edición: 2764 , Viernes, 19 julio 2019
16/07/2014
Segundo fallo a favor de la reforma

La opinión pública arremete contra el Constitucional por avalar el despido libre de la reforma laboral

Los internautas critican la politización del Alto Tribunal y censuran la falta de independencia de sus miembros
Los lectores vuelven a apuntar los efectos negativos del texto de 2012: más incertidumbre entre los trabajadores y menos consumo
ICNr

La reforma laboral sigue dando que hablar más de dos años después de haber visto la luz. Sus efectos en el mercado del empleo, así como el goteo de pronunciamientos judiciales sobre la legalidad de algunas de sus previsiones, se han convertido en foco de atención para la opinión pública, que sigue negándose a aceptar que ciertas prácticas –como el despido libre durante un año del contrato de apoyo a los emprendedores- tengan encaje en el Derecho comunitario. En este sentido, el Tribunal Constitucional ha vuelto a centrar todas las miradas tras comunicar un fallo en el que el Pleno avala precisamente esta polémica medida, así como otros puntos clave de la reforma. La reacción de los internautas ha sido una férrea crítica al órgano, al que acusan de estar completamente politizado. 

En concreto, el pleno del Tribunal Constitucional ha avalado con sus votos dos puntos clave de la reforma de 2012: el contrato de emprendedores -que da vía libre al despido gratis durante su primer año de vigencia y que, por ello, ha sido cuestionado por varios jueces españoles, inaplicándolo incluso en base al Derecho europeo- y gran parte de los cambios realizados en la negociación colectiva. Se resuelve así un recurso de inconstitucionalidad presentado por el Parlamento de Navarra, y el Pleno lo hace con una holgada mayoría: nueve votos contra el recurso, entre ellos, el del presidente, Francisco Pérez de los Cobos, y el de dos de los magistrados pertenecientes al llamado sector progresista, Juan Antonio Xiol y Encarnación Roca. La vicepresidenta Adela Asúa, Fernando Valdés y Luis Ortega votaron en contra y presentarán un voto particular exponiendo los argumentos por los que consideran que debería haberse admitido el recurso. Entre los nueve votos a favor también se encontró el del recién incorporado Antonio Narváez que tomó posesión el pasado jueves.

No se trata de la primera sentencia del Constitucional en este sentido: el pasado mes de febrero el Alto Tribunal ya se pronunció sobre parte de la reforma, dando su visto bueno a parte del contenido de la norma, a través de un auto en el que reconoció que tanto el régimen transitorio aplicable a la reducción de los días de indemnización por despido como los retoques en materia de salarios de tramitación se ajustan a la Carta Magna. Faltaba el pronunciamiento sobre otros tres puntos clave: los cambios en materia de negociación colectiva, la nueva configuración del descuelgue del convenio colectivo, o el polémico contrato de apoyo a los emprendedores, tachado de ilegal, por ejemplo, por el Juzgado de lo Social nº 2 de Barcelona. 

De momento, con el nuevo fallo queda avalado el punto que más polémica ha desatado entre juristas y ciudadanos, que no es otro que el contrato de emprendedores y su extenso periodo de prueba. Además, se validan los cambios en la negociación colectiva. Es lícito que se otorgue a la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos (CCNCC) el papel de árbitro cuando no exista acuerdo entre sindicatos y empresarios a la hora de negociar un convenio, y también lo es dar preferencia en la aplicación a los convenios de empresa sobre los de sector.

ABUSOS EN EL MERCADO LABORAL

Para los internautas, el Tribunal Constitucional no ha hecho más que avalar lo que en la práctica sucede: `El capital humano está en el nivel más bajo como un producto irrelevante´. De ahí que se haya calificado su decisión como `inhumana´ por suponer reforzar y priorizar al capital sobre lo esencial, a saber, los seres humanos. `Cuanto haya inventado el hombre debe de estar al servicio del bienestar y progreso de la humanidad´, algo que en la práctica parece operar en sentido completamente opuesto, tal y como señaló un lector. 

Las críticas a la postura del Constitucional, tribunal al que se acusa de estar completamente politizado, tampoco se hicieron esperar: `Si el Constitucional ha dicho que es constitucional el despido de un trabajador al final del año de contratación sin indemnización alguna por el cese porque así lo ha establecido la ley, hablará de legalidad, pero no de constitucionalidad de la norma sometida a examen´, señaló un lector.

La laxitud con que el mismo Tribunal valora de un modo u otro ciertas decisiones políticas fue uno de los puntos clave del debate, y los lectores criticaron que los magistrados se muevan por el ruido externo y por lo que deben a su nombramiento, en lugar de atender a la justicia y al trasfondo de normas que, como la reforma laboral, afectan a los derechos más básicos de los ciudadanos. `Muy triste: Gracias a Rajoy y al TC tenemos despido libre encubierto´, apuntó un lector, que aseguró que `es lo que tiene tener a los suyos en el Gobierno, y buenos sobres les ha costado, aunque como todo, seamos los contribuyentes los que hayamos llenado esos sobres con los sobrecargos, dobles facturas, etc. Las dictaduras son así´. En la misma línea, se comentó que no es ninguna sorpresa que `un Tribunal presidido por un militante del Partido Popular dé por válida una ley del Partido Popular´. `Viva la separación de poderes, la credibilidad y el descrédito de la justicia´, sentenció otro internauta.

Así las cosas, los lectores se centraron también en los efectos que, en la vertiente económica, suponen reformas como la laboral de 2012. La conclusión es clara: el texto ha resultado contraproducente si de lo que se trata es de inspirar confianza y generar consumo como vía para salir de la crisis. Para los lectores, la inseguridad que el texto genera en la masa trabajadora sólo consigue que `el gasto siga contrayéndose ante la incertidumbre laboral´. `De la crisis de 1929 se salió aumentando los salarios y mejorando las protecciones sociales. Desde 1980 con Thatcher, recortando poder a los trabajadores, empezó a aumentar la diferencia de capital entre ricos y pobres aumentando la desigualdad. Ahora, en 2014, la desigualdad ha aumentado hasta niveles de 1929. Diez años después empezó la Segunda Guerra Mundial. ¿Se va a seguir repitiendo la historia?´, alertó un lector.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...