edición: 2852 , Viernes, 22 noviembre 2019
11/09/2014

La OPEP prevé una menor demanda por su crudo en 2015 por el aumento de producción estadounidense

El precio de la cesta de crudos sigue cayendo mientras el Brent se desliza debajo de los 100 dólares
Carlos Schwartz

Esta semana el precio del barril de Brent cayó por debajo de los 100 dólares en operaciones intradía por primera vez desde junio de 2013 en un reflejo de la debilidad del mercado. El telón de fondo es una caída en la actividad de los dos principales importadores del mundo, Estados Unidos y China, y los excedentes generados por el petróleo no convencional estadounidense. Las importaciones chinas cayeron en agosto por segundo mes consecutivo despertando temores de que una menor actividad industrial y el enfriamiento del mercado inmobiliario se reflejen en menos consumo de combustibles. Por su parte la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) considera en su informe de septiembre que la demanda del crudo producido por sus miembros acusa este año una caída de 200.000 barriles diarios, similar a la que espera para 2015.

La estimación de la demanda de crudo de la OPEP para 2014 ha sido corregida a la baja en 800.000 barriles diarios con un total de 29,5 millones de barriles al día. La demanda estimada para el crudo de la OPEP en 2015 fue fijada en 29,2 millones de barriles diarios con una caída de 300.000 barriles diarios respecto de este año.

La cesta de referencia de crudos de la OPEP que incluye más de 20 variedades cayó por segundo mes consecutivo a su valor más bajo en más de un año en la medida “que el mercado percibe que los problemas de abastecimiento se atenuaron” señala el informe. Mientras, afirma, se registra la acumulación de excedentes y la actividad de las refinerías se muestra deslucida lo que ha arrastrado a la baja los precios durante dos meses consecutivos. La cesta perdió 5 dólares en un mes, la caída más grande para ese periodo en un año y medio. En dos meses consecutivos la caída del precio de la cesta ha sumado 7 dólares aunque se mantuvo por encima de los 100 dólares el barril, nivel en el que lleva más de dos años. El informe al valorar los precios de forma global por la cesta excluye los precios por debajo de 100 dólares el barril de algunos de sus componentes, como el West Texas Intermediate (WTI). Sobre una base mensual la cesta de referencia cayó a un precio promedio de 100,75 dólares por barril en agosto lo que representa una bajada de 4,86 dólares respecto de julio.

Respecto del mercado de futuros el informe señala que los precios fijados en agosto fueron los mínimos para el año por la debilidad “de los factores fundamentales subyacentes” en el mercado y una intensa conducta especulativa que deprimió los precios por segundo mes consecutivo. Los contratos de Brent en el ICE fijaron precios con una caída de 4 dólares a 103,40 el barril, su valor más bajo desde junio de 2013. El WTI contratado en el NYMEX cayó más de 6 dólares quedando por debajo del precio clave de 100 dólares al marcar 96 dólares el barril, el precio más bajo en seis meses. Las menores preocupaciones por el abastecimiento del mercado y la debilidad de la demanda se combinaron para deprimir los precios en el mercado del crudo durante dos meses consecutivos. Un acuerdo para reabrir algunos puertos libios y reanudar las exportaciones de crudo permitieron la entrega al mercado mundial de más barriles de petróleo y se sumaron a la presión sobre los crudos dulces livianos. Mientras, la baja demanda de las refinerías en Asia y Europa limitaron la demanda de crudo mientras las expectativas de crecimiento global fueron revisadas a la baja comparadas con el mes anterior, quedando por debajo de las tasas de crecimiento previstas inicialmente para 2014.

A la vista de estos datos las principales agencias dedicadas al pronóstico de la demanda petrolera se han mostrado bajistas reduciendo sus previsiones de demanda anteriores. La caída significativa en los precios del crudo no ha sido solo resultado de la debilidad de los elementos fundamentales subyacentes a las economías sino que en parte es efecto de las operaciones especulativas de estímulo del mercado registradas hace tres meses y que llevaron a los precios a niveles altos. Pero de entonces ahora los hedge funds y otros gestores de fondos de dinero recortaron sus posiciones largas de forma significativa, tal como reflejan las estadísticas de la Comisión de Operaciones de Futuros de Materias Primas estadounidense y del Intercontinental Exchange (ICE).

El 9 de septiembre los contratos en el ICE de Brent estaban en 99,16 dólares el barril y en el NYMEX el precio del WTI se fijaba en 92,75 dólares el barril señala el informe de la OPEP. La retirada de los especuladores se ha hecho visible en los mercados de futuro por la drástica reducción de contratos por parte de los hedge funds y los gestores de fondos de dinero que habían apostado a una fortaleza continuada de los precios del crudo a nivel internacional y en particular del estadounidense.

Es relevante respecto de las refinerías en Europa el hecho que el mercado de futuros estadounidense tiene los precios spot significativamente más altos que los futuros. El fenómeno conocido como backwardation refleja la intensa demanda para entrega inmediata de crudo de las refinerías estadounidenses que intentan aprovechar el fuerte descuento de los precios de mercado. La curva de precios muy acentuada en julio se ha suavizado en agosto, pero pese a ello la producción de las refinerías estadounidenses con crudo barato ha desembocado en fuertes exportaciones a Europa de productos refinados.

Esta es la forma de aligerar los stocks estadounidenses ya que las petroleras no pueden exportar crudo. El resultado ha sido que las refinerías en el Golfo de México han trabajado al 95% de su capacidad desde comienzos de julio.

Por su parte las refinerías en el continente medio con más fácil acceso al crudo con descuentos están trabajando a plena capacidad desde el mes de junio. Por el contrario la estructura del mercado de futuros para el Brent en el ICE se muestra exactamente a la inversa, es decir los precios para entrega spot están por debajo de los precios a plazo desde hace dos meses. De acuerdo con la OPEP esto se debe a la debilidad de los elementos fundamentales del mercado en Europa.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...