edición: 2575 , Martes, 16 octubre 2018
14/03/2012
De Guindos sube hasta el 5,3 por ciento

La opinión pública critica la falsa `soberanía´ de Rajoy para marcar el objetivo de déficit

Los lectores censuran que el Ejecutivo hable de `aceptar recomendaciones´ cuando la pauta de Bruselas es imperativa en la práctica
La falta de tiempo para cumplir con el dato de 2012 hace que una subida del IVA se convierta en la medida favorita para recaudar rápido

ICNr
El objetivo de déficit español, cuya cifra para este año se encontraba en el aire desde que Rajoy se marcara su propio límite para este año ante Bruselas -haciendo uso de su `soberanía nacional´-, se ha fijado definitivamente en el 5,3 por ciento del PIB. Es el punto de encuentro que ayer asumió De Guindos, quien aseguró aceptar la `recomendación´ de Bruselas. Aclaradas las dimensiones de la meta, toca trabajar en la estrategia para alcanzarla y, tal y como recordaron los internautas, el tiempo se echa encima. Ello se traduce en dos cosas: primero, lograr que se cumpla con Europa será más complicado dado el escaso tiempo con que se cuenta; y segundo –como consecuencia de lo anterior-, las medidas que adopte el Gobierno deberán ser simples y de impacto inmediato. En definitiva, aunque De Guindos descartó expresamente un alza del IVA, los lectores están convencidos de que la resaca de las elecciones andaluzas traerá de la mano un aumento del impuesto al consumo, `el más injusto de todos´.

 

En concreto, el ministro de Economía se comprometió ayer a un ajuste adicional del 0,5 por ciento sobre la cifra que manejó Rajoy, del 5,8 por ciento, asegurando tajantemente que `está absolutamente comprometido con el ajuste presupuestario, está absolutamente comprometido con las reformas estructurales y, evidentemente, desde ese punto de vista, esa recomendación va a ser aceptada por parte del Gobierno español´. El origen de está en el comunicado difundido el pasado domingo por el Eurogrupo, en el que se declaró la postura europea ante el desplante español: `La corrección del déficit excesivo debe asegurarse con un esfuerzo adicional del 0,5 por ciento del PIB sobre lo que actualmente ha sido anunciado por el Gobierno español, y mediante la adopción rápida y estricta de las nuevas medidas que fija los mecanismos de la Ley de Estabilidad Presupuestaria´, señaló la respuesta europea.

Ante este panorama, Rajoy no se sale del todo con la suya y Bruselas acepta una cifra que tampoco se ajusta a sus planes iniciales. La pelea acaba, por tanto, en tablas, pero esa rectificación que Europa `recomienda´ supondrá un ahorro –o una recaudación- extra de 5.000 millones, y los internautas se preguntan de dónde va a salir ese dinero. Y en este sentido, los lectores tienen claro que `si hay que pagar impuestos, se pagan´, pero siempre que se haga `un uso honrado del dinero público´.

FALSA SOBERANÍA

La opinión pública criticó el tono y las palabras utilizadas por el titular de Economía: no es cierto que se vaya a `aceptar una recomendación´, ya que Europa, como siempre, `impone´, y el objetivo dictado desde Bruselas no es algo que se pueda o no aceptar, del mismo modo que no se trata de una simple `recomendación´. La conclusión es que España sigue estando totalmente sujeta al dictado comunitario y que, por mucho que el Gobierno trate de maquillarlo, esa realidad es inamovible.

Lo que no queda claro es si se puede culpar o no al Gobierno de ello, o lo que es lo mismo, si se trata de una situación evitable o si al Ejecutivo no le queda otro remedio que asumir los dictados de Europa. Las opiniones se dividen en este punto: hay quienes aceptan que `si queremos una moneda común, debemos aceptar sus reglas´, pero otros muchos consideran que quizás el precio que supone aceptar las exigencias de Bruselas no merezca tanto la pena. En todo caso, los lectores bromearon con el vocabulario del Gobierno, y pidieron que éste no se escude en palabras como `soberanía´, `recomendación´ o `aceptación´ cuando el resultado final va a ser el mismo.

`En su día Rajoy dijo al salir de la firma de responsabilidad fiscal que el deficit del 5,8 por ciento era una decisión que no tenia que explicar a nadie de Bruselas porque era una decisión soberana del Estado español y que en mayo o junio ya se lo explicaría a los dirigentes de la UE, algo que era mentira, otra mas, porque a 13 de marzo ya le han hecho rectificar al 5,3 y veremos qué pasara en mayo cuando presente estos presupuestos escondidos hasta que pasen las andaluzas´, comentó un internauta. Se consideró una `vergüenza´ que ahora el presidente tenga que `tragarse sus palabras´. Y es que, si es cierto que se trata de una decisión soberana, fruto de una situación límite en las cuentas, no se entiende por qué no se pone en práctica hasta el último extremo.

Por otro lado, hubo quien dio por hecho que la estrategia estaba planeada desde el principio y orquestada con Europa. `Si a alguien se le ha pasado por la cabeza que Rajoy se tiró a la piscina sin saber si había agua es que es un iluso: todo estaba preparado de antemano, incluso ese golpe de autoridad de la CEE de disminuir un 0.5 por ciento adicional´. Así `los dos consiguen lo que consideran justo y los dos quedan bien vistos ante sus respectivas audiencias´. En la misma línea, pero en un tono más suave, puede que simplemente el Gobierno ya contara con la pataleta de Bruselas, `así que inflaron un poco el déficit, y pusieron un techo alto para que en la rebaja no se llegase al 4,4 por ciento´.

EL PESO DE LOS MERCADOS

Del mismo modo, los lectores apuntaron que España no sólo depende directamente del dictado de sus socios del euro, sino también de la enorme influencia de los mercados. No hay mayor prueba de ello que el hecho de que España, como otros muchos países, viva `de prestado´, a través de una constante emisión de deuda que `traslada el problema al futuro´ y que, por ende, `lo hipoteca´. En este marco, `nadie adapta sus gastos a sus ingresos, para no fastidiar a sus ciudadanos´, comentó un internauta. Sin embargo, se sigue emitiendo deuda de forma constante, repartiendo acreedores por todo el mundo ante los que deberán responder los políticos españoles y sus estrategias económicas.

`¿Alguien cree que tenemos, aunque solo sea una ración mínima de esa soberanía de que habla el Rajoy?´, comentó un internauta, que recordó que la verdadera tarea del Gobierno debería ser `afilar sus tijeras y extenderlas hacia ese inmenso lastre parasitario que amenaza con hundir la nave´. Sin embargo, los internautas tienen en mente que es más que probable que Rajoy meta la tijera donde no debe: en el IVA. Es la misma receta que tanto se criticó cuando fue Zapatero quien la utilizó, y la misma que utilizará el nuevo Ejecutivo. Eso sí, `después de las elecciones´. De momento, De Guindos ha asegurado que el Gobierno `no prevé subir el IVA este año´, una declaración que no cierra completamente la puerta a este aumento –tampoco se preveía subir el IRPF- y que tampoco dice nada sobre qué hará el Ejecutivo el año que viene.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...