edición: 2973 , Lunes, 25 mayo 2020
24/01/2012
Las cifras de la recesión

La opinión pública pide un gran recorte en la empresa pública acorde con lo `excepcional´ de la situación económica

El Banco de España prevé una caída del PIB del 1,5 por ciento para 2012: la razón está en la subida de impuestos y en los ajustes para cumplir con el objetivo de déficit
La falta de eficiencia del sector público se percibe como la gran tara del sistema, por lo que se pide una `poda´ que no se reduzca al 10 por ciento del total anunciado
ICNr

La recesión tiene nuevas cifras que reflejen el escenario probable para este 2012. El Banco de España anunció ayer que prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) caiga un 1,5 por ciento para crecer un 0,2 en 2013, todo ello tras un crecimiento del 0,3 por ciento durante el último trimestre de 2011 que se reduce, a su vez, en cinco décimas con respecto a los tres meses anteriores del pasado año. Las razones, tal y como confirma la institución, están en la subida de impuestos y en los ajustes para cumplir con el objetivo de déficit, lo que provocará una `significativa contracción de la demanda nacional´. Ello llevó a los internautas a plantearse hasta qué punto es necesario provocar a través de la propia política este escenario con el fin de cumplir un objetivo imposible, y cuáles son las alternativas del Gobierno para reducir el déficit sin tener que tocar tantos impuestos. En opinión de la mayoría, Rajoy `se equivoca´ en su gestión o, cuanto menos, no está tocando todos los hilos que debería para llevar a cabo un ajuste completo y eficaz.

El resumen confeccionado por los lectores se reduce a que, `como hay que hacer ajustes, cae la economía, aumenta el desempleo y bajan los ingresos´ algo que `también lastrará el año que viene´. Por tanto, aunque es cierto que el incremento en impuestos hace subir los ingresos públicos, los internautas se preguntan si compensa. Lo mismo ocurre en cuanto al drástico cambio que se pretende llevar a cabo en cuanto al déficit en tan sólo un año: nadie habla sobre `cómo afecta al déficit -ya no sólo de este año, sino de los dos próximos- los ajustes y la subida de impuestos´. En este sentido, tal vez sería mejor `pasar de un 8 a un 4,4 en dos años que en uno´. 

El escenario planteado por el Banco de España es menos negativo que el que prevé el Fondo Monerario Internacional (FMI), que pronostica dos ejercicios consecutivos de retroceso para la economía española, en concreto, con una contracción del 1,7 por ciento en 2012 y de un 0,3 por ciento en 2013. Sin embargo, los internautas aseguraron que `la caída va ser mayor, y más aun con las subidas de impuestos que nos esperan´. Ni un solo indicio apunta hacia un panorama alentador y, en este marco, los internautas temen que la tasa de desempleo siga creciendo hasta alcanzar la dramática cifra de los 6 millones de parados. Y es que, en un clima de recesión, no habrá reforma laboral que valga ni incentivo que solucione el problema si no se prevé un crecimiento más inmediato. Los lectores asumen que las cosas se pondrán `muy mal´ y que ello afectará en gran medida a las pymes y al sistema financiero. `En términos de empleo, esta noticia implica seis millones de parados, seis, para mediados de año. La única duda es ¿alcanzaremos los siete millones de parados en 2013?´, comentó un internauta.

Por todo ello, la opinión pública pidió ayer al Gobierno alternativas al aumento de la presión fiscal, recomendó a Rajoy y a sus ministros una `clase de economía acelerada´ y presentó algunas recetas propias que pasan por cambiar de rumbo de forma drástica. La idea más recurrente, tal y como se viene señalando desde distintos sectores desde hace meses, se basa en reducir el peso del gasto público. Para ello, parece imprescindible reducir el peso del gasto corriente en sueldos y, en este punto, se apuesta por despedir a un gran número de empleados públicos, aunque ello suponga perjudicar a más familias. `Sobran 600.000 empleos públicos´, comentó un lector, que consideró que Rajoy `se equivoca´ en su forma de plantear el problema. En resumen, `recorte de gasto corriente, no de inversión´. Otros hablaron del `infierno que nos espera´ si se siguen sin tomar medidas urgentes, como `despedir a más de 2 de millones de funcionarios que nos sobran y recortar la política´.

Entre las medidas por tomar `antes de subir impuestos´, los lectores siguen reclamando la eliminación de diputaciones y altos cargos, la reducción del número de asesores, y un mayor control de los gastos en coches oficiales, viajes, etc. A ello se suma, como en otras ocasiones, la demanda de eliminar subvenciones y ayudas a los sindicatos, una línea que el Gobierno ya ha seguido.

Además, algunos lectores se centraron en el hecho de que exista una gran diferencia entre el pronóstico que daba el FMI hace unos meses y el decrecimiento que se prevé ahora. `El FMI pronosticaba antes de septiembre casi un aumento del 1,3 por ciento, y de repente, caemos un 1,5. ¿Qué es lo que no tuvieron en cuenta?´. No resulta serio que se produzcan estas diferencias ni tampoco que el Gobierno no use todos sus medios para `cambiar la tendencia´. Los lectores acusan al Ejecutivo de no tener `capacidad ni ideas´. `Un director de empresa recién colocado, le dice al consejo de administración que las ventas van a seguir cayendo y que se va a perder cuota igual o más que con el anterior director y se va a la calle ese mismo día´ . Por ello, hay quienes sospechan que la estrategia podría ser `ponerlo todo muy negro (lo contrario que Zapatero al principio) para que cualquier dato real que se conozca parezca una mejora´.

LIQUIDAR EMPRESA PÚBLICA

En respuesta a estas peticiones, el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ya ha anunciado que el Gobierno va a liquidar notarialmente unas 400 empresas públicas este año, con el propósito de recortar el abultado gasto y reducir el déficit. Una labor para la que precisará la colaboración de las comunidades autónomas, que tendrán que hacerles llegar unas `fichas normalizadas´ con los datos sobre la deuda de sus empresas públicas y el personal de que disponen, para analizar el coste de esa `poda de entes y organismos´.

La opinión pública se mostró favorable a un recorte en esta línea y sólo se critica que se tarde demasiado en llevarlo a cabo y que el recorte afecte sólo al 10 por ciento del total. En todo caso, lo claro es que hay que luchar contra la `rutina de ocultar deudas públicas a través de distintos vehículos, bien sean empresas públicas, o bien a través de proveedores en forma de facturas impagadas´. La carencia de la ética necesaria para llevar a cabo una gestión correcta se presenta como una de las grandes taras del entramado empresarial público, del mismo modo que su falta de eficiencia, que se califica como estructural. El sector público actual no es otra cosa que `un enfermo colgado de la bolsa de transfusión del dinero Europeo, y soportando el peso de la rueda de molino en que se ha convertido el Estado de las Autonomías´. Por ello, la opinión pública reclama, cuanto menos, aligerar su peso haciendo racionalizando recursos. Tampoco faltan quienes piden la total eliminación del sistema autonómico por el alto coste que supone para las arcas públicas.

En este sentido, `se siente´ por la gente que se va a quedar sin trabajo pero estas `empresas´ no las gestionan empresarios, y no buscan rentabilidad, sino a quien `les regale dinero para seguir funcionando y mantener su puesto´. En definitiva, cuanto antes se lleven a cabo estos recortes `en todos los estamentos del Estado´, antes se podrá cumplir con la promesa de volver a subir los impuestos a las clases medias, que es lo que más preocupa a los lectores. Y es que sólo de ese modo se podrá reactivar la economía, aumentando el consumo y, por ende, la contratación.

En este sentido, la opinión pública ve con buenos ojos que se eliminen todas las empresas públicas que se desee, porque si la situación es excepcional para subir los impuestos a quienes ganan su sueldo en el sector privado, `también debe serlo´ para los que forman parte del sector público. Si ya `nadie regala nada´, ello debe aplicarse a todos los niveles.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...