatoria sólo aquellos que han completado un primer grado secundario o han abandonado la escuela y que busquen trabajo suelen ser considerados como parte de la fuerza laboral. Estos efectos de las diferencias institucionales en países en el desempleo juvenil medido puede ser abordado por el considerando Tasa de desempleo juvenil en lugar de la tarifa.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...