edición: 2865 , Viernes, 13 diciembre 2019
11/02/2015
Negociaciones sobre la deuda helena

La opinión pública se divide a la hora de valorar la falta de acuerdo entre Grecia y el Eurogrupo

ICNr
Las tensiones entre Grecia y el Eurogrupo volvieron a ocupar ayer las portadas de la prensa online desde el inicio de la jornada, primero pendientes de los argumentos de una y otra parte de cara a la negociación prevista para ayer, y segundo enfrascadas en la valoración de la esperada falta de acuerdo entre ambas partes. La idea era acercar posturas, pero ni los ministros de Economía de la Eurozona ni el Gobierno heleno dieron su brazo a torcer. Ante un panorama de posturas irreconciliables, la opinión pública mostró su miedo a que la falta de acuerdo se traduzca muy a corto plazo en una ruptura que abriría un escenario de incertidumbre financiera.
La jornada de ayer arrancó marcada por las bajas perspectivas de un acuerdo sobre el futuro del rescate y la deuda helena, por las grandes diferencias entre las dos partes. Mientras que el nuevo Gobierno de Syriza quiere poner fin a la austeridad y aligerar su deuda, la UE le exige respetar los compromisos. El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, presentó a sus socios una propuesta de compromiso, consistente en un "programa puente" de seis meses que duraría desde el 1 de marzo hasta el 31 de agosto para darse más tiempo para negociar. Legalmente, sería una nueva prórroga del actual rescate, pero el memorándum se sustituiría por un nuevo texto con los compromisos que asume Atenas.

En concreto, el nuevo Gobierno griego pretende desechar el 30 por ciento de las medidas contenidas en el memorándum de entendimiento del rescate griego consideradas incompatibles con el programa de Syriza y sustituirlas por 10 nuevas reformas estructurales que Atenas pactaría con la OCDE. Además, reclama relajar el objetivo de superávit primario (sin contar los intereses de la deuda) hasta el 1,5 por ciento del PIB, en lugar de entre el 3 y el 4,5 por ciento vigente, así como aligerar la deuda mediante un canje de bonos.

En cuanto a la financiación, el plan reclama que se autorice a Grecia a aumentar en hasta 8.000 millones de euros el límite de emisiones de letras del Tesoro, actualmente fijado en 15.000 millones. Varoufakis pide además al Banco Central Europeo (BCE) que desembolse a Atenas de inmediato los 1.900 millones de euros de beneficios obtenidos de la compra de deuda griega en 2010. Grecia no descarta además utilizar el resto de los 7.000 millones de euros del actual rescate (los 1.900 millones del BCE, 1.800 millones de la UE y el resto del Fondo Monetario Internacional) e incluso una reserva de 10.000 millones para la banca que no se ha utilizado.

El acuerdo sobre estas medidas hubiera permitido al BCE seguir dando liquidez a la banca griega con normalidad a partir del 1 de marzo, después de que hace pocos días el organismo cerrara el grifo del crédito a las entidades helenas. Sin embargo, todas estas propuestas tuvieron una mala acogida durante la gira de capitales que el ministro griego realizó la semana pasada, en particular en Alemania. El presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker, ya ha mantenido contactos "muy intensos" con el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, el último el martes por la tarde, que no han sido “muy fructíferos”, y el resultado es la falta de avances durante la jornada de ayer.

DOS POSTURAS OPUESTAS

Igual de opuestas que las posturas de Europa y Grecia lo son las de los internautas. Los lectores se dividen entre quienes acusan a Grecia de haber despilfarrado el dinero durante años, mintiendo además en sus cuentas para entrar en el euro, y quienes consideran que el debate real al que se reduce la cuestión es si “preferimos el poder del capital o el de las personas”. Y es que, más allá de las culpas (siempre institucionales, y no ciudadanas, para los internautas), la realidad es que existen miles de personas viviendo en una situación precaria en aquel país, y es ese el problema al que se entiende que hay que dar solución en primer lugar. “¿La economía al servicio de los seres humanos o de la especulación de los mercados? Esa es la cuestión”, aseguró un lector.

Otros aseguran que el único acuerdo posible será que Grecia “haga lo que diga Europa, o si no, ya sabe dónde tiene la puerta para salir del euro y de la UE”. Y es que, para algunos, el país heleno “no tiene capacidad de negociación, y no porque no sepan, sino porque la deuda es de tal magnitud que no tienen opciones…” “Me gustaría pensar que el acuerdo al que lleguen, si llegan, cosa muy dudosa, fuera muy productivo, pero me temo que no será así. O sea, que está muy claro el destino de Grecia…”

En una línea similar, algunos lectores señalaron que lo que pretende Syriza es “pedir ayuda y poner ella las normas”, una situación que no debe admitirse, aseguran ciertos lectores, porque “si la zona euro traga con eso, la demagogia se extenderá por doquier”.
“No se puede admitir que se conceda a Syriza lo que no se concedió al Pasok ni a Nueva Democracia o a otros países del euro.
Grecia debe ser sacrificada por culpa de Syriza para aviso a navegantes en la zona euro: demagogias no”, sentenció un lector, que agregó que “a nadie le obligan a estar en el euro, pero si se está y se solicita ayuda, han de atenerse a las condiciones”.


Como trasfondo, existe una idea que cada vez se extiende más entre los internautas: el euro se encuentra, como poco, sumido en una profunda crisis, y algunos hablan incluso de su “fase terminal”, al menos teórica. Y es que las grandes diferencias entre los países que lo integran y la existencia de dos bloques bien diferenciados, hacen mella en la imagen exterior de la moneda y general recelos en el interior, hasta el punto de que muchos ciudadanos –especialmente en los países más afectados por la crisis, como Grecia o España- abogan por la salida de la eurozona y la vuelta a sus monedas previas. “El euro está en fase terminal… Europa es una ficción y esto se irá al garete…

Tiempo al tiempo”, sentenció un lector.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...