edición: 2556 , Martes, 18 septiembre 2018
05/10/2012
España no cumplirá con el objetivo de déficit, según el BdE

La opinión pública pide menos impuestos y medidas `pro-crecimiento´ como receta para alcanzar el equilibrio presupuestario

Los lectores creen que intentar aumentar la recaudación vía impuestos es `misión imposible´ y aclaran que, `para cerrar el déficit, primero hay que generar crecimiento´
Luis María Linde, gobernador del Banco de España, durante su comparecencia en el Congreso
ICNr

Las dudas sobre el cumplimiento con el objetivo de déficit impuesto por Bruselas para este año empiezan a expresarse no sólo desde foros instituciones privadas, analistas o ciudadanos, sino que los comentarios de los representantes de las propias instituciones del Estado. Ayer le tocó el turno al Banco de España. El nuevo gobernador de la institución, Luis María Linde, se mostró convencido de que `existen riesgos de desviación´ del objetivo de déficit público para el ejercicio 2012, fijado en el 6,3 por ciento. La noticia no sorprende, aunque sí indigna, a una opinión que se prepara para un escenario muchos más oscuro que el que propone el Ejecutivo de cara al cierre del año. Lo peor es que la falta de un horizonte claro hizo que la opinión pública y los sectores responsables del impulso económico -pequeños empresarios y autónomos- mostraran ayer su cara más pesimista y alejaran en su calendario la fecha en que comience la recuperación económica. Un sentimiento que, desde luego, no ayuda a que ésta se materialice.

Linde no se limitó a señalar que las cuentas del Ejecutivo no van a cuadrar cuando finalice el mes de diciembre. Además, se permitió recomendar al Gobierno que adopte nuevas medidas para evitar que la escaladada del déficit siga su curso. Dada la `importancia de cumplir con el mismo, habría que considerar medidas adicionales que lo hagan posible´, aseguró, tras considerar `ciertamente optimista´ la previsión del Gobierno de una caída del 0,5 por ciento del PIB en 2013, sobre todo si se compara con otras estimaciones de organismos internacionales que apuntan a una caída del PIB del 1,5 por ciento. Aclaró, además, que `si la caída en la actividad en 2013 se sitúa más cerca del 1,5 por ciento que del 0,5 por ciento, el impacto previsible sobre el déficit puede estimarse en tres décimas del PIB´.

Poca novedad añadieron las palabras del gobernador a lo que ya sospechaban los internautas. El fracaso de Mariano Rajoy en su cruzada para cumplir con Bruselas es, desde hace semanas, un secreto a voces que, simplemente, se va confirmando día a día. Más interesantes resultaron, sin embargo, los hechos a los que Linde atribuyó esa desviación sobre el objetivo de déficit propuesto. A juicio del gobernador, el grueso de la desviación que se observa en 2012 ha tenido su origen en la negativa evolución de los ingresos públicos, lo que deriva de la propia naturaleza del ajuste que está realizando la economía española. La conclusión, para la opinión pública, es que el modelo por el que está apostando el Gobierno no servirá para lograr sus objetivos. Y es que intentar seguir aumentando la recaudación resulta inútil y sólo lleva a aumentar el peso de la economía sumergida. Por el contrario, al Gobierno le quedan muchas cosas por hacer en cuanto a la propia estructura del gasto público, y es ahí donde, a juicio de los lectores, es necesario mirar con lupa para lograr que las cuentas vuelvan a cuadrar.

Entre las recetas propuestas por el Banco de España para paliar los efectos de esa falta de recaudación, Linde hizo referencia a la Ley de Estabilidad, una norma que incluye instrumentos como las sanciones, y que permite que la Administración central pueda imponer ajustes a las comunidades que pueden ser `efectivas para garantizar la disciplina´. Sin embargo, no todo fueron malas noticias: es `posible corregir esta desviación importante´ durante el próximo año, dado que la previsión para el PIB de 2013 `no parece una diferencia grave para que reste credibilidad´ a la consolidación fiscal para 2013, aseguró Linde.

UN OBJETIVO IMPOSIBLE

A pocas semanas de que el ejercicio 2012 llegue a su fin, llega el momento de hacer balance y repasar hasta qué punto se han alcanzado las metas propuestas para este año. Los internautas se detuvieron ayer en este análisis y, se mire como se mire, la sensación es de fracaso. `Teníamos un objetivo de déficit del 4,4 por ciento, lo revisamos al 5,8 por ciento y finalmente nos concedieron un 6,3 por ciento que no cumplimos ni locos, evidentemente´, resumió un lector. A ello se suma que en la cifra que se está barajando no van incluidos `los 40 mil millones de la banca, lo que representa más de un 10 por ciento del PIB adicional´, y para qué hablar de `los 400 mil millones que están de camino´, apuntó un lector.

En cuanto al Banco de España, los internautas se dividieron sobre la conveniencia o no de sus declaraciones. Para algunos, la institución no ha hecho más que `hundir el dedo en la llaga´ con la comparecencia de ayer. `Vaya flechas los del BdE para decirnos lo evidente cuando ya se tienen datos más que claros´, criticó un lector. También se censuró, en cuanto al `banco malo´ que el Banco de España se deje `comer el terreno´ por una auditora externa que, `al final, no concluye nada porque todo es mentira, dado que no se quiere pinchar la burbuja´. Sin embargo, también hubo quien agradeció que se hable claro sobre cuáles son las limitaciones a las que se enfrenta el Ejecutivo de cara al cierre el ejercicio.

Otros se centraron en el cambio de actitud del BdE desde la llegada del nuevo gobernador. El Banco de España, `tradicionalmente un observador privilegiado del acontecer económico y de las tendencias, alertando sobre las mismas´, ha entrado en `otra dinámica bien distinta´, aseguró un internauta, quien reclamó al Ejecutivo que no cometa los mismos errores que el Gobierno anterior y que tome buena nota de las recomendaciones que se emitan desde esta institución. `Agárrese el toro por los cuernos, y si los cuernos son la reducción de gastos corrientes, no afectando a la protección social básica ni a la economía productiva, mucho mejor´.

En todo caso, las declaraciones de Linde sirvieron para constatar una realidad que, al menos para los lectores, resulta obvia: para recaudar más no basta con subir los impuestos, porque llega un momento en que la recaudación deja de crecer y, de seguir por este camino, podría incluso reducirse. Para los internautas, España ya ha pasado de largo ese punto, y por eso no se entiende que el Gobierno siga apostando por alzas en los impuestos cuando es sobradamente conocido que la presión fiscal sobre los ciudadanos es `insoportable´. `El ajuste vía ingresos está matando el consumo y la fuga de capitales, no les va a quedar otra que ajustar vía gastos, que es lo que debieron hacer desde el primer momento y no hicieron´, aseguró un lector.

Se ironizó, en definitiva, con la idea de que el Gobierno vea en la subida de impuestos la panacea a la recuperación económica. `Sin problema, si los ingresos públicos derivados de los impuestos recaudados han sido menores de lo previsto, pues se suben impuestos y listo´ ironizó un lector, que aseguró también que tal vez `lo ideal sería poder obligar por ley a los consumidores a consumir y comprar coche nuevo y chalecito, utilizando a la policia si es necesario´.

Se acusó también al Ejecutivo de estar `jugando con fuego´ al pasarse constantemente del límite fijado. `Primero Europa les dice un porcentaje y no lo cumplen, luego les amplían a un porcentaje que tampoco lo cumplen y, finalmente, tampoco cumplen el porcentaje que se les dio finalmente, impuesto por ellos mismos´. Aunque la jugada, hasta ahora, ha tenido éxito, si se pretende que la UE financie a España, resulta clave ceñirse al guión, sobre todo porque la consecuencia de no hacerlo la pagarán los ciudadanos, y esa es una realidad que debe evitarse a toda costa. Los internautas temen qué ocurrirá con España si se combina una enorme ayuda procedente de Bruselas con un enorme incumplimiento con los requisitos exigidos para recibirla, aliñado todo ello con unas previsiones de futuro nada optimistas. `¿Y pretenden que la UE les financie sin condiciones?´, cuestionó un lector. `Grecia es un país pequeño y se pueden permitir algunas cosas, pero la descomunal cifra de España no tiene nada que ver´.

Lo peor es que Rajoy `hubiera podido cumplir sus promesas electorales si hubiera limpiado la Administración pública y el sector financiero de corrupción, y el consumo no se resentiría´. Lástima que decidieran `seguir llevándoselo crudo sin pensárselo dos veces´. Por ello, los lectores dieron una última lección al presidente: para cerrar el déficit, primero hay que generar crecimiento. De lo contrario, los recortes no generaran crecimiento ni confianza porque `ya sabemos que no lograrán cerrar el déficit´. `Lo sabemos nosotros y todos los inversores que están sacando fondos del sistema´, recordó un internauta.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...