edición: 2783 , Viernes, 16 agosto 2019
08/11/2012
Las pensiones, en el punto de mira

La opinión pública teme nuevos recortes de prestaciones tras la previsión de déficit de Bruselas para España

Los lectores creen que Rajoy usará su `atadura´ a Europa para imponer duras medidas a corto plazo, en detrimento del crecimiento económico

Malas noticias para España. La Comisión Europea presentó ayer sus previsiones económicas para la Unión Europea y para España y, a juzgar por las cifras que manera Bruselas, el panorama no es nada alentador. Si no se adoptan nuevas medidas correctoras, el déficit nominal del país se situará en el 8 por ciento este año, el 6 por ciento en 2013 y en el 6,4 por ciento en 2014, unos objetivos que distan de los del 6,3 por ciento, 4,5 por ciento y 2,8 por ciento que marca como límite la Unión Europea. La cuestión es ahora si el Gobierno intentará un nuevo ajuste -ya sea antes del cierre del ejercicio o de cara al próximo- de dureza paralela a la de las declaraciones de la Comisión. También si Europa utilizará ese incumplimiento para exigir nuevas medidas a España. La opinión pública aprovechó, además, para criticar que el Ejecutivo lleve meses maquillando cifras y fingiendo una situación más idílica de lo que cabe esperar a cierre de ejercicio. En este sentido, Rajoy estaría incurriendo en la misma comunicación defectuosa que su predecesor.

Las previsiones de Bruselas también calculan, en cuanto al PIB, una caída de un 1,4 por ciento en 2012 y 2013, y un crecimiento del 0,8 por ciento, en 2014, lo que niega todo crecimiento durante 2013, tal y como defiende el Gobierno español. La deuda pública, por su parte, subirá, según los cálculos de la Comisión, al 86,1 por ciento del PIB en 2012, al 92,7 por ciento en 2013 y al 97,1 por ciento en 2014. Además, dado que determinadas medidas del Gobierno tienen un impacto temporal, la Comisión opina que el déficit de 2014 podría ser superior al de 2013. La peor parte es que el incumplimiento del país deja la puerta abierta a que Bruselas `sugiera´ nuevas medidas correctoras a España, una posibilidad que se ha negado hasta la saciedad por parte de España y de Europa durante los últimos meses, pero que, con el nuevo panorama en la mano, promete convertirse en una realidad. Eso sí, Bruselas ya ha adelantado en otras ocasiones que la Comisión tendrá en cuenta especialmente los esfuerzos llevados a cabo por el Ejecutivo español, y no sólo el déficit nominal, por lo que no todo está perdido para el Gobierno.

Así, el extra de déficit procedente de las ayudas a la banca no entrará en las cuentas de la Comisión Europea, pero como punto negativo, tampoco se contabilizarán los ingresos fruto de la amnistía fiscal -aunque éstos prometen no ser especialmente cuantiosos, a pesar de que se hayan proyectado unos ingresos de 2.500 millones de euros-, por tener la naturaleza de extraordinarios. Quedarán, asimismo, fuera de la lista, los ahorros puntuales, como la eliminación de la paga extra de los funcionarios.

RECORTES A LA VISTA

Con este panorama, los internautas tuvieron claro que, por mucho ajuste que haga Bruselas a la hora de interpretar los datos de la economía española, todo indica que habrá que seguir adoptando medidas y que éstas supondrán un nuevo mal trago para los ciudadanos. La cuestión es cómo, cuánto y cuándo. `Visto lo visto, esto lo arregla Mariano con unos cuantos recortes de aquí y de allá, preferentemente en sanidad y educación´, comentó un lector. Otro de los puntos más temidos se encuentra en las pensiones, como verdadero bulto de gasto que, al mismo tiempo, resulta intocable para la opinión pública. Sin embargo, esa presunta inquebrantabilidad de la prestación para los jubilados podría hacerse añicos con una sola palabra de Bruselas, y los internautas anticiparon que, si Europa lo manda, Rajoy no se negará, ni mucho menos, a obedecer sus órdenes. Otra cosa es que lo haga por obligación o porque, simplemente, podrá utilizar a Europa como chivo expiatorio para llevar a cabo un recorte donde más duele que, de otro modo, tendría un mayor -y tal vez irreparable- coste electoral.

Pase lo que pase, lo que resulta claro es que Rajoy y su equipo son los únicos en sostener que las cuentas de España `van bien´. Frente a esta posición se encuentra un bloque unánime y cada vez más amplio de voces de todo tipo que, con datos en la mano, prevén un cierre de año mucho peor del estimado por el Gobierno y un panorama menos positivo para 2013 del que se perfila desde filas españolas. `Tranquilos, señores, tranquilos, que el único que dice la verdad es nuestro Gobierno y el resto del mundo miente: lo que pasa todos los días -que hay más gente en el paro, mas desahucios, mas subida de precios, más bajada de sueldos...- es solo producto de vuestra imaginación, y claro que dicen la verdad cuando dicen que las medidas tomadas están teniendo sus efectos... Los jefes de nuestro gobierno, los bancos, están empezando a tener más beneficios y repartiendo más dividendos´, ironizó un lector.
En resumidas cuentas, los lectores dibujaron un panorama en el que `ya no es la oposición [en el Congreso] casi en bloque la que no se cree las cuentas de Rajoy´, sino que la propia Bruselas las desmiente con rotundidad. `El presidente y su inefable cuadrilla pueden querer seguir engañando a los españoles con sus cuentas, pero a Bruselas no se la cuelan´, censuró un lector. Toca, por tanto, prepararse para `más obuses ocultos de recortes y más recortes de lo público, ante una ineptitud sin límites´. Todo ello aliñado con llamadas a la dimisión del presidente.

Otros achacaron a la `herencia recibida´ la larga cuesta arriba a la que se enfrenta España de cara a los próximos años, e incluso achararon a Bruselas que, en lugar de prestar su apoyo, haga las veces de `enemigo en casa´ para imprimir pesimismo sobre la sociedad española y alejar al país de la senda de la recuperación. `Tenemos al enemigo en casa y con tanta desconfianza por parte de quienes no debían dudar de nosotros, no vamos a ninguna parte y cada vez peor´, aseguró un lector. Otros demandaron a Europa que se `ponga las pilas´ en lugar de `andar con parsimonias, vaivenes y dando vueltas de tuerca´, en clara referencia a la ausencia de políticas eficientes para defender los intereses de países en situaciones como la de España. `¿No te das cuenta que con esta actitud nos estás asfixiando por mucha voluntad y sacrificio que España esté haciendo?´, sentenció un internauta. Se pidió a Europa, en definitiva, menos avaricia y más apoyo. Desde el punto de vista político, además, los lectores más favorables a Rajoy comentaron que lo peor es que nos quedan tres años más de esta medicina por culpa de Zapatero, que nos ha dejado el país arruinado y sin un euro y con 5 millones de parados´.

En el lado opuesto se encuentran quienes consideran que cualquier país `civilizado del norte con una economía estable y con políticos no corruptos´ tiene derecho a no tolerar los desmanes de `un país donde han desaparecido miles de millones y los políticos y jueces han mirado hacia otro lado porque ellos son los ladrones´, para pedir luego `limosna´. `Me negaría rotundamente a dar ni un céntimo a esos países e incluso les echaría de la UE´. Y es que, desde este punto de vista, `tenemos lo que hemos cultivado: la ciudadanía ha mirado hacia otro lado y ahora toca tragar´, resumió un lector.

En cualquier caso, lo cierto es que desde dentro no se están haciendo las cosas como se debe o, como mínimo, los resultados de las duras políticas instauradas durante los últimos meses no están dando el resultado deseado. Por ello, y dado que `está demostrando que la gestión actual no es factible para tirar hacia adelante´, no pocos lectores se mostraron favorables a que la gestión del país recaiga en manos de una cúpula económica, `con economistas independientes y de eficacia, y con poderes para planificar una estrategia apta para conseguir objetivos´. No es la solución óptima, pero sí el `mal menor´ cuando `en estos momentos, el Gobierno central y las autonomías están fracasando día a día´.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...