edición: 2346 , Viernes, 17 noviembre 2017
23/07/2012
Alerta máxima ante la escalada de la prima de riesgo

La opinión pública pide sinceridad al Gobierno sobre la suficiencia del rescate financiero

Las voces que hablan de un rescate al país suenan cada vez con más fuerza y los lectores creen que el Ejecutivo alimenta el rumor sin confirmarlo
ICNr

La escalada de la prima de riesgo del pasado viernes, jornada en la que el indicador superó todos sus récords para llegar a los 600 puntos básicos, y la cita del Eurogrupo para firmar el Memorándum de Entendimiento (MoU), centraron la atención de la opinión pública durante el fin de semana. Todo ello aliñado con las multitudinarias protestas ciudadanas contra el paquete de recortes del Gobierno de Rajoy. La situación se encuentra en un punto límite y a las críticas al Ejecutivo se suma la incertidumbre sobre el futuro a corto plazo del país. La sombra del rescate total se acerca cada vez más y los ciudadanos perciben que es hora de llamar a las cosas por su nombre y dejar de fingir que el rescate a la banca será la panacea de la crisis española. Al contrario, a juicio de muchos, se trata sólo de un `parche´ que retrasa lo inevitable.

En un nuevo acercamiento hacia esa evidencia, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, reconoció durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el nuevo cuadro de previsiones económicas ha sufrido importantes variaciones. La principal de ellas es el empeoramiento del PIB en 2013, que en lugar de crecer un 0,2 por ciento como se esperaba, pasará a contraerse un 0,5 por ciento. Lo mismo se aplica a 2014: el Gobierno ha rebajado las expectativas de crecimiento de PIB del 1,4 por ciento al 1,2 por ciento. El ministro tampoco auguró datos positivos para el empleo, dado que la previsión de paro empeora del 24,2 por ciento al 24,3 en 2013, aunque se reduce en una décima en 2014 hasta el 23,3 por ciento en 2014.

Mientras, los ministros de Finanzas de la eurozona aprobaron sin modificaciones la ayuda de hasta 100.000 millones de euros para que España pueda sanear el sector financiero, lo que se traduce en que Europa dará el préstamo al Frob para que éste se encargue de canalizarlo a las entidades que lo necesiten. Además, tal y como estaba previsto, `el Gobierno español asumirá integralmente la responsabilidad de la asistencia financiera´, una `papeleta´ de garante que evidentemente se materializará, a juicio de los lectores, dado que varias entidades se verán obligadas a echar el cierre debido a las duras condiciones que se impondrán desde Bruselas al sector financiero, y también a la creación del famoso `banco malo´ que absorberá los activos tóxicos de todas ellas. Ya el nuevo gobernador del Banco de España, Luis María Linde, aseguró en su estreno ante el Congreso de los Diputados que habrá bancos liquidados, como CCM, CAM, Cajastur y Unnim, aunque De Guindos se apresuró a negar tal posibilidad. El problema es cómo se solucionará la papeleta cuando eso ocurra.

La opinión pública se mostró convencida de que el Estado no tiene dinero para asumir la caída de su sistema financiero, lo que coloca al país en un simple `títere de la UE´, institución de la que depende la sostenibilidad del país. Por eso la previsión es que el próximo mes de septiembre llegará el rescate total y, con él, medidas paralelas a las que se han impuesto en otros países. `Recortes del 30 por ciento en las pensiones, eliminación de subsidios...´ Los internautas temen lo peor y son muchos los llamamientos al `sálvese quien pueda´. La idea más extendida es, en definitiva, que `lo peor está por venir´ y, como mínimo, se habla de dos años de crisis profunda -`nada´ comparado con la situación actual´.

Del mismo modo, los internautas aprovecharon para criticar a aquellos inversores que están `aprovechando la desgracia española´ para `hacerse ricos´. `Pagamos más intereses que Portugal y Grecia por mejores cosas... alguien se esta haciendo muy muy muy rico con nuestras desgracias´, aseguró un lector. A ello se suma el hecho de que sean, en su mayoría, `nuestros bancos los que están comprando la deuda Española, con el dinero que les deja el BCE´. `Ni Dios quiere nuestra deuda, porque todo el mundo fuera de nuestro país sabe seguro que vamos a la bancarrota de cabeza, con quita de por medio, etc. ¿De donde crees que sale el emperre del Gobierno de salvar a los bancos?´, aseguró un lector.

CRISIS DE LAS AUTONOMÍAS

A este panorama se sumó el caso de Valencia, primera comunidad autónoma en ser `rescatada´ por el Ejecutivo central. El pasado viernes también fue el día elegido por el Gobierno valenciano para anunciar que solicitará al Ejecutivo de Mariano Rajoy acogerse fondo de ayuda a las comunidades autónomas anunciado por el ministro de Economía, Luis de Guindos, hace una semana. El vicepresidente y portavoz de la Generalitat, José Císcar, se excusó en la necesidad de compensar el hecho de no poder emitir deuda -la comunidad tiene los mercados financieros cerrados y su deuda está calificada como bono basura.-, así como para responder a facturas que quedaron fuera del plan de pagos del Gobierno, como la de las farmacias y las subvenciones a organizaciones empresariales y sindicales. Aunque no hizo pública ninguna suma, antes de conocerse la dotación del fondo -que ascenderá a un máximo de 18.000 millones de euros- , el Gobierno valenciano había fijado sus necesidades de liquidez en 4.600 millones, es decir, la cuarta parte del máximo disponible para todas las comunidades.

El nuevo fondo de apoyo a la financiación de las comunidades autónomas, cuyo capital procederá en un tercio de un préstamo de Loterías y Apuestas del Estado (LAE) con cargo a ingresos futuros y en dos tercios del Tesoro, se anunció tras el anterior Consejo de Ministros por el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien explicó el decreto ley que regulará esta nueva vía de liquidez para los gobiernos autonómicos. Una fórmula que fue duramente criticada por los internautas tanto en el momento de su anuncio como ahora. `El rescatado rescatando, el mundo al revés... Es decir, sí hay dinero para salvar la banca y las comunidades autónomas, pero no hay para sanidad y educación´, apuntó un lector. Los internautas recordaron los grandes despilfarros de la comunidad valenciana -`circuitos de Formula1, regatas, chorizos como Camps, Mata y demás especímenes´- y convirtieron esta primera petición en el peor ejemplo posible para justificar la medida.

Ciscar, por su parte, añadió más leña al fuego tras descartar que acogerse al fondo vaya a traducirse en un ajuste adicional en la comunidad, a pesar de que De Guindos aseguró durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que las comunidades que voluntariamente decidan adherirse a esta asistencia tendrán que cumplir unos `estrictos condicionamientos presupuestarios y financieros´ aún sin especificar. Eso sí, el vicepresidente de la Generalitat valenciana sí aseguró que los Gobiernos regionales deberán presentar un plan de ajuste e informar puntualmente de la ejecución presupuestaria, y que el Ejecutivo central conserva la capacidad de intervenir las comunidades autónomas que incumplan los vencimientos de deuda.

La opinión pública acogió con mucho malestar el hecho de que el dinero de las arcas públicas vaya a destinarse no sólo a cubrir los errores de la banca, sino a `solucionar la papeleta´ a la clase política y sus despilfarros. Si una comunidad necesita dinero, `que disuelvan sus Cortes y queden sin efecto ni remuneración sus cargos´, exigió un lector. Y, de paso, que `todas las competencias vuelvan al Estado´, centralizando la gestión de servicios, al menos hasta que `vuelvan a ganárselas´.

La opinión más generalizada es que las autonomías, especialmente la valenciana, sólo quieren el dinero para `seguir con la fiesta´, lo que va totalmente en contra de la necesidad de llevar a cabo recortes drásticos. `Si una empresa entra en quiebra, cierra, ¿no? Si una comunidad autónoma quiebra por los ladrones, chorizos y mangantes de sus políticos, ¿qué le pasa a esa comunidad autónoma? ¿El dinero que reciban los mismos políticos que la han quebrado no usarán el dinero para seguir pagando?´, censuró otro internauta. No se entiende, en definitiva, que no se depuren responsabilidades ni se exijan las dimisiones, como mínimo, de quienes han estado al frente del desastre económico, y tampoco se dejaron de lado las críticas al partido político que lleva `décadas´ gobernando en Valencia. Los internautas comienzan a juntar en el mismo paquete a Bankia y a Valencia como paradigmas de un rescate interesado, y ven con horror cómo a la deuda pública se le van sumando agregados que restan efectividad a todo esfuerzo del contribuyente por reducir su peso.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...