edición: 2328 , Lunes, 23 octubre 2017
29/09/2014
Se presentarán el martes

La opinión pública censura unos Presupuestos Generales del Estado para 2015 excesivamente optimistas

Acusan al Gobierno de dibujar un panorama mejor del esperable para mejorar su imagen de cara a las elecciones
ICNr

Los Presupuestos Generales del Estado para 2015 están a punto de presentarse –la cita será el próximo martes en el Congreso de los Diputados- y el adelanto de sus cifras ya está generando comentarios en la red. Y es que de las cuentas que el Gobierno central prevé para el próximo ejercicio se desprenden también sus previsiones de recuperación, elemento clave para elaborar el escenario previsible en que se moverá la Administración. El escenario es de mejoría económica, pero la euforia pregonada hasta ahora se modera, un gesto que los internautas agradecen y consideran necesario para afrontar la crisis desde el realismo.  

La letra de las futuras cuentas públicas resulta coherente, por tanto, con las declaraciones más recientes del ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ante el G-20, donde manifestó que España no es inmune al empeoramiento europeo, tras avanzar semanas antes que el PIB del país crecería el 1,5 por ciento en el conjunto del año. Así, el cuadro de previsiones del Ejecutivo sobre el que giran los Presupuestos de 2015 trabaja sobre una hipótesis de crecimiento del 1,3 por ciento en 2014 y del 2 por ciento el año próximo, es decir, se espera un avance muy similar en ambos ejercicios, ya que el incremento previsto en el PIB de 2015 incorpora el estímulo de la rebaja impositiva que supone la reforma fiscal.

Los medios y los analistas, por su parte, hablaron de unas previsiones optimistas, especialmente teniendo en cuenta el enfriamiento de la economía en Europa, que promete arrastrar a todos los países comunitarios. Así, por mucho que España esté avanzando más de la media de sus socios europeos –algo de lo que viene presumiendo el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, por ejemplo en su cita en China la semana pasada-, ello no debe llevar a subestimar la recaída de la UE. Por ejemplo, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha dado por buenas las previsiones del Gobierno español, pero ha alertado de que se basan en un escenario europeo más amable del que en realidad puede presentarse. 

Las cuentas del Ejecutivo se presentan, como respuesta, conservadoras y prudentes, asumiendo una inflación que girará en torno a cero durante mucho tiempo. De ahí que, por ejemplo, los PGE de 2015 mantengan medidas como la congelación salarial de los funcionarios, proponiendo la misma receta para el sector privado. También se prevé un comportamiento estable del consumo privado, que avanzaría prácticamente lo mismo este año (2 por ciento) y el próximo (2,1 por ciento). 

En cuanto al empleo, el Ejecutivo también proyecta un avance sobre el que los ciudadanos tienen serias dudas. Expertos y organismos internacionales han constatado que la reforma laboral ha rebajado el umbral de crecimiento que España necesita para crear empleo: antes esta frontera se situaba en el entorno del 2 por ciento y ahora se acerca al 1 por ciento. Por eso el Gobierno es optimista y apunta hacia la creación de 622.000 empleos entre este año y el próximo, una cifra que suena agridulce a la opinión pública: suponiendo que se cumpla este escenario, se trataría de un buen dato tras años de incremento del paro, pero tal ritmo de crecimiento del empleo resultaría insuficiente para salir pronto de la crisis. En el mejor de los escenarios, la tasa de paro seguirá sin ser inferior al 20 por ciento cuando acabe 2015.

UNA LENTA SALIDA DE LA CRISIS

Del lado de los internautas, éstos se centraron en las posibilidades de progreso de la economía española y, especialmente, del desempleo. En este sentido, las expectativas de la opinión pública son mucho menos optimistas que las del Gobierno. `Ya están diciendo los analistas que hasta después del 2020 el paro no va a bajar el 20 por ciento

y si lo hace será descendiendo la población activa, los jóvenes que se marchan a trabajar al extranjero e inmigrantes que vinieron en la burbuja y no vuelven´.

Lo mismo se aplica a los Presupuestos en general, basados, a juicio de los lectores, en previsiones que no se ajustan a la realidad del panorama económico. `El problema para el Gobierno es que nosotros no confiamos en sus confianzas, y se lo haremos saber dentro de poco, de forma harto elocuente´, sentenció un lector. Y es que, tal y como recordaron los lectores, siempre quedará tiempo para revisar las previsiones una vez que pasen los comicios de mayo de 2015, poniendo para ello las excusas que sean necesarias para justificar el cambio. 

En definitiva, se confía poco o nada en los datos que maneja el Gobierno en su día a día, por lo que, con más razón, se desconfía también de sus previsiones a futuro. ` No sería (ni será) la primera vez que estas personas mienten para mantener las apariencias de cara a la galería´, criticó un lector, apuntando directamente hacia el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. `Si en eso y en la mentira se basa la política de este Gobierno, lo llevamos claro. Las cifras que maneja esta gente y que nos vende no sirven para nada, salvo para intentar engañar a los crédulos y serviles´, criticó otro lector.

En la misma línea, se censuró que `algunos ciudadanos lobotomizados siguen sin querer ver la realidad´ y que
`un crecimiento del 2 por ciento (ojalá, pero va a ser que no) ya no es mentir, es soñar. Soñar con un mesías que vendrá a reponer todo en su sitio´.
Los ciudadanos, que llevan la cuestión a los terrenos que más directamente les afectan, aseguran también que es poco probable que mejore su poder adquisitivo. Sólo una lectura simplista y poco profunda podría llevar a esta conclusión, teniendo en cuenta que `la inflación no contempla la subida de impuestos, y éstas se han comido ese 0´25 de las pensiones o el cuarto de la extra de los funcionarios, y no digamos ya la congelación sine die de los sueldos en el sector privado´. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...