edición: 2724 , Viernes, 24 mayo 2019
29/06/2012
Cumbre en Bruselas

La opinión pública pide a Europa un rescate directo a la banca y más potestades para el BCE

Los internautas piden una unión fiscal fuerte y denuncian que ` hay una moneda común pero nadie que la defienda´
Se pide a los líderes europeos que, esta vez, hagan un esfuerzo extra para alcanzar acuerdos cuanto antes
Mariano Rajoy con Mario Monti
ICNr

Ayer dio comienzo una de las citas más importantes para el futuro de España y de la eurozona: la reunión del Consejo Europeo en Bruselas en la que se concretarán asuntos como el plan de rescate al sector bancario español o la planificación de la integración fiscal. Se decide, en definitiva, la hoja de ruta que seguirá Europa de ahora en adelante para afrontar la crisis, y lo hace con dos bandos muy diferenciados y con una Alemania sola ante un bloque más progresista. La opinión pública, por su parte, pidió a >Rajoy que defienda a capa y espada los intereses españoles y, para ello, recomendó una vez más al presidente la necesidad de reducir cuanto antes el enorme peso del sector público, ya que eso es lo que reclaman los mercados.

La cita de la zona euro tiene en su agenda temas clave como el pacto del crecimiento o la integración fiscal. El pasado viernes España alcanzó un acuerdo con Alemania, Francia e Italia para impulsar el crecimiento a través de una inyección de liquidez destinada a la creación de proyectos de infraestructuras, y dicho pacto encontrará su desarrollo en la cita que se celebra desde ayer. En cuanto a la integración fiscal, el consenso no está tan claro: mientras Alemania opta por una unión fuerte con una importante cesión de competencias por parte de los Estados miembros, la versión del pacto que propone Hollande resulta mucho más light y pasa por una progresión en la aplicación de los acuerdos a los que se llegue. Sin embargo, en este punto no se esperan grandes acercamientos: hasta diciembre no se conocerán todos los detalles.

En todo caso, se trata de uno de los asuntos más importantes de la agenda europea. De las negociaciones que se desarrollen depende la posible creación de la figura de un ministro de Finanzas europeo con capacidad para intervenir en los asuntos nacionales y modificarlos, o fijar límites de gasto o de deuda a los Estados miembros.

La unión bancaria es otro de los asuntos tratados en Bruselas, mediante la cual se pretende crear un supervisor bancario europeo y un fondo de garantía de depósitos común y un solo fondo de resolución bancaria para la gestión de los bancos malos de la eurozona. Mediante esta unión se podría plantear que el Banco Central Europeo (BCE) sea también el encargado de vigilar a las entidades de los Estados miembros.

SIN RECAPITALIZACIÓN DIRECTA

En este marco, hay un punto que brilla por su ausencia: la recapitalización directa a la banca. La opción por la que aboga Rajoy para inyectar dinero en el sistema bancario español no es posible con el marco actual, y Alemania ha venido negándose a contemplar esta posibilidad. De ahí que el Eurogrupo ya haya descartado esa vía para España. Se trataría, incluso aunque no existiera oposición a esta fórmula, de una opción materialmente imposible, ya que la modificación legislativa necesaria llevaría más tiempo del que tiene España.

En todo caso, los miembros de la zona euro hablarán sobre los detalles del plan de ayuda para la banca española y, en concreto, de la cuantía exacta, los intereses o el plazo del préstamo. Pero, sobre todo, se deberá aclarar si el fondo de rescate será acreedor prioritario en caso de restructuración de la deuda española, algo que España pretende evitar a toda costa para no perjudicar su posición en los mercados. Las condiciones que deberá cumplir España componen otro punto clave del debate.

Los eurobonos también forman parte del debate, aunque en este punto parece que Merkel tiene todas las de perder. A pesar de que la canciller alemana aseguró esta semana que este instrumento no existirá mientras ella siga viva por su inconstitucionalidad y por ser económicamente incorrectos y contraproducentes, tanto Francia como España e Italia se muestran a favor de su creación.

UNA CITA CLAVE

La opinión pública se centró ayer en comentar todo lo relacionado con un evento del que depende en gran medida el futuro de la economía española y el del propio euro como realidad. Los internautas se centraron en la necesidad de que los socios europeos hagan un esfuerzo por llegar a un acuerdo cuanto antes, evitando más dilataciones que perjudiquen la salida de la crisis. Se pide, en definitiva, que las propuestas `no queden una vez más sólo en propuestas´ y que se alcancen respuestas cuanto antes no sólo para el caso español, sino para el negro futuro de Grecia y para el de la unión monetaria. Eso sí, `teniendo en cuenta los intereses de los europeos como ciudadanos, y no como vasallos´.

`Hablan de citas claves, de cumbres paradigmáticas, y llevamos desde mayo de 2011 al borde del precipicio´, señaló un lector. En este sentido, se comentó que `cada cumbre es una bofetada a cualquier esperanza de salida del túnel´. `Es imposible que esto funcione, un barco con al menos diez capitanes que cada uno quiere tirar para un lado distinto y mientras el barco escorando más y más y haciendo agua´, se leyó en la red. Los lectores hablan de un `lamentable espectáculo´ por parte de Europa durante los últimos meses, de ` consecuencias terribles para ciudadanos y familias´.

En cuanto al caso español, se recordó que `no dar la ayuda directamente a la banca significa reconocer abiertamente que el Banco Central Europeo no es un Banco Central ni actúa como tal´, y eso `no hace más que empeorar las cosas porque nos da la sensación de que hay una moneda común pero nadie que la defienda´. `En mi opinión es un despropósito que el BCE no tenga la autonomía ni la potestades de todo banco central. O es una unión monetaria (y esperemos que fiscal pronto) o no es nada: así lo entienden los mercados´, aseguró un lector. Se trata de una petición generalizada, si bien no pocos internautas recuerdan que tal vez Rajoy esté pidiendo algo que desde un principio debió considerarse imposible, quizás para escurrir el bulto y culpar a Europa de las malas condiciones del rescate.

Además, los internautas apelaron a la falta de acciones contundentes por parte del Ejecutivo para erradicar el peso del Estado y del gasto de las Administraciones públicas. En opinión de muchos lectores, las cosas serían mucho más sencillas –y la posición de Alemania mucho más moderada-  si este viernes el Gobierno anunciara tras el Consejo de Ministros que `en España se va a recortar 60.000 millones en estructura del Estado´, comentó un lector. `A los diez minutos, Merkel aceptaría casi cualquier cosa, porque la postura alemana es normal: hasta que arregles tu despilfarro, no te voy a financiar, porque entonces te quitaría los estímulos que posees ahora para seguir recortando´, aseguró un internauta. Por eso, se criticó que el Gobierno busque el déficit cero de la forma equivocada. `Este Gobierno prefiere subir el IVA y el IRPF en vez de meterla tijera en la estructura del Estado´, se comentó.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...