edición: 2346 , Viernes, 17 noviembre 2017
28/04/2015
Tras las declaraciones de Malo de Molina

La opinión pública niega el fin de la crisis inmobiliaria y asegura que el precio de la vivienda no ha tocado fondo

El director de Estudios del Banco de España culpó ayer a la falta de estadísticas de la tardía detección de la burbuja
Los internautas aseguran que las instituciones hicieron la ‘vista gorda’ hasta que el desastre se convirtió en innegable
ICNr
¿De quién es la culpa de que no se detectara a tiempo el estallido de la burbuja inmobiliaria? ¿Se hizo la vista gorda por parte de las instituciones y los partidos políticos o, por el contrario existió un verdadero fallo de diagnóstico? A esta y a otras preguntas trató de dar respuesta ayer el director de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, quien lamentó que “la falta de estadísticas de calidad” dificultara en su día contar con un diagnóstico sólido y temprano de la crisis inmobiliaria. En este sentido, demandó bases estadísticas que permitan, por ejemplo, a los inversores “no tomar decisiones miopes”, sino con el conocimiento suficiente de la realidad del sector. Mientras, la opinión pública se divide a la hora de valorar esta versión, aunque reclama, en todo caso, más seguridad y control en el sector financiero para evitar situaciones como la que aún atraviesa el país.
Durante la jornada 'El papel de los distintos agentes en el mercado inmobiliario actual', organizada por la Fundación de Estudios Inmobiliarios (FEI), Malo de Molina apostó por una política “macroprudencial” para prevenir nuevas crisis en el sector. En este punto, apuntó que la ratio préstamos/valor de la vivienda debe jugar un papel activo en la prevención de la asunción excesiva de riesgos, en tanto que la política monetaria y la fiscal tienen un margen limitado para contener la acumulación de desequilibrios en el mercado inmobiliario.

Eso sí, Malo de Molina ve ahora el sector con optimismo: el director de Estudios de la institución aseguró ayer que “el ajuste del sector inmobiliario, en principio, se ha completado” y que “las perspectivas son de inicio de una posible recuperación”. Ello no significa que deban dejarse a un lado las cautelas, ya que el ajuste ha sido “inusitado” y, entre otras cosas, se desconoce a ciencia cierta el volumen del 'stock' de pisos sin vender y el paro sigue siendo “un factor limitativo” para la adquisición de viviendas.

También recordó otro de los ‘contras’ de la situación: el ritmo de absorción de este 'stock' es “muy lento”, lo que supone una dificultad para absorber el “pesado legado” de la crisis en el mercado inmobiliario. Con todo, Malo de Molina reiteró que hay “síntomas de suave recuperación” del sector, empezando por un ajuste de precios del 45 por ciento en términos reales desde el inicio de la crisis, una reducción que, en su opinión, “parece razonable”. “Podemos decir que el recorrido del ajuste de precios en principio ya ha tocado fondo”, aseguró.

Asimismo, el economista del Banco de España apuntó que las crecientes compras de viviendas por parte de extranjeros “deben interpretarse como que las perspectivas son ya de recuperación en el sector inmobiliario”. “Los no residentes fueron los primeros que se lo olieron y los que escaparon primero, y ahora empiezan a percibir el cambio de ciclo”, apuntó. Del mismo modo, Malo de Molina cree que la recuperación de las transacciones está llevando a un incremento de los visados para construir viviendas nuevas. “Por primera vez, se ven síntomas incipientes y débiles de que incluso la construcción ya está de alguna manera creciendo”, remachó.

UN MERCADO PELIGROSO

Los internautas, por su parte, siempre se lanzan a comentar todo lo que tenga que ver con la burbuja inmobiliaria y la crisis económica. Más aún cuando de lo que se trata es de sacar en claro en qué punto estamos y qué escenario de recuperación puede dibujarse de cara al futuro. Los lectores, lejos de estar de acuerdo con Malo de Molina, siguen negando que el precio de la vivienda haya tocado fondo, y esperan que el ajuste se siga sucediendo porque, de otro modo, sencillamente habrá una enorme bolsa de ciudadanos para los que será imposible comprar una casa. Se habla de la caída de los sueldos, de la incertidumbre laboral y, en definitiva, de un cambio de paradigma que hace que las reglas del juego no sean las de antes. Le tocaría al mercado, por tanto, adaptarse a la realidad, y no al revés.

Desde luego, lo que parece claro es que no se puede volver a los tiempos en que “la gente ganaba 100 y se endeudaba por un millón de veces más”. Ello iría en contra del “sentido común” a pesar de que fuera una práctica tan extendida y promocionada precisamente por la banca. Al fin y al cabo, tal y como aseguran muchos lectores, es a la entidad que presta el dinero a la que más le interesa controlar el riesgo que ello supone.

En cuanto a si la crisis “se veía venir” o todo lo contrario, la opinión pública lo tiene muy claro: a su juicio, las instituciones en general, tanto públicas como privadas, hicieron la vista gorda hasta que no quedó más remedio que aceptar la evidencia, es decir, “demasiado tarde” como para enmendar el desastre. El resultado es bien conocido. Y las estadísticas, tal y como comentaron los lectores, parten precisamente de las instituciones que controlan el Estado y el sistema económico, por lo que no cabe margen de error alguno: “Pero si erais los que maqueabais la valoración de activos de todo el pufo… La burbuja se gestó por decisiones políticas”, criticó un lector. Los internautas, en definitiva, tienen claro que hasta ellos mismos lo vieron venir, sin que haga falta “ser matemático para ello”. “¿Cómo tenéis tan poca vergüenza?Si hasta el tonto de mi pueblo lo veía venir…”, apuntó un lector.

Además, se dieron ejemplos de personas que ya hablaban de la burbuja antes de su estallido. “Gente como Ricardo Verges lo venía denunciando con todo lujo de detalles y datos, pero curiosamente sus conclusiones no optimistas no gustaban en Moncloa y lo apartaron a un lado”. “¡Hace falta tener cara! Si hasta le PSOE no hacía más que criticar la construcción de viviendas durante el gobierno Aznar… Lo que pasa es que nada más coger el poder multiplicaron la construcción de viviendas, porque eso era sustento para todos”.Tal vez el problema fuera otro: “¿Por falta de buenos datos o por falta de profesionales? Porque buen dinero que nos cuestan de los impuestos…”, censuró un lector.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...