edición: 2596 , Jueves, 15 noviembre 2018
19/11/2013
Tras el rescate al sector financiero

La opinión pública arremete contra Bruselas por censurar ahora la falta de crédito a la economía real en España

Los ciudadanos hablan de un rescate encubierto y critican que desde el BCE no se exigiera en su día destinar créditos a empresas y familias
ICNr

La Comisión Europea reveló ayer a través de un informe lo que, a estas alturas, resulta una verdad a gritos: el crédito a empresas y familias promete seguir cayendo durante el próximo año porque, entre otras cosas, los bancos prefieren utilizar el dinero que obtienen del Banco Central Europeo en comprar deuda pública que en financiar al sector privado. De ahí que no se espere una estabilización hasta algún momento indeterminado de 2014. Esta realidad, que se une a la ya de por sí menor demanda de préstamos por culpa de la crisis, fue objeto de duras críticas durante la jornada de ayer por parte de los internautas. 

Se trata del resultado de un texto en el que la Comisión Europea y el BCE, dos de las tres instituciones de la troika encargadas de supervisar el ritmo del rescate bancario español, aseguran que `el incremento en paralelo del crédito al Gobierno y las actividades de carry trade [es decir, tomar prestado del BCE a tipos bajos y usar ese dinero para comprar deuda pública] ha reforzado los beneficios de la banca, pero, al mismo tiempo, ha reducido los incentivos para asumir más riesgos y prestar a la economía real´. Se trata de una de las conclusiones alcanzadas por el cuarto y penúltimo informe de los emitidos desde Bruselas, antes de que el programa de rescate –por el que España ha accedido a nada menos que 41.333 millones de euros del fondo de rescate europeo- se cierre en enero de 2014, según decidió la semana pasada el Eurogrupo. 

Así, `aunque a corto plazo dar crédito al Gobierno puede dar apoyo a los bancos, a largo plazo puede acaparar el crédito que iría al sector privado, con un impacto negativo para la recuperación económica´, advierten el BCE y la Comisión. Las cifras son cristalinas: una vez descontadas de la ecuación las transferencias de activos a la Sareb, el crédito al sector privado nacional cayó un 9 por ciento interanual en septiembre, algo que sólo supone una `ligera desaceleración desde los niveles de junio y julio´. El origen de ese descenso del crédito se encuentra en una reducción del 5 por ciento interanual del préstamo a hogares y del 11 por ciento del préstamo a empresas. En cambio, el crédito a las administraciones públicas (incluyendo las compras de deuda) han aumentado al 10 por ciento interanual en septiembre.

Además de estas cifras, la Comisión y BCE apuntan en su informe que los bancos atribuyen la caída del crédito al sector privado a `la debilidad de la demanda solvente´, aunque el informe indica que `también hay factores de oferta´. Así a la acumulación de financiación por parte del sector público hay que sumarle las `necesidades de desapalancamiento del sector financiero y no financiero´, y la `aversión a la inversión a largo plazo mientras sigue desarrollándose el ajuste económico´.

Del lado de los internautas, la situación está muy clara: `Cuando toda la capacidad de crédito se la chupa el sector público, estamos antes un proceso de crowding out; no es nada nuevo, ni es un misterio de la economía y es sencillo: primero el dinero se lo da el BCE a los bancos para que los bancos compren la deuda pública de los Gobiernos, porque el BCE no tiene el mandato de comprar directamente deuda de los paises, y así todos contentos´. De esta manera, el BCE `cumple su cometido, y los Gobiernos se quedan el dinero´. Los lectores alertaron que `ya vamos por el 100 por cien del PIB en nivel de deuda (casi un billon de euros)´, con un pago de intereses anual por encima de 35 mil millones de euros. `Y todavía hay quien dice que esto va mejor...´

También hubo quien criticó la capacidad de respuesta de Bruselas. `Es impresionante. ¿Y se enteran ahora? ¿Tras casi dos años desde que empezó el proceso? La realidad es la siguiente: una vez que han visto que los bancos alemanes y franceses no van a sufrir por las deudas de los bancos nacionales (que era lo prioritario, aún a costa de todo el país) ahora les gustaría que también hubiese algo de crecimiento, por si acaso, sobre todo porque a ver cómo se va a pagar si no esa deuda...´, resumió un lector. 

De ahí que algunos lectores reclamaran medidas para garantizar que el dinero recbido por el sector financiero llegara, al menos en parte, a la economía real. Por ejemplo, a través de una `ley por la que al menos un porcentaje de la financiación casi gratis que reciben los bancos del BCE la invirtieran en economía productiva, o si no, que se limitasen los tipos crediticios´, tal y como ocurre con los depósitos. Y es que las garantías que se exigen desde el BCE son precisamente las causantes de esa situación. `A ello contribuye precisamente el BCE, ya que para conceder esa barra libre exige unas garantías que básicamente consisten en la deuda pública que tengan en cartera estos bancos´. Así, `si el BCE exigiese a los bancos un mínimo de crédito a pymes y un tope de deuda pública, posiblemente estaríamos viendo otra cosa´, a lo que se suma que el BCE no tiene derecho a extrañarse, y que resulta `copartícipes del tema´. 

Contra tal situación, a día de hoy, hay dos recetas. La primera, tal y como señaló un lector, que el Gobierno reduzca el déficit `decidiéndose de una vez a reformar las administraciones públicas´; y la segunda, presionando a la banca sacando dinero de ella y tratando de invertir, en la medida de lo posible, en `financiación al sector privado, participando en pymes de personas conocidas y cercanas, invirtiendo en fondos de inversión de renta variable, crowdfunding, etc.)´ Pero, en cualquier caso, a los lectores les parece ` una tomadura de pelo esta advertencia´ del BCE, ya que `se ha sabido desde el principio que el dinero obtenido en la barra libre de liquidez del BCE se ha destinado a comprar la deuda del Estado que, por ejemplo, en el verano de 2012 estaba a un altísimo tipo de interés y era imposible colocar entre otros inversores´. En definitive, esta manera de actuar ha sido, en opinión de la mayoría, `un rescate encubierto, suministrando a los bancos enormes cantidades de dinero para que ellos compraran deuda del Estado´.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...